CDT 61: "El Llanto de un Bebé a Medianoche"

Regresaba el matrimonio de una larga cena de reconciliación, en un restaurante del centro. Luego de múltiples súplicas y juramentos, Lili había convencido a su marido de que nada había sucedido con aquel misterioso hombre que había conocido en un gimnasio, el año anterior; ahora los esposos se hallaban sumergidos en un neutral silencio, camino a casa. 
Llegaron a eso de la una de la madrugada; Lili, que se retocaba el lápiz labial en el espejo del coche, miró las escalinatas de acceso a su hogar y apretó el brazo de su marido.
-Los chicos- señaló-. Los chicos están afuera. 
-Oh, mierda, y ahora qué- gruñó Luis.
Los dos chicos mayores, Juan y Cristina, vestidos ambos con pijamas, estaban sentados en el porche de la casa y se abrazaban entre sí. Luis detuvo el coche y se bajó, maldiciendo, seguido por su mujer, que se apresuró a levantar en brazos a sus dos retoños.
-¿Qué pasó?- preguntó el padre, la cara de repente transformada por la furia-. ¿Dónde está la niñera? ¿Por qué los dejó salir, con el frío que hace?
-¿Dónde está el bebé?- casi chilló la madre.
Los chicos estaban muy nerviosos y balbuceaban, sin embargo, al cabo de unos segundos, los padres comprendieron lo que querían decir. Según ellos, había un problema con Lula, la niñera. 
Al principio, dijeron, Lula se comportó de forma normal. La chica les dejó ver la tele un rato, y luego los bañó y los mandó a dormir. Pero a eso de las once y media de la noche, el teléfono en la planta baja empezó a sonar, y cuando la niñera atendió, algo pareció cambiar en la casa.
-¿Cómo que empezó a cambiar?- se impacientó el padre.
-El frío… empezó a hacer mucho frío- dijo Cristina-. En toda la casa.
-Y la niñera… ella empezó a gritar- agregó Juan-. Aunque más que gritar, parecía ladrar. Y se empezó a arrancar la piel de la cara con sus propias manos...
-Después subió por las escaleras, y se metió en la habitación del bebé- dijo Cristina-. Nosotros teníamos mucho miedo, miedo por el bebé, y salimos de la casa, a esperarlos a ustedes...
-¿Y el bebé? ¿Dónde está mi bebé?- dijo la madre, llevándose una mano a la boca.
-Ya les dijimos: Lula está con él.
-Oh, por Dios, oh por Dios… ¿qué es lo que está pasando?
-Yo sé lo que pasa- dijo el padre, y abrió la puerta de un golpazo-. Esa chica anda con drogas. Todos los adolescentes son iguales…
-¡No, papá!- dijeron los chicos, al unísono, tratando de retenerlo.
Sin embargo, luego de avanzar dos o tres pasos dentro de la casa, el hombre se detuvo por cuenta propia, pasmado por lo que veía delante de sí. El living, el mismo que su esposa había decorado con esmero durante tantos años, siguiendo siempre los últimos gritos de la moda, ahora aparecía cubierto por una inexplicable capa de hielo. Los sillones y los muebles estaban congelados, y del techo pendían estalactitas del tamaño de piernas humanas. Por las escaleras, ubicadas entre la cocina y la pequeña bodega, descendía una lenta y constante bruma de frío, que se arremolinaba en torno al pasamano de madera. El hombre retrocedió un paso, y la alfombra congelada crujió bajo sus pies. Bajó la vista y se quedó mirando la alfombra repleta de escarcha, pestañeando estúpidamente. Luego observó a su esposa:
-Lili, ¿qué mierda…
-Lula está allá arriba- dijeron los chicos, sus rostros como dos óvalos blancos de miedo-. Se volvió mala. Aquella llamada la volvió mala, la transformó. Ahora tiene la cara negra, y camina de una forma rara. Como si estuviera doblada en dos. Nosotros la vimos. Queremos irnos, papá. Marchémonos de aquí…
Las súplicas de los dos hermanos se vieron cortadas por el llanto del bebé, nítido y penetrante desde las profundidades del segundo piso. La madre se tapó la cara con ambas manos y comenzó a sollozar.
-Mi bebé, mi bebé…- decía.
-Iré arriba a buscar al bebé- dijo el padre, ante la renovada desesperación de sus hijos. Tomó el extintor sujeto a la pared y lo blandió a modo de bate-. Lili, quédate aquí con los chicos, y llama al 911. Yo me encargaré de esa desgraciada.
-Iré contigo- dijo la mujer-. No me quedaré a esperar aquí abajo, mientras mi bebé está en manos de esa loca.
-No, mamá, no, papá…- chillaban los chicos.
-Ustedes quédense aquí- vociferó el padre.
-Pero, ¿es que no se dan cuenta de que todo esto está mal? ¿No ven el hielo por todas partes? Tienen que escucharnos, esto es obra del Diablo…
Pero los adultos no prestaron atención a tan coherente objeción por parte de los chicos. Comenzaron a subir los escalones, aferrándose al pasamano, porque la escalera estaba muy resbaladiza. Cuando llegaron arriba, miraron hacia el pasillo y se perdieron en sus profundidades; Lili gritaba con desesperación el nombre del bebé, mientras el padre blandía el extintor de un lado a otro.
Los chicos quedaron al pie de las escaleras, mirando hacia arriba, sin saber qué hacer. Pasaron los minutos, y no se escuchó otra cosa más que sus respiraciones agitadas, además del crujido del hielo al resquebrajarse. Creyeron escuchar un golpe amortiguado, aunque luego no supieron decidir si lo habían imaginado o qué.
-¿Mamá?- gritó Cristina, al cabo de unos minutos-. ¿Papá? ¿Dónde…
-Shhh… hay algo… algo que baja por las escaleras…
-¿Dónde?
Juan lo señaló. Al cabo de un rato, los chicos se tomaron de la mano y retrocedieron un paso. Por las escaleras, bajando como una serpiente escarlata, venía un pequeño aunque constante arroyo de sangre. El arroyo bajaba lentamente, escalón por escalón, y parte del mismo se congelaba sobre la superficie escarchada de los escalones. Parecía que había mucha sangre allí arriba. Mucha, mucha sangre.
La pregunta era: de dónde. De dónde venía esa sangre.
Ninguno de los chicos se quiso hacer la pregunta.
-Debemos irnos- murmuró Juan en cambio-. Debemos irnos, antes de que ella baje.
-¿Y el bebé? ¿Y mamá y papá? No podemos dejarlos ahí.
-Es cierto- dijo el chico, súbitamente reflexivo.
Luego de unos instantes de duda, comenzaron a subir, tomados de la mano. Evitaban pisar el reguero de sangre, aunque era muy difícil porque a esas alturas las escaleras se habían vuelto casi por completa rojas.
El frío parecía mucho más intenso allá arriba. Podían notarlo por cada escalón que subían. El segundo piso permanecía en tinieblas, por lo que no podían ver más allá del descansillo. A mitad de las escaleras, se detuvieron para escuchar.
-¿Qué es eso?
-No lo sé- dijo Juan, con la respiración entrecortada-. Parecen… ¿pelotas?
En efecto, parecía que algo pesado, como una pelota de fútbol, o de básquet, rodase a través de los corredores del segundo piso. El problema era que en la casa no había ninguna pelota; Juan se dedicaba al atletismo, mientras que Cristina tomaba lecciones de danza.
Se miraron.
-Tal vez sea una de las maceta de la habitación de mamá- aventuró Juan, tratando de apartar las horribles imágenes que poblaban su mente.
-Es posible, sí- dijo Cristina, lanzando un trémulo suspiro.
En ese momento, en la habitación de arriba, el bebé reanudó su penetrante llanto.
 -No podemos dejarlo- se recordaron a sí mismos.
En ningún momento pensaron en llamar a la policía. Intuían, con la sabia y primigenia intuición de los chicos, que aquella situación no se resolvería con un llamado a las autoridades. Simplemente siguieron subiendo, hasta llegar al final de las escaleras, donde se encontraron con un horror indescriptible…



La casa había quedado en silencio otra vez.
De vez en cuando el hielo crujía, y alguna estalactita se desprendía del techo y se hacía añicos contra el suelo congelado. Pero, salvo por estas interrupciones, el silencio era absoluto.
El teléfono comenzó a llamar.
Llamó cuatro, cinco veces, en la oscuridad de la casa, hasta que saltó el contestador automático.
-Cuídalo, Lula- dijo una voz repugnante e inhumana, una voz que, de haberla podido escuchar, Lili la hubiese relacionado, siquiera remotamente, con la voz de aquel fascinante y misterioso hombre con el cual había engañado a su marido, hacía ya doce meses atrás-. Cúidalo con tu propia vida. Es mi Hijo, y tú serás la Tutora. Así que cuídalo con tu propia vida, porque Él, cuando crezca, heredará la Tierra, y será la perdición de todos los Hombres...

63 comentarios:

  1. Ginnie: Para serte sincera no me gusto mucho la historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que es su nombre(el de tu lectora)

      Eliminar
    2. Yop o sea no tengo una cuenta asi que uso mi apodo (Ginnie) aunque me llamo Ginger.

      Eliminar
  2. Como siempre un muy buen relato Mauro. Suspenso y terror, mi combinación favorita.
    Eso le pasa por infiel, jejeje.
    Te has hecho extrañar.
    Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribirme, Eduardo. La infidelidad no sé si es buena o mala, pero ciertamente hay que cuidarse. Hay otro cuento que vinculo con este: el Nº 2, "La última pieza". Abrazos!!

      Eliminar
  3. Ya te estaba comenzando a extrañar... :) que bueno iniciar mayo con una buena historia, aun que siento que algo le falto, pero aun así me gusta.

    Cariños!!!
    Fabiola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fabiola, no sos la primera en decir que le faltó algo, así que supongo que le falta algo nomás jaja. Después la reeleré y veré que pasa. Abrazos!!

      Eliminar
  4. Genial mauro me imagine cada parte de la historia =) y el final no me lo esperaba muy buena historia :robert:

    ResponderEliminar
  5. Demasiado corta y muchas cosas quedan sin explicacion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, admito que la historia es algo críptica, pero creo que todo o casi todo está explicado, sólo que no en forma tan evidente.

      Eliminar
  6. Ohhh Mauro! Te extrañe mucho. Es increible como haces que mi imaginacion vuele :) Me puso los pelos de punta :$ Es curioso pero gracias por inspirar miedo ;) Muchos exitos! Y no te vayas tanto tiempo :(
    Chapes :) Lucero♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya mencioné eso anteriormente, el hecho de que los lectores me agradezcan por "hacerles dar miedo" es muy raro, jaja. ¿Y chapes? ¿Qué es eso? Un abrazo...

      Eliminar
  7. Hola Mauro..comparto aquello que te has hecho extrañar...
    Me gustó tu historia... hasta el frío de la casa lo sentí...
    Un gusto escribirte nuevamente ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra, me alegra tener noticias tuyas y que te haya gustado la historia. Un abrazo!!

      Eliminar
  8. Buena historia, pero siento que le falto un tantito mas de miedo. .. De todos modos sigue adelante, eres muy bueno en esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, más miedo, no hay problemas. El próximo viernes veremos qué pasa. Un saludo...

      Eliminar
  9. Bueno, Mauro, vamos a criticar un poquito:
    Me gusta el título porque desvela poco de la historia pero está relacionado(no como "El vampiro"). Y el final es bastante inesperado ya que, según la mayoría de relatos (y películas) de este estilo, quien se quedaría con el bebé(el cual, me parece que ni siquiera le has puesto nombre XD) sería Lili.

    Si la persona que llamó tenía "una voz repugnante e inhumana", ¿cómo sedujo a Lili?

    Hay muchas cosas extrañas y terroríficas en esta historia, me quedaré con dos que poca gente destacaría:
    1º No tenía una sola pelota en casa(¿no tiene amigos que sepan jugar al fútbol, baloncesto, tenis,...?).
    2º "Cúidalo", simplemente, espero que sea un error del corrector.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, lo de la pelota, mientras escribía el cuento, me lo pregunté varias veces, pero ahora que lo veo mencionado me doy cuenta de que es un detalle poco creíble. Y lo de la voz repugnante... bien, supongo que cuando pongo "siquiera remotamente", doy a entender que no es la misma voz, pero Lili podría reconocerla en el fondo. Aunque admito que tampoco está bien aclarado...
      Lo de "Cúidalo" ya está arreglado.
      Saludos, y muchas gracias por tus interesantes observaciones!!

      Eliminar
    2. Mauro hubiera quedado más siniestro si hubieras puesto que las pelotas eran las cabezas de sus pafres.pero aun
      Así la historia esta genial
      Sigue adelante

      Eliminar
    3. Hola anónimo, no quise ponerlo en forma explícita, pero de hecho, el ruido de rodamientos de pelotas que escuchaban los chicos en el segundo piso ERAN las cabezas de sus padres. Tal vez debí aclararlo un poco más, pero creí que quedaría mejor si lo dejaba al libre albedrío del lector. Saludos!

      Eliminar
  10. Este no me gustó, lo siento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no sos el primero en decirlo, este relato recibió una cantidad inusitada de críticas, por lo que tendría que decir, guiándome por este parámetro, que es el peor de los que publiqué hasta ahora.
      ¿Alguien más de acuerdo con esto?

      Eliminar
    2. NOOOOOOOOOOOOOOOO , a mi si me gusto mucho y mira que he leido todas todas tus historias , solo q algunos quieren que le expliquen con dibujitos para que puedan enternder bien , Buena historia!!!!!!

      Eliminar
    3. Ok, Marilu, es posible que al ser algo críptica y dejar mucho a la imaginación, esta historia haya descolocado a algunos lectores. Abrazos!!

      Eliminar
    4. Jajaja Muy pero muy de acuerdo con Marilu Cordova! XD no pude haberlo explicado mejor y hasta me causo mucha risa jaja Saludos

      Eliminar
  11. Mauro me gustó tu historia, solo que un poco corta para mi gusto... Espero que el próximo viernes no te olvides de publicar jaja saludos!
    Sol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sol, trato de publicar historias cortas y largas, porque hay gente que gusta de los relatos largos y otros que no, aunque últimamente me salen mejor las largas. Y no me olvidé de publicar jaja es que no tenía nada bueno para mostrar a los lectores. Abrazos!!

      Eliminar
  12. hola mi principe del terror, pienso q sta historia hubiese sido una de tus mejores historias, ya q al principio y mediados d sta, staba marchando d lo mas stupendo, no se el xq lo cortaste tan drastico, djando muchas intrigas, incognitas y dudas. a los lectores les gusta historias sencillas d leer y enteder y con bastant terror, eso es lo q las hace grandes historias y muy populares. no voy para nada con historias d lenguaje tecnicos ni fuera dl tema en specifico. con respecto al al tema anterior d lo dl perro si lo tomo como una sememjanza, puesto q yo hice el bien x mi perro y he sido muy bendecida x eso y sin embargo el hombre lo mato sufrio las consecuencias, pero se dio cuenta d su herror muy tard. volviendo al tema del bebe, todos los lectores specialment yo necesitamos q corrijas el cuento no le des el gusto a ciertos criticos q stan dolidos x hay buscando cualquiera cosa para escarnizar. siento q debes agregarle mas terror, aclarar las dudas y coregir lo q sta fuera d orbita, ya tu sabes q son eso y como lo debs solucionar, sta sera una gran historia xq tiene mucho potencial. asme caso y ya veraz los buenos resultados. muchos besos mi querido Mauro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Yuri, gracias como siempre por comentar y por dejar el comentario más largo jaja. Lo de la historia del perro: cuando me refería a lo de las diferencias, hablaba de cómo hay tanta gente que desprecia y maltrata a los animales, y por otro lado hay otras que se desviven y sufren por ellos, como es tu caso. Lo del relato actual: el martes o el miércoles voy a releer el relato y veré qué puedo sacar en limpio de él, de momento, haciendo una rápida estadística, te puedo decir que recibí entre el blog y la fanpage 46 comentarios, 39 positivos y 7 negativos, lo cual es un récord (nunca recibo más de uno o dos comentarios negativos, si es que los recibo). Si bien no está nada mal, es evidente que algo pasó, y como bien dices, tal vez haya que revisarlo.
      Un beso!!

      Eliminar
  13. Manoli Fernández4 de mayo de 2014, 10:00

    Mauroooo segunda parte ya!!!!! Este cuento se da a eso una segunda parte para esclarecer mas las cosas,aunque yo creo que es bueno ejercitar la imaginación y que no nos des todo mascado.Madre mía se me congelo la sangre solo de pensar en lo,pérfido del bebé.....ufffffffffff!!!!!! Mi nena que inspira ternura....a mi me pasa eso y salgo corriendo sin mirar atrás jjjaajjaaaaaaaaaaaa,un abrazooooo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Manoli, creo que vendría bien una segunda parte, y lo de no dar todo mascado, eso también es muy bueno, por lo general dejo intencionalmente algún dato suelto en la historia, para que los lectores imaginen el resto y no sean tan perezosos jaja. Un abrazo, y cuidado con los nenes que inspiran ternura, a veces son los peores en las historias de terror!! jaja.

      Eliminar
  14. No se si es mi imaginación, pero podría asegurar que este cuento tenia un final distinto. ¿Editaste la entrada? Porque recuerdo que cuando lo leí por primera vez, en el final de la historia decía que los vecinos se despertaron por el llanto de un bebe y recuerdo que la ultima oración decía algo como "...Y se quedaron en medio de la oscuridad (refiriéndose a los vecinos), sudando, con los ojos bien abiertos...". Me sorprendió que ninguno lo haya comentado , lo que me hace dudar si realmente leí eso o fue parte de mi imaginación, quizá producida por el sueño que tenia.

    PD: No se si se duplicó el comentario porque no habia entrado en mi cuenta de google y me hizo recargar la pagina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Facundo, no lo soñaste ni estás loco jaja, esa parte la suprimí después de publicar el relato, porque me parecía que estaba demás y restaba fuerza al final. En realidad siempre estoy corrigiendo los relatos, eliminando y sustituyendo palabras, o cambiando frases, lo que pasa es que son correcciones mínimas, en cambio en este cuento suprimí tres párrafos, por eso fue tan "visible".
      Buena observación, se nota que estás muy atento jeje.
      Abrazos.

      Eliminar
  15. no me jodas, de todas maneras no quería dormir xDD
    ¿que le paso al bebe,Lili,Louis,Juan y Cristina? me dejaste con muchas dudas!
    aunque siendo sincera no entendí mucho al principio y tuve que volver a leer...sigo sin entender mucho pero na...

    bueno espero la siguiente historia con ansias :)






    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que todos los integrantes de la familia, excepto por supuesto el bebé, estén muertos... aunque sólo es una posibilidad, si esto te pone triste, puedes inventarte otra :)
      Un abrazo Jo, y nos vemos el próximo viernes.

      Eliminar
  16. Hola, Mauro! xd me dejaste el cerebro congelado cn el frío jajajaja.... me gustó la historia, aunque se me hizo raro que habiendo tres niños en la casa no hubiese ningún tipo de pelotas, xq en que hogar no hay pelotas?? cn excepción sólo en tu historia jejejeje, otra cosa que triste que x la infidelidad de Lilly, aya pagado toda la familia, xk creo que los q deben pagar son los infieles y no todos, pero en fin es mi humilde opinión..... Saludos y xfas no te pierdas tanto :'( q se te extraña O:-)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel, lo del tema de las pelotas ya me lo recriminaron varias veces, si no fuera porque trato de ser educado, podría hacer un chiste chabacano al respecto jaja. Y con respecto a la infidelidad... se dice que cuando una mujer es infiel, lo es por despecho, así que el marido tal vez no sea tan inocente... digo yo, no sé. Y los hijos siempre están en el medio. Cualquier semejanza con la realidad...
      Te mando un abrazo!!

      Eliminar
    2. Hola, Mauro. No era mi intención:'( :'( :-( que lo tomaras como recriminacion =-O xk no era no te lo estaba recriminando, :'( simplemente me pareció curioso, el hecho de q no hubiera pelotas.... sobre el chiste chabacano creo sería chido escucharlo, rectificó: leerlo jajajaja...
      Sobre la infidelidad a que te refieres exactamente al decir; que si se es infieles, es por despecho??? Eso suena cómo si estuvieras justificando la infidelidad =-O....

      Eliminar
    3. Nah, ya sé Raquel, lo dije solamente para hacerte el chiste jaja. Y no creo estar justificando la infidelidad, sólo dije que es probable que la mujer no sea la única culpable... no sé si me entiendes. Te mando un abrazo!!

      Eliminar
  17. Hola mauro me llamo alexander llevo leyendo tus historias ya como 2 meses y la verdad me encantan y si hoy me atrevo a escribirte es porque quiero que me hagas un favor... resulta que me he encontrado con una amiga que no veia hace años un me ha contado una historia que le paso a ella y la verdad que parece sacada de una pelicula de terror... y para mi seria un honor que lo publiques claro esta que si puedes bueno si es asi y eso espero en verdad dejame tu correo y te lo envio por archivo word y tu con la historia ya haces magia como bien lo sabes hacer ... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, Alexander, mandame la historia a maurocroche@gmail.com, voy a ver si puedo hacer algo interesante al respecto. Justamente estaba pensando en sacar varias historias basadas en hechos reales, así que... Un saludo.

      Eliminar
  18. mauro haras segunda parte????
    y muy buena historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, Axel, tengo ganas de continuarla pero en la misma historia, algo así como una versión 2.0 jaja. Saludos...

      Eliminar
  19. hola mauro soy alexander solo te queria decir que ya te mande la historia espero la publiques en estos dias gracias de antemano y que sigan los exitos suerte... :) ha y porfa dale unos detalles como lo sabes hacer jaja... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alexander, ya leí la historia, creo que se puede hacer algo muy bueno con eso. Dame un poco de tiempo y luego la publicaré, gracias por confiar en mí. Un abrazo.

      Eliminar
  20. cual es el autor???? o es anonimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los cuentos aquí publicados son míos, un saludo.

      Eliminar
  21. Ow pobre lula, se convirtio en la niñera del hijo del diablo sin querer! mauro queria mas detalles de como se arranco el rostro como doblo su torso no se algo mas jaja aun asi estuvo muy buena la historia, y esa lili es una joyita! jaja abrazos! josse

    ResponderEliminar
  22. la historia estubo bueni...al principio no lo entendi mucho pero el final me gusto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo contrario que la mayoría de los lectores, que entendieron el principio pero no el final jeje. Gracias por dejarme tus impresiones, te mando un saludo!!

      Eliminar
  23. Genial historia, Mauro! Y aunque no suele suceder a menudo, has conseguido asustarme. Tienes un talento fenomenal para crear una tensión y una pesadez en el ambiente... De buena manera, claro. La parte de las escaleras me ha producido escalofríos (una novedad, para mi). Y respecto a los comentarios sobre el inicio y el final de la historia, yo creo que está bien estructurada: Al comienzo has puesto el problema de la niñera, luego en el desenlace la historia ha llegado a su clímax y nos ha espantado a todos, y finalmente, tenías que justificar los hechos: el niño era el hijo de un demonio o ente maligno. Lo que sucede con los comentarios es que existen ese tipo de relatos, que te impresionan y sorprenden con un final "inesperado" (en ocasiones absurdos, sin sentido), pero hay que comprender que esa clase de finales a veces se hacen demasiado presentes y pierden su encanto. A mi, en lo personal, me ha gustado mucho. Ese detalle de agregar el hielo en la casa ha sido encantador y también ha colaborado mucho en crear la tensión y pesadez de la que hablo. Por cierto... Vaya karma para Lili! Se lo merecía, aunque siento lástima por los niños.
    Saludos! (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mizu, creo que diste en el blanco con respecto al final, que ciertamente fue algo abrupto y provocó reacciones bastante negativas en los lectores, acostumbrados a otro tipo de desenlaces. Creo que ya lo dije anteriormente, pero a veces siento la necesidad de cambiar los estilos, la forma de contar las historias, para no aburrir a los lectores, pero principalmente, para no aburrirme a mí mismo. Con esto obvio que corro el riesgo de perder lectores que gustaban de mis primeros cuentos, pero bueno, es lo que me sale jeje.
      Y lo del detalle del hielo... creo que lo saqué de un sueño que tuve. Con esto te doy indicios de la cualidad de los sueños que suelo tener...
      Un abrazo, gracias como siempre por acompañarme.

      Eliminar
  24. Hola es La primera qe Leo .. Muy Buena me Gusto Pero.. Por Qe Eligio a Lula? Qe la conectaba con el? Qe Paso con los niños murieron? ... Ja me qedan tantas dudas pero me gusta xq yo imagino diferentes finales saludos sos grande :) Soy Ani

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja exacto Ani, hay que imaginarse el resto de la historia, creo que a veces es mejor así, para que el lector no sea tan vago jeje. ¿Y por qué no te gustó el hielo? ¿Es un detalle poco convincente, o simplemente no te gusta el frío? Un abrazo...

      Eliminar
  25. Lo unico Qe no me gusto fue El Hielo jiji Ani

    ResponderEliminar
  26. Cuando leí lo del hielo me transportó a una película animada muy famosa que salió hace algunos meses, eso me congeló el miedo :P, recuerdo que había sangre fluyendo por las escaleras y motivó a que continuara leyendo porque estaba a punto de dejar de leerlo. Llegué al final de la historia, la mayoría de los cuentos están muy bien para explotarlos y hacerlos más largos. si fuera tú, y no lo soy, es sólo una opinión, tomaría los cuentos que más me gustaron y los extendería y perfeccionaría mucho más, lo sé, lo sé, cada quien tiene sus propias ideas y proyectos y es muy respetable. Y que bueno que escribas tanto y tan seguido porque justo este tipo de cuentos e historias me fascinan leer y no había tenido la oportunidad de encontrar a alguien que escribiera lo que a mí me gusta y sobre todo tan bien como tú. uff!! por eso prefiero escribir correos personales :P :)
    nos vemos

    ResponderEliminar

Más Cuentos de Terror:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...