Cuento de Terror 1: "La Lavadora"

Cuento de Terror 1: "La Lavadora"
Sinopsis:

Una madre cuenta a su hijo el origen de su temor al lavarropas. El secreto se revelará como algo terrorífico...

LA LAVADORA

MI MADRE TENÍA UNA FOBIA ESPECIAL a la lavadora. Era uno de esos viejos aparatos de tambor horizontal, que tenía una paleta giratoria en el centro. Siempre que mi madre tenía que meter la mano en el agua jabonosa del tambor, para retirar las prendas, lo hacía a regañadientes y adoptando una posición de defensa, como si se preparara para huir. Una vez, durante una tarde de lluvia, le pregunté sobre aquel miedo en particular. Mi madre esa vez había bebido demasiado y quizás por eso fue que me refirió una historia que me dejó helado.
    Dijo que hace mucho, cuando yo contaba con unos meses de edad, ella estaba esperando que terminara el ciclo de lavado cuando la máquina comenzó a emitir un sonido extraño. Era como un zumbar grave, dijo, que aterradoramente se parecía al respirar de una persona. Mi madre quedó impresionada y se metió en la casa, pero luego se tranquilizó y se dijo a sí misma que se estaba dejando asustar como una chiquilla. Regresó a la máquina, que ya había terminado de lavar, y metió la mano en el agua turbia para sacar las prendas. Entonces sintió un dolor agudísimo en la mano, y cuando trató de retirarla se vio imposibilitada de hacerlo, había algo allí abajo que la retenía y le desgarraba la piel. Ella gritó y volvió a tironear, y en ese segundo intentó logró retirar la mano… chorreante de agua jabonosa y de sangre. Le faltaba un dedo, el anular, lo que fuese que estaba allí bajo el agua se lo había arrancado. Se sentía a punto de desmayarse y no entendía nada. Y en ese momento ocurrieron dos cosas. Primero, la máquina comenzó a funcionar de nuevo pese a que la tapa estaba abierta, hecho que según el manual de instrucciones era imposible. Lo segundo que ocurrió fue lo peor de todo. Del agua turbia comenzó a salir una cabeza. Una cabeza pelada, diabólica, de ojos amarillos que se fijaban en ella. Sonreía. Entre sus labios tenía el dedo sangrante de mi madre, que aún se retorcía como una lombriz en el anzuelo. Mi madre alcanzó a cerrar la tapa de la lavadora y corrió a meterse dentro de la casa. 
    Ese fue el relato que me contó mi vieja aquella tarde. Pero mi padre después contó otra cosa. Dijo que el dedo lo perdió en un accidente laboral, mientras estaba borracha. 
    Pero si esa historia es cierto, ¿por qué mi madre eligió contar algo tan terrible a un chico de diez años? 
    Mis padres fallecieron tiempo después, y aún me sigo preguntando lo mismo.

23 comentarios:

  1. El imaginarme esa cara saliendo de la lavadora me hace estremecer. Buena historia.

    ResponderEliminar
  2. Se le quitan a uno las ganas de poner la lavadora...

    ResponderEliminar
  3. OMG!
    Me dejaste helaadaa
    Muy buen cuento me ha gustado
    F:Cammie

    ResponderEliminar
  4. q buen trabajo te felicito! cuidate besos sigue adelante!

    ResponderEliminar
  5. uy q miedo pero me salvo de mi tarea fantastico!

    ResponderEliminar
  6. jajaja ayayay ahora no podre sacar la ropa minimo una semana de la lavadora jajaja q bonitos cuentos haces :3
    saludos
    kat

    ResponderEliminar
  7. si eso asusta mi lavanderia esta abajo en un cuarto tipo sotano y me asusta algunas veces, cuando me quedo solita

    ResponderEliminar
  8. Felizmente mi lavadora esta malograda...jejeje
    mauro muy buena pero algo cortita.

    ResponderEliminar
  9. exelente historia me dejo intrigada

    ResponderEliminar
  10. ya no voy a poner la ropa en la lavadora

    ResponderEliminar
  11. muy buena history me dio mucho miedo ja ya no quiero lavar

    ResponderEliminar
  12. ola amigos q tal esa da mucho miedo no creen la historia no volveré a poner ropa en la lavadora

    ResponderEliminar
  13. ola la historia esta del asco nada mas de verla me dan nauseas

    ResponderEliminar
  14. hay q miedo no dan ganas de poner la ropa en la lavadora y despues sacarla

    ResponderEliminar
  15. buena historia bastante corta. Algunos de los comentarios me dio mucha risa.
    Tienes mucha imaginación.

    ResponderEliminar
  16. Hola acabo de leer el cuento se me pusieron los pelos de puntas que buena historia ya no bolvere ni aprender la lavadora

    ResponderEliminar

Más Cuentos de Terror:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...