Cuento de Terror 4: "Visita al Dentista"

Cuento de Terror 4: "Visita al Dentista"
LA SALA DE ESPERA ESTABA PINTADA DE BLANCO y lucía convenientemente aséptica. La niña se removía nerviosa en el asiento y miraba constantemente hacia la puerta cerrada del consultorio, desde donde provenía una serie de ruidos que le ponían los pelos de punta. Ruidos mecánicos, de succión, de cosas punzantes que giraban y se clavaban en el hueso. No debía haberse sentado tan cerca de la puerta. Tomó una revista del revistero y la hojeó sin mirarla, pero al cabo de un rato la dejó. Una mujer regordeta sentada frente a ella la miraba con cierta simpatía, y cuando la niña alzó la vista, le sonrió y le puso una mano cariñosa sobre el brazo. 

   -No te preocupes, no es tan malo como parece- le dijo la desconocida.   
  Pero luego de unos minutos el ruido del torno cambió, se volvió más agudo, como el de un enjambre de avispas enfurecidas, y la desconocida hizo una mueca de desagrado o temor y ya no intentó volver a consolarla. 
    La niña transpiraba frío. Tenía una imaginación muy vívida y en su mente podía ver las cuchillas afiladas del torno que se introducían entre las doloridas muelas del paciente. La aguja de la anestesia, clavándose en la carne de las encías, cada vez más profundo, hasta llegar al hueso del maxilar. Abriéndose paso entre la carne mientras el paciente retorcía sus manos y pies sobre la camilla. Cerró los ojos y trató de calmarse. “Si mi mamá estuviera aquí…”, pensó. Pero ella no estaba, no tenía a nadie quien la cuidara. El verano anterior había sido realmente dramático y entonces… 
    -Viviana Rodriguez- dijo la asistente, saliendo abruptamente de la puerta.
    Esa era otra cosa que le asustaba tanto. Los pacientes entraban por una puerta, pero salían por otra. ¿Por qué? ¿Qué era lo que el dentista no quería que viesen los demás? Los hacía salir por una puerta trasera, como si fuesen… como si fuesen… 
    -Viviana Rodriguez- repitió la asistente con impaciencia. 
   Como si fuesen los muertos de un hospital. 
   La niña se paró con gran esfuerzo y se dirigió al consultorio. Sus piernas parecían de goma. La asistente por poco no la empujó hacia la camilla. La niña se recostó, mejor dicho se dejó caer sobre la camilla, y al rato vio la cabeza enmascarada del dentista, que se recortaba contra la fuerte luz de la lámpara extensible. 
   -A ver esos dientes- dijo el doctor a través de la mascarilla. 
   Comenzó a examinarle la dentadura, primero con los dedos enfundados en guantes, luego con la ayuda de un espejo de metal. Y al cabo de un rato el médico frunció el entrecejo. 
   -¿Qué… 
   Fue en ese momento que los dientes de la niña, largos y afilados como navajas, se cerraron sobre sus dedos y los cercenaron. La niña tenía los ojos rojos y echaba una espuma verde por la boca. Una lengua bífida, de unos treinta centímetros de largo, salió de su boca y lamió con avidez la sangre del dentista. Y luego se echó sobre él, antes de que pudiera gritar. 
    La recepcionista, que se había perdido detrás de una puerta interna, salió al escuchar un ruido y su bandeja de metal cayó al suelo. La niña se volvió hacia ella. Ahora tenía su propia máscara, hecha de sangre oscura y caliente. La lengua le colgaba como la de un perro, hasta la mitad de su pecho. La recepcionista comenzó a girar su cuerpo para huir, pero la chica saltó en dirección a su cuello y su boca se abrió con un crujido. 
     -Cuánto qué tarda- dijo la mujer regordeta en la sala de espera-. Espero que la niña esté bien. 
    Los otros pacientes no le respondieron. Se sentían nerviosos. Del otro lado de la puerta les llegaban sonidos de succión, de chapoteos. ¿Qué diablos le estaban haciendo a esa pobre niña? 
     Al rato, la puerta se abrió, pero la recepcionista no salió. Desde el interior del consultorio, se escuchó una vocecita que decía: 
    -El siguiente. 
    La mujer regordeta dejó a un lado la revista y se incorporó de la silla. 
   -Mi turno- dijo a nadie en particular, ensayando una sonrisa vacilante. Tomó una profunda inhalación y se metió en el silencioso consultorio. 
    La puerta se cerró a sus espaldas. 

Cuento de Terror 3: "El Aniversario" 

40 comentarios:

  1. MUY BUEN CUENTO !! EXELENTE!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Lorena, es el primer comentario que recibe el blog! jaja. Muchas gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  3. jeje ola! padre tu cuento, yo llegué hasta aquí por la recomendación de Lucas Libre en comentarios de un video de youtube :) suerte con su blog!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias, me alegro que te haya gustado. Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Estoy comenzando a leer desde la historia #1, e historia tras historia se pone mejor. Felicidades, no dejes de escribir.

    ResponderEliminar
  6. Una historia increíble, espero que su blog siga teniendo muchas visitas y que los lectores disfruten tanto como he disfrutado yo de este cuento.

    ResponderEliminar
  7. me gusto pero me cage hasta las patassssssssssssssssssssssssssss"""""""""""

    ResponderEliminar
  8. que buen cuento te felicito!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Chuuuta ajaj yo pensé que el dentista era el malvado jajaj un exelentisimo cuento te felicito OOOO (O = Abrazos)

    ResponderEliminar
  10. muy buenas historias soy una niña de doce años y tengo que hacer un album de 20 cuentos de terror y me recomendaron esta pagina, tienes mucho talento deberias escribir un libro me etremezco de terror al leer llevo 5 horas leyendo y no me canso gracias por ser tan creativo y ayudarme tantode seguro sacare 10 con tus historias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, espero que te vaya bien con la tarea. 5 hs leyendo!! Wow eso es un record jaja. Un saludo!!

      Eliminar
  11. Uou mucha imaginacion es muy chulo me guastan tus historias

    ResponderEliminar
  12. Un final inesperado, buena historia

    ResponderEliminar
  13. Los estoy leyendo desde el principio. Hasta el momento este es mi favorito. Excelente sigue así Mauro.

    ResponderEliminar
  14. dio un giro totalmene inesperado. Crei que el doc era el malo, mm pobre doctor.
    Mauro tus historias son muy originales

    ResponderEliminar
  15. buenisimo Mauro, en pocos renglones se te pone la piel de gallina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tucho, gracias por escribirme. Vi que pusiste el mismo comentario tres veces, quizás pensando que no se había publicado, pero no es necesario hacer eso, porque los comentarios están moderados, es decir, yo tengo que aprobarlos. Esto es para evitar el spam y los comentarios fuera de lugar. Un saludo.

      Eliminar
    2. gracias mauro, la verdad no me di ni cuenta, puede ser que haya enviado de mas pensando que no llegaban. saludos.

      Eliminar
  16. LOL! pense que ivan a matar a la nenita o algo asi
    muy bueno sigue asi , saludos luna :3

    ResponderEliminar
  17. me gusta eta leyenda buenisiimo!!! felicitaciones

    ResponderEliminar
  18. ¡Que buena!,pensé que la niña era la inocente,pero me equivoqué.

    ResponderEliminar
  19. me gusto pero necesito uno de puras mujeres máximo 4 que es para una tarea con arte sangre po favor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Catalina, creo que tengo dos historias así: el Nº 10 "El fantasma de Youtube" y "Enfermera nocturna" (no me acuerdo qué número de historia es. Espero que pueda servirte. Lo que no entendí es eso de una tarea con arte sangre, pero bueno, te mando un abrazo.

      Eliminar
  20. osea la niña con dientes afilados como navaja era lucia ??

    ResponderEliminar
  21. holaaaaaaaaa omi dios me encanto la historia es increible que se te aya ocurrido increicle historia ADIOS CHICA ANÓNIMA

    ResponderEliminar
  22. oye te felicito deberias hacer una de anabelle eres un muy buen escritor como en mi tarea me encargaron uno de terror y presisamente queria el de amabel pero como no lo tienes pondre el mas chido que te encontre osea todos estan bien chidos pero solo uno me gusto mas y fue el de el dentista espero que sijas poniendo mas para pasarlos a mi libreta de español muchas felicidades esre el mejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, tengo uno de una muñeca que se llama, precisamente: "Muñeca maldita". Echa una ojeada, tal vez sea lo que estás buscando. Abrazos.

      Eliminar
  23. que buen cuento de terror xd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, anónimo. Un abrazo.

      Eliminar
  24. holiwis
    me encanto el cuento pero siento que le falto un final mas aterrador como que le paso a la mujer gorda del cuento despues de que se cerro la puerta detras de ella........
    siento que fu demasiado suspenso
    crees que podrias mejorar el final un poco haciendo que sea mas aterrador.
    porfavor
    saludos espero estes bn sigue a si tus cuentos son super

    ResponderEliminar
  25. hola tus cuentos son feos........
    lo cual es bueno porque son de terror a si que me gustan este adiosito

    ResponderEliminar
  26. alguna vez pensaste en ganar premios escribiendo cuentos, historias o novelas de terror?

    ResponderEliminar
  27. jejejeeje me asuste!! bueno el cuento... :)

    ResponderEliminar

Más Cuentos de Terror:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...