Cuento de Terror 63: "Vuelo Fantasma"

El vuelo, que era turbulento, arrancaba grititos de pánico a los pasajeros. Las azafatas se habían puesto el cinturón de seguridad, y nos observaban con nerviosas y forzadas sonrisas desde sus asientos ubicados al fondo del pasillo. Luego de una sacudida fenomenal, que hizo que todos los pasajeros, incluso los más ateos, clamaran por la presencia de algún Dios, mi ocasional compañera de viaje, una mujer de cincuenta o cincuenta y cinco años bien llevados, al notar mi sobresalto me puso una mano sobre el brazo:
-Tranquilo, joven- dijo, con una voz suave, increíblemente relajada-. ¿Cómo es su nombre?
-Mauro, señora, ¿y el suyo?
-Encantada, yo soy Gladys. ¿Sabe lo que sería bueno para estos casos, Mauro?
-¿Un paracaídas?
La mujer rió. Al hacerlo, se puso una mano sobre la boca, como hacen los chiquillos.
-No me refería a eso: hablo de historias de terror.
-¿Historias de terror?- repetí incrédulo.
-Sé que parece una locura, pero los cuentos de terror ayudan a olvidar el verdadero miedo. Era lo que hacían nuestros ancestros, para olvidar los peligros que acechaban en la oscuridad de la noche. ¿Le cuento uno?
-De verdad, no creo que parezca buena idea…
-Es una historia real, sobre un avión maldito- siguió la mujer, sin prestarme atención-. Pero tranquilo: no se cae ni se pierde en el océano.
-Un avión maldito… justo lo que necesito oír en este momento…
-Exacto: un avión maldito- dijo la mujer, ignorando mi desesperado sarcasmo-. A la historia me la contó mi cuñado, que durante mucho tiempo trabajó en una empresa de aerolíneas. ¿Quiere escuchar la historia, o no?
-¿Acaso tengo otra opción?
Se generó una nueva sacudida, que hizo que algunos bolsos cayeran y una mujer sentada en los primeros asientos lanzara un agudo grito, similar al de un pájaro. Cuando la calma más o menos regresó al lugar, mi compañera de viajes siguió hablando:
-El avión en cuestión era un 737, importado de Francia. Su patente comenzaba con las letras EVL, por lo que todos, un poco en broma y otro poco muy en serio, lo llamaban "EVIL” ("Malo" o "El Mal" en inglés). El avión nunca había tenido un accidente, de hecho según mi cuñado era un aparato muy confiable durante las turbulencias y los aterrizajes, pero de todas maneras nadie en la tripulación se  alegraba cuando le tocaba un vuelo con el "EVIL". Se decía que las cosas en la cabina se perdían, a veces las agujas enloquecían sin control… Y además, claro, estaba el asunto de los animales en la bodega.
-¿Animales en la bodega?
-Los aviones llevan a las mascotas de los pasajeros en la bodega, ¿no lo sabía?
-Sé de eso, pero…
-¿Me deja continuar con la historia, si es tan amable?
-Claro, claro- murmuré, mirando nervioso hacia la tormenta que se arremolinaba sobre nosotros, y que hacía que el ala del avión temblara como una delgada y miserable lata (podía verla a través de la ventanilla).
-Le contaba sobre los animales que viajaban en la bodega. Pues bien: muy pocos sobrevivían a un vuelo con el EVIL. Allí abajo, en la bodega, habían muerto gatos, perros, canarios de exposición, incluso (y mi cuñado no me dejaría mentir) un orangután de Borneo, que era trasladado al zoológico de Bogotá. La empresa dueña de la aerolínea sabía de estos "incidentes", pero tenía prohibido a sus empleados mencionarlos. Cada tanto, los técnicos hacían una revisación de rutina, pero nunca encontraron nada fuera de lo común en la misteriosa aeronave.
“Un día, una de las azafatas más veteranas de la aerolínea, Carolina S., comenzó a sentirse mal durante un vuelo (no era en el EVIL) y se desmayó. Se hizo estudios y le diagnosticaron un cáncer terminal. La mujer era realmente abnegada y amaba su trabajo, por lo que decidió seguir con los vuelos. El último que le tocó fue, ahora sí, en el EVIL. Días después, durante su licencia, Carolina falleció”.
Gladys hizo un alto en el relato, para llevarse un caramelo de menta a la boca. Luego, haciendo caso omiso a las sacudidas de la aeronave, continuó hablando:
-Pasó un año, tal vez un poco menos. La aerolínea compró nuevos aviones y pasó a retiro a los más viejos. Entre estos últimos, estaba el EVIL. Lo dejaron en un hangar y se olvidaron durante un tiempo de él. Pero luego hubo un cambio de gerencia, y los nuevos dueños trataron de ajustar los números del negocio. Suprimieron comidas, pasaron a retiro al personal más viejo, en fin. Un día, algún contador debió posar sus ojos en el hangar número 4, donde descansaban los restos del EVIL. Se debió preguntar qué hacía allí un avión obsoleto, ocupando lugar en vano. Así que mandó a los técnicos al lugar, para desguazar la nave y vender sus partes como repuesto.
“Fueron tres técnicos, que eran los únicos en la compañía que habían quedado. Contarían después que estaban muertos de miedo al entrar al hangar. El lugar estaba abandonado y cubierto de polvo; además, sabían de los ruidos que se escuchaban en el interior, sobre todo a la noche. Apenas abrieron la puerta, tuvieron que taparse la nariz: el olor allí dentro era nauseabundo. No tardaron en descubrir que el hangar se había transformado en un auténtico cementerio de palomas, que yacían dispersas a lo largo y a lo ancho del suelo de cemento. Algunas llevaban tanto tiempo muertas que sólo quedaban sus plumas; otras, en cambio, parecían haber dejado esta vida apenas unas horas atrás. Los hombres se abrieron paso entre la inmundicia plumeril y se acercaron al avión. Mientras uno de los técnicos iba a buscar una escalera, los otros dos se dedicaron a observar la vieja aeronave. Y al rato, casi sin darse cuenta, se tomaron de la mano. Había un rostro en una de las ventanillas, que los observaba. Los rasgos no se veían bien, por la mugre acumulada en el vidrio, pero sin dudas se trataba de una mujer. Al rato el rostro desapareció, y una sombra comenzó a recorrer los pasillos de atrás hacia adelante, y de adelante hacia atrás. Los dos hombres estaban paralizados frente a aquella aparición, y no podían moverse. Cuando el tercero regresó con las escaleras y las dejó caer por el susto, la parálisis desapareció, y salieron corriendo del lugar.
La mujer se recostó en el asiento y suspiró.
-El EVIL sigue allí, en el hangar cuatro, y es una leyenda entre los empleados de la aerolínea- miró mi rostro, que debía lucir embobado. Sonrió-. ¿Funcionó la estrategia?
-Debo admitir que estoy un poco más calmado, es cierto. Mi atención dejó de enfocarse en las turbulencias, para hacerlo en su relato. Y por cierto, usted narra muy bien, Gladys…
La mujer se inclinó hacia mí y luego murmuró:
-Me alegra que te haya gustado, querido. Los cuentos de terror siempre cumplen con su objetivo- me tendió la mano, que yo tomé con cierta delicadeza-. Ahora discúlpeme, debo ir al baño.
-Claro- le respondí, apartándome para dejarla pasar. Pero cuando la tenía casi sobre mí, la señora se dio vuelta y agregó:
-Tal vez muramos esta noche, joven. Tal vez no sobrevivamos a la experiencia- señaló hacia el final del pasillo, donde estaban los baños-. Así que lo espero ahí. No me falle.
No esperó mi respuesta. Pese a las advertencias de la azafata, que le pedía desesperada que se quedara en su asiento, la mujer enfiló hacia el baño. El avión se movía de un lado a otro y los pasajeros cerraban los ojos y rezaban. Miré alejarse a la mujer por el pasillo: pese a que me llevaba al menos veinte años, me pareció muy deseable. “Qué diablos”, me dije. “Como dice aquella vieja canción, sólo se vive una vez”.
Dejé pasar unos prudentes minutos, y luego me paré para seguirla. Fingí no escuchar las advertencias de la azafata y me dirigí hacia el final del pasillo. Golpeé la puerta del baño y luego, sin muchos preámbulos, entré.
-¿Gladys?- dije, en un susurro juguetón. Espero que se encuentre presentable, porque…
No pude continuar, porque en ese momento una terrible explosión surgió desde algún lado de la cabina, y luego todo se fue al diablo.

* * * * * 

Lo primero que percibí, al despertarme, fue el viento. Un viento frío, persistente, que me azotaba el rostro y lo atería.
Me incorporé y miré en derredor, horrorizado. A mi alrededor todo era un caos de destrucción y muerte. El avión estaba destrozado. Los pasajeros yacían carbonizados en sus asientos. Gran parte del fuselaje había desaparecido: los restos de la aeronave habían aterrizado sobre una montaña nevada, y yo podía ver, a través de un agujero en el techo, un cielo gris y helado.
-¿Gladys?- murmuré perplejo.
Regresé, tambaleante, a mi asiento. Pero luego me detuve, porque en el lugar había dos cadáveres. Uno era el de Gladys: lo reconocí por los collares de metal que llevaba colgado al cuello.
El otro cadáver era, indudablemente, el mío.
Caí de rodillas. Cerré los ojos y entonces lo recordé todo: los gritos, la caída vertiginosa, la voz asustada del capitán, que informaba sobre un aterrizaje de emergencia…
Finalmente, la explosión y la oscuridad.
-¿Estás bien, querido?- dijo una voz.
Abrí los ojos, sobresaltado. Gladys había dejado de ser un cadáver calcinado, ahora era la dulce mujer que había conocido minutos antes, y me miraba con esos ojos tranquilos y ligeramente burlones.
-¡Gladys!- exclamé sorprendido.
-Soy yo, sí. ¿Por qué esa cara? Parece que has visto un fantasma…
-Gladys, ¿se da cuenta lo que ocurrió? Es un desastre, Gladys. Y no entiendo nada, y estoy muy asustado. Creo que nosotros…
-Cálmate, querido- dijo la mujer-. Estás muy alterado. ¿Quieres que te cuente otra historia de terror?
-¡No! No hay tiempo para historias. Estamos en medio de la nada, ¿no se da cuenta? Ha ocurrido algo muy malo…
-Las historias de terror te hacen olvidar el verdadero miedo, querido. ¿Por qué no te sientas, y me escuchas durante unos minutos? Tengo un cuento muy interesante para contarte.
-Gladys, creo que usted no entiende… Tengo dudas que hayamos sobrevivido…
La mujer, muy suavemente, me puso un dedo sobre los labios.
-Créeme que entiendo. Entiendo todo. Y por eso voy a contarte una historia.
-Yo…
-Escucha. Este cuento de terror trata sobre un hospital.
Y antes de que pudiera seguir protestando, comenzó a contar. Y yo, pese a mí mismo, no pude hacer otra cosa que escuchar, temblando y llorando, mientras el viento soplaba a nuestro alrededor.
Al rato, comencé a relajarme, a seguir el ritmo de la historia. Otras almas, que deambulaban por el pasillo destrozado del avión, y que parecían tan perdidas y asustadas como yo, se agruparon en torno a la mujer y comenzaron a escuchar silenciosas. Nos tomamos de la mano y escuchamos, y entonces yo pensé que tal vez Gladys tenía razón, tal vez el asunto era más simple de lo que parecía: porque las historias de terror, las que se cuentan desde tiempos inmemoriales, sirven para hacernos olvidar del verdadero horror.
Cerré los ojos y seguí escuchando su voz, hasta que todo alrededor desapareció, y sólo fuimos un grupo de pequeñas luces en el espacio infinito…
_______________________________________________________________________
Nota: La historia que cuenta la protagonista Gladys está basada en un hecho real. La contó un amigo, durante una reunión nocturna. Busqué la historia en Internet, y para mi sorpresa, hay varias referencias a la misma. Esta es una de ellas: 
Como verán, he modificado y adaptado la leyenda a las necesidades del relato, por lo que no puedo decir que es totalmente fidedigna. Sin embargo, la esencia sigue ahí, y es un pequeño homenaje hacia aquel espíritu perdido, el de la abnegada azafata, que aún sigue buscando su incierto Destino...

53 comentarios:

  1. me gusto mucgo la historia mauro... sin animos de ofender ni mucho menos pero si me dejas hacer una observacion "EVIL" no significa DIABLO en ingles se traduce como malo, maldito, demoniaco o sus sinonimos dependiendo del contexto.

    de todas maneras una historia muy buena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hernán, muchas gracias por la corrección, qué vergüenza jaja, aunque no es la primera vez que me pasa, cuando estudiaba inglés, siempre confundía "evil" con "devil", no sé por qué, a tal punto que una de mis películas de terror favoritas de ese entonces, "Evil dead", la traducía como "Diablo muerto".
      Un saludo!!

      Eliminar
    2. Si hola em...hernan bueno primero si esque leiste la historia evil dice que significa malo nunca dice diablo ok aprende a leer

      Eliminar
    3. Lo que pasa es que lo corregí, anónimo, al principio, como bien marcó Hernán, decía "Diablo". Saludos...

      Eliminar
    4. Muy buena maura hasta ahora me ha gustado mucho esta gran historia me encanta esta historia del "EVIL"

      Eliminar
    5. Hola Mauro,hace poco encontré esta pagina y empecé a leer todos tus cuentos y me quede muy feliz porque la mayoría de tus cuentos son de mis categorías favoritas (terror)jajaj y para lo mejor con finales abiertos muy bien...que buena imaginación tenes y me preguntaba si tus historias son improvisadas...bueno es que yo también escribo y las improviso a medida que voy escribiendo...

      Eliminar
    6. Hola Anónim@, algunas historias son improvisadas y otras ya las tengo visualizadas de principio a fin, hay una mezcla de ambas cosas... A esta historia, si mal no recuerdo, le agregué los personajes y la parte final, porque en la primera versión simplemente era el relato de Gladys, que como te imaginarás, no quedaba muy completa. Abrazos y me gustaría leer algo tuyo.

      Eliminar
  2. Me encantó la historia Mauro. Aquello de que los cuentos de terror ayudan a olvidar el verdadero miedo es algo que también me sucedió a mí... de esa manera encontré tu blog y cada semana espero pacientemente a que nos sigas sorprendiendo con tus relatos.
    Fue bastante original la forma como conjugaste las dos historias en una sola para otorgar mayor énfasis en tu relato.. Un abracito..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra, creo que muchas personas que entran aquí piensan como vos, aunque resulte totalmente extraño, el género de terror es una forma de enfrentar nuestros más profundos miedos, incluso el más universal de todos, que es el miedo a la muerte...
      Tengo otras teorías sobre por qué leemos y buscamos historias de miedo, pero la dejo para la próxima jaja.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Ola mauro soy una nueva lectora hace unas tres semanas encontre esta pagina y lei todos tus cuentos y me encantan ya estaba desando que llegara uno nuevo creia que ya habias dejado de escribir jaja por favor sigue asi animo un saludo desde españa!! Y me llamo alba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alba, antes publicaba los martes y los viernes, pero ahora lo hago una vez por semana, aunque tengo la esperanza de volver alguna vez al viejo ritmo jaja.
      Gracias por tus palabras, y bienvenida al blog!! Un abrazo...

      Eliminar
  4. Bueno, hoy me toca a mí "desvirgar" la zona de comentarios de este cuento.

    Empezaré con algo que me ha chocado bastante y que te recomendaría cambiar: "EVIL" es "malvado" o "El Mal", y "Devil" es "Diablo". Dado que no sabemos que fuese el diablo el que embrujó el avión(de hecho, creo que el diablo tiene predilección por los humanos en vez de por los animales, o algo así leí XD), te recomiendo que lo cambies por "El Mal" que es más misterioso e intrigante(opinión personal pero bueno XD).

    Me gusta el final aunque no es muy típico de este tipo de cuentos, ya que se pretende provocar una sensación de inseguridad(miedo) y el final da justo lo contrario, sensación de tranquilidad ante la muerte

    PD:Personas con miedo a volar incrementadas un 15% XD

    PD2: Tú si que eres malvado, no has dejado que tu tocayo se divierta antes de morir XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi estimad@, ya otro lector se fijó en lo mismo jeje, igual te hice caso y puse "El mal", porque como bien decís, queda mejor y es más misterioso. Muchas gracias!!
      PD: y no, no dejé divertir a mi tocayo, maldita tormenta!! jaja. Un saludo.

      Eliminar
    2. ¿Por qué no permites ver los comentarios justo cuando los escriben, y si fuesen ofensivos, los quitas?
      Así, evitarías que te digan lo mismo 20 veces(en este caso, que habías traducido mal)

      Eliminar
    3. No pasa nada, además, si me lo repiten 20 veces mejor, así aprendo más rápido la lección jaja.

      Eliminar
  5. Felicidades Mauro!, "y solo fuimos pequeñas luces en el infinito "..es en lo que nos convertimos después de morir. Un recuerdo nada más..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Sharoll, a veces pienso eso, otras, me digo: no puede ser, algo tiene que haber después. Ya tendremos tiempo de averiguarlo...
      PD: hoy te quedaste durmiendo hasta tarde jaja.

      Eliminar
  6. Que buen relato Mauro, dos historias en una. Una vez más mis felicitaciones.
    El miedo a viajar por avión es uno de los mas comunes, sin embargo por trabajo, muchos tenemos que sobreponernos y realizarlos. Ojala me encuentre una Gladys en mi próximo viaje y lastima que el avión exploto tan pronto, sino, Mauro hubiera muerto feliz, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace dos años me tocó un vuelo movido como el que describo en el cuento. Si bien creo que me mantuve bastante calmado, me impresionaron los gritos de algunos pasajeros, no pensé que podía ser así. No quiero imaginar lo que debe ser cuando un avión cae...
      ¿Y por qué queres que te toque una Gladys? ¿por su capacidad para contar cuentos? jaja. Un abrazo!!

      Eliminar
  7. Que buena historia!
    Bueno...si ya le tenia miedo a volar ahora mas, pero para eso son las historias de terror! O para relajarse como dice Gladys.
    ¿cuantas historias tuyas están basadas en hechos reales?
    Bueno...nunca volare en un avión al cual le digan “EVIL" (o eso espero xD)
    Espero la siguiente historia con ansias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Historias mías basadas en hechos reales creo que hay tres: ésta, la anterior y "El espíritu de Sauce Norte". Son cosas que me cuentan amigos y conocidos, aunque yo siempre agrego detalles o giros en la trama, en beneficio del interés de la historia.
      Otra que está basada en cosas que me pasaron es "El escritor y sus fantasmas", si no la leíste te la recomiendo, porque trata sobre algunos lectores del blog...
      Un abrazo!!

      Eliminar
  8. aaaay mau noo por nada eres mii escritor favoritooo amoo tus historias y como las relatas hoy mee encontre con otraa mas de tus grandes obras mee gustoo muchoo como conjugaste una historia real con un relatoo interesantee siguee asii y seguire siendoo fiel a tiii y tus historias un bsoote y un abrazoo att kary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok Kary, aunque no puedo gustar siempre, ni a todo el mundo, creo que hago todo lo que puedo y me esfuerzo al máximo. Lo hago por los lectores, pero sobre todo por mí, después de todo, hago esto por placer y por obsesión.
      Abrazos...

      Eliminar
    2. me gustan tus cuentos, y se nota que te esfuerzas, pero estaria bueno que pusieras mas historias de las tuyas, o sea que no sean historias ya conocidas, cuidate

      Eliminar
    3. La próxima historia no estará basada en ningún hecho real, mi estimad@ anónim@. Igualmente, cuando escuché de esta leyenda, no pensé que fuera tan conocida, yo al menos nunca la había escuchado.
      Un saludo!!

      Eliminar
  9. Muy buen cuento. Es interesante el caso real del avión embrujado, siempre me llamaron la atención este tipo de cosas pese a que soy ateo. En fin, sigue así Mauro.

    PD: Gladys tenía ganas de un paquete de azucar xDD (Malisimo el chiste)

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El chiste es muy malo XD. Nadie lo va a pillar, excepto los fanáticos que nos leemos todos los comentarios de todos los cuentos XD.

      Para entender el chiste necesitaréis leer este hilo de comentarios:
      http://www.666cuentosdeterror.com/2014/04/cuento-de-terror-58-donde-el-diablo-mora.html?showComment=1396649974699#c3160276808055436024

      Eliminar
    2. Che, no era tan malo el chiste, lo que pasa es que como bien dice anónimo, es para entendidos del blog jaja.
      Abrazos, gracias por comentar y por la buena onda!!

      Eliminar
  10. Hola querido príncipe del terror, te escribo nuevamente para decirte lo que ya sabes, que me encantan tus historias y para comentarte tambien que me emocioné demasiado al ver el nombre de la protagonista: Gladys, porque yo me llamo Gladis al final suena igual jajaja, espero con ansias el próximo relato. Saludos desde el Estado de México, México. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, no sabía que te llamabas Gladis, bueno, la próxima vez haré un relato con una Gladis con "i" latina jaja. Saludos desde Buenos Aires, Argentina =)

      Eliminar
  11. Mauroooooo,muy bueno!!! Aunque me voy a permitir decirte algo.........en la parte que Mauro II jijiiiii se levanta para darse una alegría con Gladys( muy mal por tu parte no habérselo permitido) jjjaaajjaaaaa dice que se oyó la explosión y al recuperarse vio los cuerpos de él mismo y Gladys calcinados.....lo que me hace pensar es que ya estaba muerto cuando Gladys le contaba la historia.......no se yo lo entendí así,de todas formas me gusto....sobre todo la frase final,todos somos luces y algún día alumbraremos el,camino de alguien!!! Abrazossssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manoli, creo que efectivamente, ya estaba muerto cuando Gladys empieza a contar la historia, al igual que los otros pasajeros. Y decidí no darle una alegría final a mi tocayo, sencillamente porque soy maligno jaja.
      Y lo de la parte final, creo que todos esperamos eso, o al menos yo me resisto a creer que algo tan hermoso como es una alma (ya sea humana o animal) se extinga junto con el cuerpo...
      Abrazos!!

      Eliminar
  12. Al habla Eli:
    Vaya,vaya, se acaba de convertir en mi segunda historia favorita (tuyas).
    En esta historia se juega mucho con la psicología, es como esos anuncios de "mira fijamente las pelotas y cuéntalas" cuando el número sale al fondo; concentra la atención en algo distinto de forma que se olvida de todo lo demás. Sobre Gladys, mi teoría e interpretación de la historia es que aún estando muertos, le cuenta la historia.¿Eso significaría que, a pesar de que el avión ya haya tenido el accidente, los "espíritus" viven un último momento de caos y ansiedad?O sea, por eso no menciona que los pasajeros están muertos desde un principio...¿Quién se supone que es Gladys?¿Es la mala o la buena de la historia?¿O no representa nada, simplemente es una mujer que habla por los codos, al que le gustan los 20-años-más-jóvenes y los relatos de terror? ¿Una estela de ti mismo en el relato?
    Son muchas preguntas, pero aviso, TODAS SON RETÓRICAS. Yo misma las contesto e interpreto la historia como me dá la gana, pero me gustaría pensar que, analizando esto exageradamente, Gladys podría ser una especie de estampa de la muerte; un embotamiento que centra tu atención en una sola cosa y aleja todo lo demás. Por eso le cuenta las historias,por eso el menciona lo de las luces en el universo(con el sentido del más allá). Técnicamente, UN VUELO AL OTRO MUNDO, JAJAJA.
    Acorto ya, que si no...Opinión general: el mejor juego de psicología sobre la profundidad de nuestros pensamientos en el subconsciente y como la conciencia, la parte más pequeña, a veces puede dejar de lado el lado oscuro de la mente y hacernos pensar algo que no pensamos.
    Fuera de contexto:
    ¡Viva el Atlético de Madrid! Fan desde que nací (4-2-2001 a las 12:05:11) Hemos ganado....
    Volviendo al contexto, estoy mal de la mollera.
    Saludos...

    Elisa-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, me encantan esas interpretaciones, "Vuelo al otro mundo", "Gladys como estampa de la muerte..." Como dije en alguna otra ocasión, las interpretaciones que dan los lectores muchas veces me sorprenden y terminan siendo más imaginativas que las mías jaja.
      No respondo a ninguna de tus preguntas porque, como dices, las respondes tú misma afff.
      Y no sé si estás mal de la mollera, pero evidentemente, todavía no se te fueron los efectos de la anestesia jaja.
      PD: no soy fana del Atlético, porque no soy de España, pero vi el partido y sí, me alegró que saliera campeón. Pero aviso que el año entrante les vamos a robar al Cholo, para llevarlo a nuestra selección...
      Abrazos!!

      Eliminar
    2. Sobre todo, hago estas interpretaciones porque los españoles tenemos una gran imaginación.
      Devuelvo los abrazos.

      Eliminar
  13. Esta buenisimo!!! Me encanto. Besos desde Uruguay, Cleo

    ResponderEliminar
  14. Wooow Mauro, me fascinó es la 5ta historias de las 63 que es de mis proferidas jajaja.....
    Sabes me paso algo muy extraño cn está historia, a como la iba leyendo era cm si ya la hubiese leído antes, sinceramente no se xk pero a la vez me dio poco de miedo, y no es la primera vez que me pasa algo parecido, la primera vez fue hace como 13 años, esa vez andaba de paseo y todo lo que hice y vi en ese paseo era cm si ya lo hubiera hecho antes, y ese día le dije a una tía q andaba conmigo que todo eso ya lo había vivido antes, me parece muy extraño eso que me pasó, y a la vez me da poco de miedo, xk hasta la fecha me an pasado cosas similares =-O......
    Volviendo a la historia pobre de tu tocayo que triste final tuvo, como eres injusto jajaja....
    Pss no soy la única que menciona el paquete de azúcar jajaja. Saludos y perdón x no reportarme antes :-P......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un error en la Matrix jaja (si viste la peli, sabes de lo que hablo, y sino, te recomiendo que lo hagas, solamente la primera, las otras dos son prescindibles).
      Hablando en serio, creo que a todos nos pasa eso de vez en cuando. Hay explicaciones tanto científicas como espirituales, aunque es la primera vez que escucho que a alguien le pasa leyendo algo... Hace un par de años, yo soñé que estaba escribiendo un libro, un libro muy bueno, y en el sueño yo veía las palabras que escribía, podía leer mi propio libro, que tenía una trama, personajes, ¡incluso tenía título! Cuando desperté traté de anotarlo en algún lugar, pero enseguida me olvidé. Lo que quiero decir con esto es que la mente es muy rara, y también fascinante, y su funcionamiento todavía resulta, al menos en gran parte, un misterio...
      Un abrazo!!
      PD: como dije más arriba, en otro comentario, no quise que mi tocayo muriera alegre, soy un malvado jaaa.

      Eliminar
  15. Hola Mauro jeje es la primera vez que dejo un comentario para ser sincera, y la verdad ta muy bueno el Cuento, solo hay un par de dudas, por ejemplo que papel cumple Gladis, ella solo es la narradora del cuento o es vista como la cara amable de la muerte misma, jeje y otra cosa que tiene que ver que los animales se mueran con la azafata muerta? Jeje Y nada felicidades sos un gran escritor captaste mi atencion jeje continua asi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo, el papel de Gladys puede ser visto de las dos formas, aunque yo creo que, debido a la tranquilidad con que afronta la situación, esa mujer sabe cosas que la mayoría de los humanos no sabemos. Y lo de los animales... bien, no tengo respuestas claras para eso jaja. Son simples detalles que dan un condimento extra a la historia. Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Jaja siendo asi, supongo que tendre que permanecer con la duda jaja mmmmm si no es ,mucho pedir te puedo dejar un cuento para que le des tu punto de vista? Y de paso para que me ayudes con el final jaja por cierto espero que publiques el cuento que debes jeje siempre dejas con la anciedad de leer un poco mas jeje suerte

      Eliminar
    3. No hay problemas, enviala a maurocroche@gmail.com o por inbox al facebook (a la fanpage o a mi página personal, es lo mismo). Saludos!!

      Eliminar
    4. Jeje ok gracias la enviare a tu correo porque del resto no tengo idea que seran jejeje ya ves me pelie con la tecnologia antes de nacer jajaja

      Eliminar
  16. La historia ha sido genial, Mauro! Aunque difiero de la opinión de algunos de los otros lectores, a mi, en lugar de dejarme una sensación de paz me ha deprimido un poco. Resulta hermosa, pero también triste. Hiciste un trabajo excelente con esa noticia, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok gracias Mizu!! En realidad (creo que ya lo dije en otra ocasión) toda historia de fantasmas, aún la más violenta y aterradora, tiene un trasfondo triste. Un abrazo!!

      Eliminar
  17. Buenas noches, por casualidad encontre tus historias, las he leido todas y me han fascinado aunque hay algunas que dicen que las puede uno leer en fanpage me podrias decir si es una pagina??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es esta:
      https://www.facebook.com/pages/666cuentosdeterrorcom/184012511768780

      Gracias por escribirme!!

      Eliminar
  18. Guay que historia no te imaginas lo que senti al leerla me encanto te mando saludos desde mi lindo Honduras!!!!! :)

    ResponderEliminar
  19. Cuando leí esta historia pensé que tenías más de cincuenta años :) :S, respecto a la historia, eso de ver tu cuerpo muerto me gustó y lo relaciono con los sueños que tenía de niña, en tercera persona, recuerdo que en la mayoría yo me veía a mi hacer las cosas, era más una espectadora que protagonista como suele y debe de ser.
    Ayer leí las historias que estoy comentando hoy. Nos vemos.

    ResponderEliminar
  20. Muy cierto nada como un a de terror en momentos de panico

    ResponderEliminar

Más Cuentos de Terror:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...