"Un Largo Viaje a la Oscuridad" (Capítulo 3)

En medio de la noche, un matrimonio es atacado por una extraña y pesadillesca criatura surgida del cielorraso, llevándose a la mujer, Liana. Durante su búsqueda, el marido, Dan, se encuentra con un hombre que dice saber dónde se encuentra la criatura, y cómo atraparla. Pero algo, aparentemente, no está bien en la psique del hombre, y sus intenciones resultan bastante ambiguas, por no decir oscuras y sospechosas…
___________________________________________

Llevaban unos quince minutos de marcha cuando Dan comenzó a sentir las primeras náuseas.
-Pare un minuto- gimió-. Por favor.
Quiroga, solícito, frenó la camioneta y Dan salió disparado hacia los matorrales, donde vomitó una sustancia amarillenta y nauseabunda, que no tardó en humear en el frío de la noche. Regresó al vehículo trastabillando, mientras se limpiaba con la manga de su camisa.
-Me siento terrible- dijo, echándose sobre la butaca del acompañante-. Esa cosa que me dio de beber…
-Le advertí que tiene efectos colaterales- explicó Quiroga, mientras ponía la camioneta en marcha de nuevo-. Pero no se preocupe, ya se le pasará.
-¿Usted ya la probó?
-Hace mucho- murmuró Quiroga, y dirigió la vista hacia el perro, que viajaba en la parte trasera del vehículo-. Espero que no pase mucho frío…
-Tengo náuseas, pero por fortuna, me vine abrigado.
-Me refería a Cuco, mi perro.
Dan le dirigió una larga y ácida mirada.
-Prometió que me explicaría. Todavía sigo esperando.
Quiroga retiró un paquete de cigarrillos de la guantera, y luego de ofrecer uno a Dan, pareció hundirse en su asiento. Marchaban por una carretera desierta, apenas demarcada por una línea discontinua que a veces desaparecía del todo, con una tupida arboleda a ambos flancos. De vez en cuando algunos carteles oxidados se corporizaban en la oscuridad, como si flotaran en la noche, anunciando sitios y nombres de arroyos totalmente desconocidos para Dan, pese a que vivía en una ciudad de las cercanías. De todas maneras, creía saber hacia dónde se dirigían, y una inquietud inexplicable se asentaba en su estómago y le hormigueaba en la piel sensible de sus brazos, como si algo, una intuición, lo alertara acerca de un peligro inminente.
“Las minas abandonadas”, pensaba. “Vamos hacia allí. Dios mío, Quiroga querrá adentrarse en esas polvorientas oscuridades…”
-Sucedió, como ya sabe, hace unos siete años atrás, cuando Lucas tenía ocho años recién cumplidos- comenzó a hablar Quiroga, mientras Dan se debatía silencioso en su asiento, presa de nuevas y poderosas náuseas-. Fue, cómo decirlo… algo demoledor.  Ya de por sí la muerte de un hijo es terrible, pero, ¿se imagina lo que es la muerte de un vástago, a manos de una criatura surgida de los Infiernos? ¿Se imagina lo que es escuchar un ruido en medio de la noche, y levantarse para ver, y encontrar, en el dormitorio contiguo, a tu único hijo, el chico al que más quieres en el mundo y por el que darías la vida por él, siendo devorado por una mierda demencial colgada del cielorraso? ¿Se lo imagina, Dan?
Y Dan, que acababa de vivir una experiencia similar, pero con su esposa como víctima, sólo pudo emitir un “no” ahogado, porque nunca había tenido hijos y sabía que eso lo imposibilitaba de comprender las palabras desesperadas de un padre loco de dolor y de miedo.
-Pues eso fue lo que viví, con el agravante que perdí a mi esposa tiempo después- dijo Quiroga.
-¿Está… ella murió?
Quiroga negó con la cabeza, sin apartar la mirada del camino. Pese a que había encendido el cigarrillo con la lumbrera del vehículo, no le había dado una sola pitada al mismo; se limitaba a sostenerlo entre los dedos índice y anular, mientras que con la palma maniobraba el volante.
-Me dejó- dijo, sin poder evitar un dejo parecido al encono en su voz-. No pudo soportar la pérdida de Lucas. Pero sobre todo, creo que no pudo soportar el fracaso de mi búsqueda… Porque yo fui a buscarlo, ¿entiende? Yo fui tras los pasos de esa cosa. Esto es algo que no se dice en los periódicos, sencillamente porque lo ocultamos, por temor al ridículo, o quizás porque nos sentíamos demasiado enloquecidos como para contar historias de extraterrestres y abducciones…
Dan se sobresaltó, e involuntariamente dejó escapar un gemido.
-¿Me está diciendo que esa cosa… esa cosa que se llevó a mi esposa…
Quiroga hizo un gesto ambiguo con la mano, como si diera a entender que el asunto no importaba demasiado.
-Un extraterrestre, un demonio escapado del Infierno, un animal deformado por la contaminación ambiental: da igual lo que sea. Tampoco es que lo sé. El asunto es que esa maldita cosa, aquella noche, se movía a una velocidad imposible, y tenía la fuerza de cien hombres; le clavé la bayoneta en varias ocasiones, pero ni siquiera retrocedió un centímetro. Tampoco soltó a mi querido Lucas. Se lo llevó por la ventana…
Quiroga hizo una pausa, perdido en sus tormentosos recuerdos. El labio inferior le temblaba y le sobresalía como el de un simio. “Dejará de hablar”, pensó Dan. “No podrá seguir hablando…”
Pero al cabo de unos segundos, Quiroga retomó el relato:
-La seguí. Bajé las escaleras a los trompicones y me detuve un momento a recoger mi arma. Creo que esos fueron mis primeros dos errores: detenerme a recoger un arma inservible, y perder tiempo bajando por las escaleras. Debí haberme arrojado sobre la criatura desde el mismísimo balcón, sin importar si me rompía los huesos o no. Cuando salí al patio, la criatura había desaparecido, y sólo quedaba un rastro de baba amarilla sobre la hierba, como la que dejan los caracoles.
-Lo mismo me pasó a mí- asintió Dan sin darse cuenta-. Dejó ese asqueroso rastro por todo el techo, y también en la fachada de la casa…
Quiroga giró la cabeza para observarlo.
-¿No trató de seguirla?
-Me golpeó con uno de sus tentáculos, en la cara- explicó Dan, tocándose el sitio en cuestión, que ya comenzaba a desinflamarse-. No me hizo mucho daño, pero fue lo suficientemente fuerte como para dejarme desmayado. Y cuando desperté…
Abrió y cerró las manos, en un gesto de impotencia. Quiroga pareció comprender y sus ojos se volvieron más sombríos.
-Pues yo la seguí. Toda esa maldita noche, que fue la más larga de mi vida. La seguí por estos bosques…- Quiroga señaló en dirección a su derecha, donde los árboles y las hierbas crecían en forma incontenible-. A veces le perdía el rastro, pero luego lo volvía a recuperar. En aquel entonces Cuco era apenas un cachorro, no me servía de ayuda, por lo que debía guiarme únicamente por la linterna de led que siempre llevo colgada al llavero. Repetía el nombre de mi hijo, “¡Lucas! ¡Lucas!”, una y otra vez, porque su recuerdo era lo único que me daba fuerzas para seguir. Yo estaba gordo en aquellos años, había aumentado unos veinticinco kilos desde mi retiro en la policía, y llevaba una vida totalmente sedentaria, por lo que se imaginará mis dificultades para continuar con la persecución… En un momento pensé en dejarlo, en abandonarlo todo, mi corazón latía a unas mil pulsaciones por minuto y me sentía al borde del colapso, tenía miedo, pero entonces pensaba en el regreso a casa, en Dora, mi esposa, aguardándome en el living y preguntándome por Lucas… y yo con las manos vacías, sin más explicación que mi maldita gordura y mi miedo de hombre aburguesado… No, era imposible, debía seguir, como fuera. Así que seguí. No sé cómo, pero seguí corriendo a través de esos bosques, siguiendo el rastro pegajoso de aquella cosa. Lo hice durante varias horas… Y entonces, al límite de mis fuerzas, llegué. Llegué al sitio donde se refugiaba la criatura… en una de las minas abandonadas.
-Lo sabía- dijo Dan, con auténtica amargura.
-¿Lo sabía?- preguntó Quiroga, de repente receloso.
-Sabía que iríamos a esas minas. Lo presentí.
-¿Y qué hay con eso?
Dan señaló hacia adelante, a través del parabrisas, como si pudiera verlas pese a la oscuridad.
-Crecí en los alrededores, y escuché muchas cosas sobre ellas. Me imagino que usted conoce esas leyendas…
-Las escuché, sí. Fantasmas de mineros muertos y habladurías de viejas.
-Dicen que las cerraron porque los obreros veían cosas raras.
-Las cerraron porque no había más minerales, y nada más que por eso. Me resulta raro que un hombre como usted crea en esos cuentos.
-Detrás de las leyendas siempre hay un trasfondo de realidad. Tal vez lo que vieron no fueron fantasmas, sino a esa cosa que se llevó a su hijo y a mi esposa…
Quiroga se encogió de hombros, visiblemente molesto. Era evidente que no le interesaba cavilar sobre temas tan  abstractos como la genealogía de los mitos. Era un militar, y su mente había sido entrenada para ceñirse a los hechos e ir tras la acción. Volvió a echar una mirada hacia el retrovisor, para verificar que su perro estuviese bien, y siguió hablando:
-Era cerca del amanecer cuando llegué. La noche ya no era tan cerrada y se veían las primeras claridades en el horizonte, por lo que no me resultó muy difícil encontrar aquel rastro de baba que se metía en una de las minas. La boca de entrada estaba clausurada con unas maderas viejas, pero las aparté de una patada. Había llegado a mi límite, tanto físico como emocional, y cuando sucede eso puede ocurrir cualquier cosa; lo he visto muchas veces en el ejército. Entré. El lugar olía a humedad y a polvo viejo; también estaba cubierto de telarañas. ¿Alguna vez estuvo dentro de una mina? No es una experiencia agradable. Uno casi puede sentir el peso de la montaña, aplastando y comprimiendo el aire del interior. Y la oscuridad… No soy un hombre supersticioso, usted se habrá dado cuenta que no lo soy, pero esa negrura que se extendía delante de mí parecía roerme los huesos, el alma, como si quisiera meterse dentro de mi cuerpo… Creo que es lo más parecido a la tumba que hay.
-Deténgase.
Quiroga pestañeó, confundido.
-¿Cómo?
-Deténgase ahora mismo, si no quiere que le vomite la camioneta…
Quiroga aplicó los frenos, y Dan apenas tuvo tiempo de abrir la portezuela e inclinarse sobre la ruta antes de que el vómito saliera a chorros de su boca. La inmundicia aterrizó sobre el asfalto, a unos centímetros del arcén, y cuando Dan abrió los ojos vio algo preocupante: había sangre allí. No mucha, pero lo suficiente como para volver a preguntarse qué demonios era aquella droga que Quiroga le había dado junto con el whisky.
-Quiroga…- gruñó.
-¿Se encuentra bien?- a Quiroga no parecía en realidad importarle mucho la respuesta.
-Es evidente que no- dijo Dan, ceñudo-. Creo que vomité sangre.
-Es un efecto secundario muy común; sucede cuando el estómago no tolera los ácidos de la droga. Pero no se preocupe, ya se le pasará- Quiroga observó a través de su ventanilla. Pese a que era muy poco lo que podía verse allá afuera, le bastó para asegurar:- Ya estamos llegando. Apresúrese.
-¿Por qué diablos me dio esa droga?
-Ya le dije, la cacería será muy larga. Y usted se estaba cayendo de sueños cuando llegó a mi casa. En ese estado no hubiese sido de mucha ayuda…
-Continúe con el relato- dijo Dan, regresando a su lugar y cerrando la portezuela.
La camioneta volvió a rodar con una sacudida.
-Bien, creo que llegó la hora de hablarle de las marcas…
-¿Las marcas?
-Hasta ese momento, yo pensaba que mi Lucas ya estaba muerto, y sólo me limitaba a perseguir a la criatura para darle muerte y vengarme de ella. Pero entonces vi las marcas. Estaban a unos quince metros de la entrada de la mina; alguien las había escrito sobre las paredes, con algún objeto cortante, tal vez un trozo de roca. Decía simplemente: “LQ”, las iniciales de Lucas Quiroga.
-Pudo haber sido una coincidencia. Tal vez algún antiguo minero…
-Pero no la era. Mi Lucas siempre fue un chico inteligente, y debió haber pensado lo mismo. Debió haberse dicho: “tengo que dar una señal inequívoca de que soy yo, y estoy vivo”. Entonces, unos cincuenta metros más adentro, escribió un número: “99”, que fue el año de su nacimiento.
-¿Y por qué no poner, sencillamente: “Soy Lucas Quiroga, ayúdenme”?
-Tal vez no tenía mucho tiempo- Quiroga se encogió de hombros, algo melancólico-. Además, usted tiene que recordar que escribía sobre la dura pared de la mina, con un objeto improvisado: tarea sumamente difícil. Con poner unas iniciales y un año era suficiente. Al menos, suficiente para mí.
-¿Y entonces?
-Lo seguí. Seguí el rastro de la cosa, durante casi dos días.
-¡Dos días!
-Y hubiese continuado hasta desfallecer, de no haber sucedido algo. Las marcas, que mi chiquillo ponía cada cuatrocientos o quinientos metros, desaparecieron después del primer día. Es decir, el rastro de la criatura seguía vigente, pero de Lucas no tuve noticias durante más de veinticuatro horas. Fue entonces que pensé lo peor. Aún así seguí… y entonces tuve el segundo gran inconveniente.
-La linterna de LED.
Quiroga asintió.
-De todas formas, aún me quedaba el encendedor Zippo, en uno de los bolsillos de mis pantalones, pero sabía que no duraría mucho. Así que decidí no usarlo, y fue una sabia decisión, como verá a continuación- Quiroga volvió a otear por su ventanilla, como buscando un punto de referencia; pese a que no tenía idea de dónde se encontraban, Dan intuyó que estaban ya muy cerca de las minas-. Quedé en la más completa oscuridad, vagando sin rumbo en aquellas cuevas, y gritando el nombre de Lucas… En ese entonces debía estar en el corazón de la mina, a más de cien o doscientos metros de la superficie, y pensé que moriría allí mismo. De todas maneras, créame, no me hubiese importado… Lucas lo era todo para mí, y sin su presencia, no tenía mayores motivos para seguir viviendo... seguí caminando durante unas horas más, tropezando y cayendo, hasta que en un momento… comencé a sentir un ruido detrás de mí. Como si alguien me estuviese siguiendo sigilosamente, arrastrándose en la oscuridad. Me detuve. El ruido, a mis espaldas, también lo hizo. No se escuchaba nada aparte de mi respiración; yo abría los ojos cada vez más, tratando de percibir algo, algún destello, pero la negrura era absoluta. Y entonces una posibilidad comenzó a carcomerme los pensamientos, algo que hizo que casi me volviera loco. ¿Y si era Lucas? ¿Y si había conseguido escapar de la criatura, y ahora andaba en busca de la salida? “¿Lucas?”, lo llamé, pero nadie me respondió, sólo el eco rebotando en las paredes. Saqué el Zippo y lo encendí. Y creo que esa fue la única vez que me alegré de fumar, porque la cosa estaba prácticamente encima de mí. Si hubiese tardado un segundo más en encender el chispero, con toda probabilidad me hubiese atrapado. Extendió un tentáculo en dirección a mi cara, y yo, por puro instinto, lo aparté utilizando la mano que sostenía el Zippo. La llama, que era minúscula, pareció tocarla y la criatura chilló y retrocedió un poco. Entonces fue que me di cuenta de que podía hacerle daño con el fuego. Decenas de bayonetazos no habían hecho mella en su gelatinoso cuerpo, pero un poco de fuego... Me saqué la camisa con rapidez y la utilicé a modo de antorcha. Se la arrojé a la criatura, que volvió a chillar y siguió retrocediendo, pegada a la pared. Sus tentáculos se agitaban y pude ver que sus ojos, esos repugnantes ojos color ámbar, se agrandaban por el miedo o el dolor. Entonces me envalentoné y la seguí atacando. Tuve que usar casi todas mis prendas, mis pantalones, mi remera, incluso mis medias… sólo quedé en calzoncillos. Y no hubiese dudado en prenderle fuego también, de no ser que la criatura se me escabulló y la perdí entre unas grietas. Pese a que anduve una o dos horas más en su búsqueda, nunca volví a encontrarla. Entonces comencé a ver una claridad, un punto de luz, y lo seguí. Por obra y gracia de la fortuna, había llegado a una de las salidas de la mina. Salí a la luz del Sol y me desplomé sobre unos matorrales. Unos chicos que exploraban el lugar me encontraron horas después, y llamaron a la policía… y ese es el fin de la historia.
Quiroga había detenido la camioneta; a través de los sucios parabrisas, Dan pudo ver un letrero oxidado que a la luz de los faros advertía:
¡ATENCIÓN!
Trabajos mineros abandonados
Riesgos de derrumbe
Terminantemente prohibido el paso
-¿Y ahora?- dijo Dan, algo incrédulo-. ¿Entramos a la mina y achicharramos a esa cosa?
-Ese es el plan, básicamente.
-¿Y mi esposa? ¿Por qué dijo que se encontraba viva?
Quiroga se encogió de hombros, mientras ponía la camioneta en punto muerto y retiraba la llave.
-Es una posibilidad. Es decir… Lucas estuvo vivo durante las horas posteriores a su captura. Pareciera ser que la criatura no mata enseguida a sus víctimas, sino que… bueno, no sé qué diablos hace con ellas. Y luego…
-Maldito embustero. Me mintió.
-Sólo le di un motivo más para venir. Ahora apresúrese, mientras antes emprendamos la búsqueda, mejor.
-¿Y por qué no lo hizo antes? ¿Por qué esperó tanto tiempo para volver? Es decir, tuvo siete años para hacerlo.
Quiroga se volvió hacia Dan. Sus ojos eran inexpresivos, pero no obstante, Dan creyó ver un rastro de duda en ellos.
-Lo hice, ¿qué se cree? En estos últimos cinco años, no hice otra cosa que venir a la mina. ¿Por qué se cree que estoy tan bien equipado? ¿De dónde cree que saqué el lanzallamas, las cuerdas, las linternas? La mina es mi obsesión. Pero nunca pude encontrar a esa cosa.
-¿Y qué le hace suponer que lo hará ahora?
-Tengo una pequeña teoría al respecto. Creo que la criatura se refugia en lugares mucho más profundos que las excavaciones de la mina, donde nadie puede llegar. Y que cada tanto, sale a la superficie a alimentarse. Es en esas ocasiones cuando se presenta la oportunidad de atraparla… y ese momento, a juzgar por lo que le ha ocurrido a su desafortunada esposa, ha llegado. Pero dejemos de hablar, porque con cada minuto que pasa, nuestras posibilidades de capturarla disminuyen más y más.
Sin dar más explicaciones, bajó de la camioneta y se dirigió a la parte trasera, para liberar al perro. Dan trató de seguirlo, aún protestando, pero apenas dio dos pasos en dirección a él, sintió que el mundo le daba vueltas y su cuerpo se dobló en dos ante el violento vómito que salió a chorros de su boca.
-Jesús- gimió, hincándose sobre la tierra. Muy a su pesar suyo, miró lo que había salido de su cuerpo: casi todo era sangre-. Estoy… estoy realmente muy mal…
-Son los efectos colaterales, ya se lo dije- Quiroga le echó un vistazo, algo incómodo-. Los efectos positivos son realmente muy buenos: activa la mente, fortalece el cuerpo, proporciona unos niveles de adrenalina y cortisol casi sobrehumanos… pero no obstante, los soldados norteamericanos rechazaron la droga.
-Ya imagino por qué. Estos vómitos son muy molestos…
-Créame, amigo Dan, que el tema de los vómitos es lo menos que debe preocuparle…
Dan lo miró interrogante, mientras trataba de incorporarse apoyado en la camioneta.
-Le digo que es así- continuó Quiroga, ajustándose el lanzallamas a su espalda-. Esta droga tiene un nivel de mortandad muy alto. Es muy probable que, antes del amanecer, usted ya esté muerto…
Apartando la vista de Dan, Quiroga silbó llamando a su perro, y luego comenzó a encaminarse rumbo a la mina abandonada.
______________________________________

Autor: Mauro Croche
® Todos los derechos reservados.
Advertencia para los administradores de otras páginas que copian y pegan estas historias: ¡Pongan la fuente y/o el autor!!!
Para seguirme por Facebook (ya somos +19.000!!): http://goo.gl/W1pgmC
Para seguirme por Twiter: http://goo.gl/g8KWjG
Para seguirme en Google+: http://goo.gl/V1Wd17

56 comentarios:

  1. Como fue? Ese tipo si estaba loco..que final tan Inesperado! Me sorprendiTe.mi pregu ta ez ,porque lo mato?..saludes Mauro te pasastes con el final

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no lo mató Sharoll, jaja hay que ver cuáles son sus intenciones, y qué pasará después... Suspenso... jaja. Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Madre mía Mauro que buena parte! Y lo que dice Quiroga que es posible que dan se.muera por culpa de la droga? Yo no quiero que se mueraaa!! Por favor no hagas eso jajaj. Ahora estoy mas ansiosa por leer la siguiente parte. Felicitaciones un buen trabajo.
    Att: alba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alba, veremos qué pasa con el pobre Dan, a mí también me cae bien, y quiero que sobreviva, pero su destino está fuera de mi alcance jaja. Un abrazo, gracias como siempre por comentar!!

      Eliminar
  3. Hola mauro soy charo....cada vez esta mas interesante el cuento...aunque esta vez estuvo ufff mejor y larguita ....no puedo imaginar cual sera el final...muy bueno. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, Charo, creo que fuiste vos la que protestó porque el relato anterior era corto, así que ahora aquí tienes!! jaja. Te mando un abrazo, nos vemos en la siguiente entrega...

      Eliminar
    2. Si fui yo jejeje...gracias por lo considerado que eres de esta lectora ante su protesta...jejeje

      Eliminar
  4. Hola Mauro excelente :) sabia que Quiroga estaba loco desde un principio.. aveces cuando se pierde a un ser querido es un buen motivo para salirse de las casillas jajaja aww Pobre Dan, No seas cruel mauro.. el merece vivir. y no morir a merced de un loquito :3
    Te felicito De verdad estoy enganchada con tus historias siempre me entretienen y me desestresas casi puedo decir que las historias de mi fanatico del terror ya son mis hobbies.. Un saludo y un enorme abrazo.. Espero la siguiente parrte ;)
    Att Daniela :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniela, eso de que la historia te ayuda a superar el estrés me lo dijeron varias veces, cosa que nunca deja de sorprenderme porque se tratan de suculentos y sangrientos cuentos de terror... es como ir a relajarse al cementerio jaja. Pero bueno, tienes razón en cuanto a la finalidad de la historia, que es nada más y nada menos que entretenerse un poco... aunque de vez en cuando trato de agregarle otros condimentos. Un abrazo!!

      Eliminar
  5. Al habla Eli:
    Dios, qué locura! A ver, a ver, el tío le dió a Dan una droga mortal...¿Sólo para que le ayude a recuperar a su hijo? Pero, si Dan muere, ¿qué pasa con su esposa?
    ¿Quiroga está utilizando a Dan? Porque técnicamente parece que sí. Pobre Liana...
    Lo de las marcas en la pared es intrigante, sino fuera porque por un momento pensé que era la propia criatura la que las hacía, todo es posible, para que Quiroga se adentrara más en la mina y tenderle una trampa...No sé si es así, pero la criatura sería condenadamente lista.
    ¿Dónde se refugia la criatura? Qué miedo...Esto es un buen motivo para no meterse en excavaciones mineras abandonadas. Aparte del de que no se te caiga la montaña encima...Claro.
    Aunque lo de prender fuego a la ropa interior...¿Eran necesarios esos detalles? Si hubiera llegado a ese extremo, a lo mejor hubiera conseguido espantar al monstruo, tan traumatizado como se quedaría el pobre. Y, de paso, me habrías espantado a mí.
    S.O.S.
    El verano inspira, ¿eh? Empiezan las vacaciones y super-parte-del-relatazo.
    Pedazo de escritor...

    PD: Yo sí que soy la leche: unas notazas(presumo aquí de ellas):
    Naturales: 10
    Sociales: 8
    Matemáticas: 9
    Inglés: 10
    Francés: 9
    Plástica: 8
    Gimnasia: 6 (aprovecho para recordar el trato)
    Castellano: 10
    Gallego: 8
    Religión: 10
    Mi nota media entre todas es de ....
    REDOBLE DE TAMBORES........................
    REDOBLE DE TAMBORES........................
    REDOBLE DE TAMBORES........................
    REDOBLE DE TAMBORES........................
    ----------------------------------------------------------------
    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ UN 8,8 !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    8,8------8,8------8,8------8,8------8,8------8,8------8,8------8,8------8,8------8,8------
    APLAUSOS
    (mi falsa mosestia....)
    Pero no tan falsa como la tuya cuando te dicen que tus relatos están geniales... Reconócelo, tú sabes que eres magnífico.
    4º PARTE ¡YA!
    4º PARTE ¡YA!
    4º PARTE ¡YA!
    4º PARTE ¡YA!
    4º PARTE ¡YA!
    4º PARTE ¡YA!
    4º PARTE ¡YA!
    4º PARTE ¡YA!
    ------------------------
    Un saludo desde mi planeta, terrícolas,
    (demasiado ET)
    ///////////////////////
    Elisa.
    Esta vez el mensaje no ha sido tan largo ¿no? Bueno, pues menos mal, si vieras mis redacciones para el instituto...Además, hoy fui a matricularme para 2º. Cómo pasa el tiempo...Se me hace muy raro.
    Ok,Ok, acorto. Chao.
    YYYYYYYYYEEEEEEEAAAAAAHHHHHHH
    ELI, COMO MOLA SE MERECE UNA OLA.....
    (En otro mensaje te cuento por qué me he ganado el título de adolescente-digna-de-ese-nombre-y-hago-lo-que-quiero-cuando-quiero-y-no-hay-otra-que-me-aplaste, por qué mis compis pagan caro meterse conmigo y por qué estrellé una silla contra la pared, yo si que doy miedo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh Jesús y la virgen, apareció la niña-mezcla-de-Carrie-Drew-Barrymore-y-Mary-Shelley, jaja, veo que te regresó el humor, creo que eso es porque es viernes...
      Empecemos por partes:
      En cuanto a la historia: ninguna de tus preguntas será respondida, por motivos más que obvios. Excepto la parte de la ropa, era necesario, sí, pobre hombre él temblando de frío en la oscuridad y vos preocupándote porque no te mostrara el trasero, muy egoísta de tu parte!!
      Y aquí en mi país estamos en Invierno, estoy segurísimo de que, al haber aprobado Naturales con 10, sabes que cuando en el hemisferio Norte es verano, en el Sur es invierno jeje...
      En cuanto a tus notas: son todas realmente muy buenas, excepto un poco la de gimnasia (que sí, lamentablemente me hace acordar a la apuesta perdida, que pronto cumpliré). Son mucho mejores que las mías, en mi época de estudiante, y eso que yo era un buen estudiante... Me llama también la atención la cantidad de idiomas que tienes (3 incluyendo el Gallego), eso es realmente muy bueno y habla bien de tu escuela, creo.
      Y lo de la silla contra la pared... sin palabras. Espero que lo hayas hecho con las manos y no con la mente, al estilo Carrie... espero...
      Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Jjaajaaaa,perdón por meterme.....Eli eres simpatiquísima mira de donde eres ??? Es que yo soy gallega (hola Mauro ,ahora comento el relato)

      Eliminar
    3. Sí Manoli, creo que Eli de a poco me está robando el protagonismo en este blog jaja. Saludos...

      Eliminar
    4. Al habla Eli;
      Soy de Madrid, pero llevo unos cuantos años en Galicia. Lo de la silla;
      Digamos que me cabreé, después de dar un portazo y romper el picaporte lancé esa pobre silla...En realidad, quería lanzársela a la chica que me insultó, pero mi mala puntería le salvó la vida....Bah, no soy tan horrible como para matar a alguien, aunque no me importaría que me dijeran que la han palmado en un accidente.Siempre me han echo la vida imposible....
      Espero que se compreda mi forma de verlo.
      Necesito conseguir un lanzallamas.
      Saludos( y sí, te empiezo a robar el protagonismo, Mauro, cuidado...)
      ////////////
      Elisa

      Eliminar
  6. Hola Mauro.
    Nuevamente nos sorprendes. Que buen relato. Una narrativa impecable.
    Realmente me has dejado intrigado. Viejo loco ese Quiroga, se aprovecho de la desesperación de Dan. Ojalá que no muera. (No lo mates, dale unas hierbitas y sálvalo, jajaja)
    Es urgente la cuarta parte, y si mal no recuerdo, creo que perdiste una apuesta con Elisa, así que ha publicar mas seguido, jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Eduardo, voy a tener que cumplir la apuesta con Eli, de hecho ya tengo 3 historias escritas para cubrir la primer semana, me faltan otras 3... Eso me pasa por tener el "sí" fácil jaja. Y gracias por tus palabras, yo también quiero que Dan sobreviva, pero todo depende del ritmo natural de la historia... ya veremos. un abrazo!!

      Eliminar
  7. Es un relato increible!!!!!!!! Muy tragico y fuerte pero terrorifico a la vez. Me sorprendiste!! Lograste que una historia de monstruos se convierta en una tan buena y
    que da tanto miedo como una historia de espiritus. Felicidades! Besos, Cleo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Cleo, parece que te gusta la historia jeje. Y creo que acertaste un poco en el planteo de la historia, porque mi intención era transformar una simple historia de monstruos en algo un poquito más complejo que eso -pero no mucho. Veremos si puedo terminarla bien, aunque creo que faltan al menos dos o tres capítulos. Un abrazo!!

      Eliminar
  8. Es la parte que más me ha gustado hasta ahora. Espero que encuentren a la criatura pronto y al hijo de Quiroga junto a la esposa de Dan vivos (Aunque lo dudo).

    Saludos.

    PD: Que raro, juraría que en el relato anterior había dejado un comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Facundo, si dejaste algún comentario parece que no me llegó, revisé en la carpeta de spam y tampoco hay nada. Veremos cuál es el destino de estos hombres... un abrazo y cuidate.

      Eliminar
  9. morirse dan???? Noo mi mau Plis Noo noooooooooooooooooooooo!!!!!! jajaja oye que buenisimaa te ha quedadoo no ayo palabras peroo me encanta cada vez se pone Mas buena bien dijiste q quiroga estaba loko Oyeee y el como esta ta
    ante seguro de q todo lo q le va a sucerder a dan? por q tan despreocupado le informa q va a amanecer muerto mmmm no sera q el ya estas muerto???? hi!!!! Suiza Noo esto cada vez esta mejor ay mau porfas cintinuala el martes anda cincientenos un pokitin esta semana q viene siiii?
    siiiiiiiiiiii? ???
    siiiiiiiiiiii???? siiiiiiiiiiii?????

    siiiiiiiiiiii? ?????
    siiiii??????????????
    siiiiiiiiiiii???????

    andaleee mau anda anda anda
    jajajja ok consideraloo bueno amiguitoo esperoo q digas q siiiiiiiiiiii te mando un saludo un abrazoo y un bsooo
    att kary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja Kary me hiciste reír, me hiciste acordar a Quico jaja. Veremos si puedo escribir la cuarta parte para el martes, pero hay varios problemas, a saber:
      1) Estamos en tiempo de Mundial de fútbol, y como quizás ya sepas, el fútbol es la decimosegunda cosa que más me gusta en la vida;
      2) El martes juega mi querida selección y ese día estaré con el corazón en un puño, no sé si mi cerebro estará en condiciones de concentrarse en las historias jaja.
      De todas maneras trataré de hacerlo, las sugerencias de mis lectores son palabras santas para mí.
      Un abrazo!

      Eliminar
  10. ok ok lo comprendo se.a lo q te refieres el domingo juega mi Mexico lindo y queridoo de echoo ya estoy lavandoo la verrrde y alistando mi garganta para gritar
    GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOPOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL

    DEEEEEEEEEEEEE

    MEXICOOOOOOOOOOOOOOOOO
    JAJAJAJAJAJAJ ya te imaginaras bien y aun faltan las xelas, las botanas, las carnes asadas, el carbon, la tv, los amigos, los refrescos, y mil cosas mas asi q Noo hay problema yo comprendo mau ay q apoyar al mesii jejeje

    tomate tu tiempo libre no escribas historias comprate tu silla chelera sientate a disfrutar el partidoo y prepara tu garganta para gritar goooooooooooooooooooooooooooooooollllllllll
    y bueno sin mas q decir suerte a tu argentina y q messi meta muuchos goles jajaja

    y a todos los mexicanos de este bloog. !!!!!!!! ARRIBA MEXICOOO CABRONES!!!!!!!!!!!

    HAAAAAAAAAW UPS perdon es q andooo un poco muy mexicana jajajaa
    ok nooooo
    y haaay haaaay haayayaiii canta y no llores

    jajajajajaja
    ok me despidooo por. q de verdad andoo muy muy mexicanesca Hajajajaja

    cuidate mau un besasasasooooo muuuuuuuakk
    jjajajaja aun no me tomo las chelas del Domingo y ya se me subieron jajaja
    att kary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero fue Eli la que enloqueció, ahora sos vos Katy, qué pasa aquí, mis relatos hacen que la gente se desquicie? jaja. Y la verdad yo mañana voy a alentar por México, la verdad me sorprendió tu selección, el año pasado parecían quedarse afuera y ahora están haciendo un gran mundial, incluso casi le ganan al dueño de casa Brasil... Eso es algo que respeto de la selección mexicana, que siempre le juega de igual a igual a Brasil (que es nuestro archienemigo) y les complican la vida...
      Otra selección que me resulta respetable es Uruguay, por la garra y el esfuerzo que ponen. Pese a que los uruguayos no nos quieren a nosotros (lo he vivido en carne propia durante un viaje jeje), nosotros sí los queremos a los uruguayos, nos caen simpáticos. Es una generalización, lo sé, porque habrá excepciones, pero...
      Otras selecciones latinoamericanas que están muy fuertes son Chile y Colombia...
      En fin, que será un lindo Mundial y ojalá que lo gane algún país latino (a excepción de Brasil jeje).
      Sé que esta charla no tiene nada que ver con los cuentos de terror, pero bueno, ya que estamos... jaja
      Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Al habla Eli:
      Eh! Yo estoy loca desde que nací...No enloquecí a mitad de mi vida.
      ¡Un respeto a la locura nata!

      Eliminar
    3. Kary, México..... perdiooooooo, voy a matar a los estupi#s de los holandeses
      NO ERA PENAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAALLLLLLLLLLLLL!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

      ODIO AL ARBITROOOOOOOOO

      AY AY AYAAAAAY CANTA Y NO LLORES, PORQUE A LOS PUTOS HOLANDESES LES COMPLICAMOS LA VIDA LOS MEXICANOS...........

      LA CULPA LA TIENE BRAZIL, NOS QUIERE COMPLICAR LA VIDA A LOS MEXICANOS YA QUE SABE QUE LE PODEMOS GANAR, NOS TIENEN MIEDO, NOS TIENEN MIEDO!!!! OOODIIOO A LA SELECCION BRAZILEÑA, LO UNICO KE SABE ACER ES FINGIR FALTAS Y COMPRAR LOS PARTIDOS

      ARRIBA MÉXICO CABRONES, QUE PARA EL PUEBLO SOMOS LOS CAMPEONES

      ARRIBA ARGENTINA, MESSI, MAS KE UN DIOS, UN HEROE
      ARGENTINA SERA CAMPEON, ARGENTINA SERA CAMPEOOOON!!!!!!!!
      OLEEEE OLE OLE OLEEEEEE

      creo ke tomé mucho licor por la derrota y eso que ya pasó una semana





      NOS VAMOS DEL MUNDIAL, NOS VAMOS DEL MUNDIAL, LOS PUT#OS HOLANDESES NOS SACARON DEL MUNDIAL:,(

      OK, YA ME CAYO

      Yenifer fuera
      PD:mauro, por si no me recuerdas soy es niña ke tienes agregada e face como Arlin de Styles(no preguntes por el "de styles" es complicado) y ke aun espera por el cuento de el baño embrujado ke me prometisteee(sin resentimientos)
      Bye

      Eliminar
  11. Aaaayy me carcomen las ganas de saber que pasará!! Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pronto Natalia!! Creo que faltan al menos dos capítulos más, espero poder terminarla bien... Un abrazo, gracias por escribirme!!

      Eliminar
  12. Hola Mauro, buena historia, intrigante desde el principio.

    Varias cositas:
    ·Me gusta el uso del término "aburguesado", da un punto de elegancia al relato. XD
    ·Cuando dices: "¿Me está diciendo que esa cosa… esa cosa que se llevó a mi hijo…"
    ¿No está hablando Dan? Debería ser "su", no?
    ·¿Vas a matar al protagonista? Como en "Juego de Tronos" XD (obviamente, es una pregunta retórica, no quiero que seas un spoiler de tu propia obra XD)
    ·Si la criatura se mueve rápido y escribir en la roca es difícil, ¿cómo lo logra Lucas? Si vas a hacer que Lucas siga vivo, que nos conteste él.

    Esperando impacientemente la llegada del siguiente viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí jaja es cierto, fue un error mío, lo cambié por "mi esposa", creo que se me cruzaron las líneas en esa escena jeje.
      Las otras preguntas, supongo, serán contestadas el viernes que viene, o en el último capítulo; salvo, por supuesto, que me atropelle un coche o algo así jeje. Muchas gracias por tus acotaciones, Un abrazo!!

      Eliminar
  13. ¡Primer comentario desde que leo tu blog! Admito que al principio el cuento no me pareció demasiado interesante (soy más de fantasmas que de demonios), pero esta parte me ha hecho cambiar de opinión. Al parecer Don está condenado, qué lástima, me caía bien y no creo que se merezca esa muerte. Y respecto a Quiroga, ya no dudo de su cordura (claramente perdida), sino de su inocencia. No estoy muy segura de que sea la víctima con tan macabros y escabrosos actos...
    Veo que los comentarios se han desviado un poco del tema inicial. Será que el Mundial ha caldeado los ánimos (no hablar de eso, por favor, que como española se me cae la cara de vergüenza). Y respecto a Eli, yo también quiero presumir, mi nota media es un 9,5 (con ocho dieces, tres nueves y un siete), aunque lo de la silla no me extraña tanto, las gallegas estamos muy locas :)
    Espero la cuarta parte con impaciencia, ¡date prisa!
    Un beso, Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belen, muchas gracias por escribirme por primera vez!! Con respecto al destino e intenciones de los personajes, obviamente todavía no los puedo develar, pero tus preguntas son realmente perspicaces y casi llegan al quid de la cuestión jeje.
      Lo del mundial: es el tema del momento, incluso las personas que no ven fútbol hablan de eso, por lo que era inevitable dedicar algunas palabras a eso...
      Tus notas: 9,5 es un promedio realmente envidiable, yo ni en sueños hubiese llegado a eso (en mis épocas de estudiante de secundario, claro, ahora estoy un poco grandecito jeje).
      La silla: me dejaste sin palabras!!
      Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Al habla Eli:
      ¡Bien! ¡Me estoy "galleguizando".
      Enhorabuena por el 9,5.

      Eliminar
    3. ps yo les gané mi nota fueee.............................................................................................................momento de suspenso...........................................................................................................................................DIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIEEEEEEEEEEEEEEEEZ CERRADOS, NO SOY PRESUMIDA HEEE, NI UN POQUITO
      SAQUE DIEZ Y TU NOO, SAQUE DIEEZ Y TU NOO, ok ya me cayo


      Belén, respecto a tu seleccion, no te preocupes, la seleccion mexicana a tenido una racha peor(ablo de otros mundiales porque en este les fue muy bien) y aun asi tamos contentos, almenos tu seleccion a ganado algunos mundiales, la mia no, arriba el animo, ahora que tu seleccion se fué, puedes apoyar a otra, eso es lo que yo ago, ahora sigo al 101 porciento a argentina
      Yenifer fuera

      Eliminar
    4. Sí Yenifer, hay que apoyar a la única selección latinoamericana que aún sigue... Lo de México fue una lástima, estuvo a cinco minutos de la gloria, pero todos conocemos lo que pasó, el piscinazo de Robben jaja. Pero bueno, son cosas del fútbol y nada más, es lindo ganar pero si se pierde, pues a seguir como siempre... En tu caso, obviamente, son mucho más importantes tus excelentes notas en la escuela, y que puedas recibirte para después hacer lo que más te guste. Un abrazo!!

      Eliminar
  14. Mauro,creo que ya lo comenté en otro relato ......yo seria capaz de eso y mas por salvar a mi hija,de echo me cocino al bicho con patatas y me lo zampo!!!! Pobre loco,pero su causa es legítima y la de Dan claro!!!! Esperando nueva parte ,muchas felicidades!!! Un abrazoooooooi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja claro que sí Manoli, creo que todos los que somos padres pensamos igual; y estoy seguro que Quiroga, a su manera, también es un héroe. Me alegra que te guste la historia, te mando un abrazo!!

      Eliminar
  15. Felicitaciones esta increibleeeee!!! Muero por saber que pasa con Dan?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribirme, estimad@. El viernes publico la continuación. Abrazos.

      Eliminar
  16. Hola Mauro. Qué bueno está este cuento eh! Por todos los cielos, buenísimo! Tipo Canción de Hielo y Fuego, Escipión el Africano de Santiago Posteguillo, te los menciono porque son libros tan buenos que no puedo dejar de leerlos, aún cuando ya los he leído varias veces. Igual pasa con tú cuento. Genial!
    Recuerdas que te pedí de la droga de Q? Pedido cancelado, ya me metiste miedo.
    Y ya que muchos están presumiendo notas, yo también quiero presumir las mías: terminé mis tres años de preparatoria con una nota media general de 9.3, no está mal, a que no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel, "Canción de hielo y fuego" es una obra que a mí también me encanta, me parece descomunal, sencillamente no sé cómo hizo Martin para escribir algo así, aunque recién voy por el tercer volumen. Al libro de Posteguillo nunca lo escuché nombrar, pero ahora me picaste la curiosidad y voy a ver si lo consigo...
      Y bueno, con respecto a tus notas, qué quieres que te diga, son realmente muy buenas, y yo que pensaba que mi triste 8,4 con que me gradué era algo para presumir... Al final resulta que todos los lectores de aquí son más inteligentes que yo!! Jaja.
      Un abrazo...

      Eliminar
    2. No es que seamos más inteligentes... quizá nos aplicamos un poquito más en los estudios, simplemente.
      Y sí, tienes razón, Canción de Hielo y Fuego es maravillosa. Con respecto a Posteguillo, son novelas históricas, y respecto a las que te mencioné, se centran en la vida de Escipión el Africano y Aníbal Barsa, dos de los grandes genios militares de la historia. Geniales. No lo digo solo yo, si no todo aquel que las ha leído. Así como Canción de Hielo y Fuego es considerada, junto al Señor de los Anillos, como la mejor saga de Fantasía Heroíca, la trilogía de Escipión, a pesar de que apenas vio la luz en 2006, es considerada una de las mejores en el género de las novelas históricas. Así de Fácil... Jaja. Éxitos.

      Eliminar
    3. Bueno, ya que hablaste tan bien de la novela de Posteguillo me puse a buscar datos en internet, y resulta que sí, casi todo el mundo habla maravillas. Así que ahora a conseguirla...

      Eliminar
    4. Al habla Eli:
      Yo me meto en todas las conversaciones posibles,,, ¡Buenas notas! Eso está claro.

      Eliminar
  17. Bueno Sr. Mauro, he de decirte que he disfrutado ralmente muchisimo el hecho de leer tanto los cuento como los comentarios de tus lectores; ambos son muy interesantes, para informacion tuya comence a leer el blog hace como tres meses atras sino mal recuerdo; y si la pregunta es: ''porque le costo tanto leer 66 hisstorias??'' (creo que son 66 verdad); o: ''Este tipo lee relento'', pero la cosa no es tan sencilla, las leo en mis momentos libres; los pocos que quedan, y lo he hecho porque en realidad me ha impresionado muy gratamente la forma en que has evolucionda en la escritura, es obio que la historia 1° no tiene la misma calidad artistica y de redadccion que esta ultima, lo repito, me impresiona gratamente; si, talves han salido ''erroritos'', y alguno que otro detalle, pero es parte de todo y me parece improcedente mencionarlos aca puesto que ya han sido mencionados incontables veces ( mas de las que se merecen para mi gusto), si he de elegir un par de historias favoritas creo que serian: '' Las primeras palabras del bebe'', ''Bitacora del Capitan Farris'' ''El show del payaso Botones'', '' La noche del payaso'', '' El sucubo'' que deberia tener otra parte a mi parecer, ''Navidad sangrienta'', ''El hombre del patio'', ''Al otro lado del tunel'', '' Los moradores del polvo'', '' Un invitado especial'' ademas del articulo sobre renfield muy bueno, '' Los microcuentos'', '' El llanto de un bebe a media noche'', y por supuesto este ultimo '' Un largo viaje a ala oscuridad'', me parecio leer por ahi que escribiste una novela me parece, me gustaria saber como podria conseguirla, si es que se puede; una vez mas felicitarte por como desarrollas tu talento mira que no hay muchos que puedan mantener en suspenso asi, con tanto talento; un sincero saludo desde El Salvador, estamos pendientes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel, muchas gracias por escribirme!! Varias cosas a destacar en lo que dices:
      1) Los comentarios de los lectores forman una parte fundamental de este blog, algunos son graciosos, otros inteligentes e incluso ácidos, y creo que le dan mucha vida a este espacio; es por eso que les doy la importancia y tiempo que se merecen (a veces creo que estoy más tiempo respondiendo a los comentarios que escribiendo los cuentos jaja).
      2) Me alegra que hayas notado la evolución en la escritura de los cuentos; eso es algo que no todos perciben y habla bien de vos como lector. Aunque te cuento algo: para mí, no hubo tanta evolución, porque llevo escribiendo así desde hace muchos años. El hecho de que haya tanta diferencia entre el estilo de los primeros, y de estos últimos, obedece a una cuestión de etapas y del convencimiento de que cada historia puede y debe ser abordada desde diferentes estilos de ejecución... algunas merecen un tono narrativo más sofisticado y complejo, otras no tanto. Al menos eso es lo que yo creo...
      3) Mi libro todavía no salió a la luz, aunque espero que lo haga muy pronto. Cuando tenga más novedades las postearé en este blog.
      Un abrazo. muchas gracias por las buenas palabras que me dedicas!!

      Eliminar
    2. viejo no dudo del talento que tenes en esto; creeme algunos tratamos de hacer cosas similares (aunque en otros generos pues, pero al final arte es arte independientemente de donde venga, y talento es talento; con la misma aclaratoria) y es bien complicado, entiendo que no podemos hablar de igual forma de medicina con un doctor que con un mecanico, claro esta no es despreciar a nadie, pero uno no va a entender las terminologias del otro ves, aunque en sintesis hablasen de lo mismo; por eso comprendo lo que dices de que:"algunas merecen un tono narrativo más sofisticado y complejo, otras no tanto. Al menos eso es lo que yo creo..." y hago enfasis en esto ultimo, porque al final; somos lectores; que opinamos de tu trabajo, pero los personajes son tuyos; vos sabes quienes son, que hacen y porque lo hacen; siempre he creido que el artista al unico que debe convencer es a El mismo, si ami me gusta como me queda la comida, lo mas probable es que a los demas tambien les guste no???.
      una felicitacion mas, espero exitos de tu parte, y te dejo porque voy a leer la ultima parte de esto que estoy que me como las uñas por eso.
      un saludo y un abrazo desde El Salvador mi hermano Obscuro

      Eliminar
    3. Sí Manuel, excelentes palabras. Uno siempre hace lo que más le gusta, aunque el resultado no siempre termina siendo todo lo bueno que desearía. Y otra pregunta: sobre qué genero escribes? Me da la impresión de que lo tuyo es la poesía o el género romántico, no sé por qué. Te mando un abrazo!!

      Eliminar
  18. hi c:
    no comente tu historia anterior por que no tenia interned xd
    bueno sobre la historia:
    Quiroga lo mato? pero...porque?
    y entonces fue a matar a esa cosa solo?
    y Dan murió? que hay de su esposa? sobrevivió?
    y Cuco!? que paso con el perro? okno
    pero en realidad...que era esa cosa? un extraterrestre?
    espera! la esposa de Quiroga se llamaba Dora? Dora la exploradora! okno
    bueno, me encanto la historia xD
    espero la siguiente con ansias!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jo, cuántas preguntas jaja. Algunas de ellas, lo prometo, serán develadas mañana viernes. Por supuesto que no puedo adelantarte nada, pero me dio risa lo de Dora la exploradora jaja.
      Y espero que Internet no se te vuelva a cortar, porque en este momento de la historia, es como no tener coche: se puede vivir sin ambos, pero no es lo mismo (hoy, como verás, tengo muchas ganas de escribir idioteces).
      Un abrazo, gracias por tus palabras Jo!!

      Eliminar
  19. Hola... soy Gabriela!!
    OMG!! ... Cada ves me sorprendo más.... sinceramente no comento tus historias pero siempre estoy al tanto cuando las publicas.
    Por madrecita que cada vez son mejores. .. no sabes las ganas que tengo ppr la continuación. ... exijo tortura sin piedad. .. siii

    Jajaj! -Eres un gran escritor Felicidades y sigue adelante ... Saludos desde Perú!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gabriela, gracias por tu opinión y tus palabras. Hasta ahora el 99 % quiere que continúe con la historia, y la verdad me sorprendió, porque pensé que querrían que volviese a las historias cortas. Igualmente, trataré de meter alguna historia en el medio, para variar un poco.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  20. Felicidades por tu historia! es muy, muy buena no puedo parar de leer sigue escribiendo que por mi parte te seguiré leyendo, abrazo y saludos desde irapuato, gto. mex. mary

    ResponderEliminar
  21. Felicidades por tu historia! tienes mucha imaginación, sigue escribiendo que yo por mi parte te seguiré leyendo saludos desde irapuato, gto. mex. Avisame si tienes mas historias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María por leerme y escribirme. Siempre habrá más historias jaja. Un abrazo!!

      Eliminar

Más Cuentos de Terror:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...