"Un Largo Viaje a la Oscuridad" (Capítulo 7)

¡Feliz viernes para todos! Aquí les dejo la continuación de la novela de terror "Un largo viaje a la oscuridad". Este capítulo es un poquito más largo de lo habitual, pero en mi humilde consideración creo que es uno de los mejores, así que les pido que no sean vagos y ¡lean! Lo mismo para aquellos pocos que todavía quieren que regrese con los cuentos, y que me escriben cada tanto amenazando con hackear el blog si no termino con la novela de una buena vez. ¡Lean esto también! Aprovechen mientras sea gratis y Stephen King no me contrate como uno de sus ghostwriters. Hecha esta pequeña aclaración, ahora sí, los dejo con el "Capítulo 7"...

______________________________

“Liana...” pensaba Dan, una y otra vez, mientras descendía jadeante por aquellas interminables escaleras. “Liana también puede estar allí abajo…”
     Los quejidos y alaridos de Cuco no hacían más que empeorar. Era como si sometiesen al animal a las peores torturas físicas. ¿Qué le habría ocurrido? Lo peor era la otra pregunta, que Dan por todos los medios evitaba formularse: ¿Y si Liana estaba con él, y también sufría como Cuco?
     -Vamos, vamos- repetía Quiroga entre dientes, como hablando consigo mismo. Estaba unos metros debajo de Dan, y la distancia no hacía sino aumentar, como si el otro fuese dueño de una energía y fuerza sobrehumanas. No era la primera vez que sucedía esto, había ocurrido lo mismo cuando ingresaron corriendo a la mina, y Dan volvió a preguntarse si no había algo sospechoso en los movimientos incansables de Quiroga. “¿O será que yo soy muy lento?”, pensó. Después de todo, ¿hacía cuánto tiempo que no dormía, o que no probaba un bocado más consistente que unas galletitas y un poco de agua? Era casi un milagro que aún se mantuviese en pie.
     Además, por supuesto, estaba el asunto de aquella bendita droga, que Quiroga le había suministrado en el whisky…
     Trató de concentrarse en bajar, en abandonar todo pensamiento que pudiera distraerlo y ocasionarle una dolorosa (y tal vez mortal) caída. Tenía las manos sudorosas, y las escaleras, si bien estaban fuertemente sujetas a la roca, parecían endebles en algunos sectores. Un leve resbalón, un pequeño error de cálculo… y todo terminaría allí.
     Cierto que si caía, se encontraría durante la caída con el cuerpo de Quiroga, pero era muy probable que por el propio peso lo arrastrara consigo. Y luego, lo que esperaría allá abajo, cien metros más abajo, sería con toda probabilidad la muerte. O al menos, un cuerpo totalmente fracturado e inútil.
     “Y no tendríamos posibilidades de pedir ayuda…”, pensó.
     Ni siquiera con los celulares. Carecían de señal allí abajo. Eran tan útiles como un reloj sin pilas, o un aparato de TV sin electricidad.
     “Liana”, volvió a pensar, casi al borde del llanto. “Lo haré por ti, amor”.
     En las profundidades, Cuco no paraba de gemir y de gritar. Los nervios de Dan se erizaban por cada gemido que Cuco emitía.
     “Lo haré por ti…”
     De repente, no podía dejar de pensar en ella. En Liana. Las imágenes en su mente se superponían una tras otra, vertiginosas, en una sucesión de recuerdos que no respetaban ningún tipo de orden cronológico, que iban y venían en el tiempo como si éste no existiera, como si fuese sólo una confusa ilusión, algo que quizás, después de todo, no estaba tan lejos de la realidad. Liana caminando por las escalinatas de la Universidad, su falda que tanto lo enloquecía flameando bajo el viento de mayo, riendo y mirándolo con esa mirada inocente y pícara al mismo tiempo, que parecía prometer el cielo y mucho más. Liana en la bañera, desnuda y con un penacho de jabón coronando su largo pelo. Luego Liana con el brazo rodeado por un yeso, producto de una caída durante sus entusiastas (y previsiblemente poco duraderas) clases de danza. Eso había sido en el 2008, o en el 2009 (¿tan rápido había pasado el tiempo?) y el matrimonio parecía tan fuerte como sólo pueden parecerlo los sueños cargados de ingenuidad. Luego, todo había comenzado a desmoronarse, lenta pero progresivamente, como una gran montaña de nieve, y ninguno de ellos había tenido las fuerzas (ni la voluntad) de hacer algo para detener la caída.
     Una de sus manos resbaló de un escalón. A punto estuvo de perder total asidero y precipitarse hacia las profundidades. Durante un minuto entero Dan permaneció aferrado con todas sus fuerzas a la escalera, el corazón palpitando a unas dos mil pulsaciones por minuto. Las piernas le temblaban y los músculos de los brazos parecían tener la consistencia de una gelatina. Cuando más o menos creyó que volvía a calmarse, reanudó el descenso.
     “Eso me pasa por pensar en Liana”, se lamentó.
     Pero sin embargo su mente, tal vez como un mecanismo de defensa frente a aquel largo encierro, siguió pensando en ella. 

♣  ♣  

      No fue mucho después de aquella caída, acontecida durante el invierno del 2008 o 2009, que los problemas en la relación comenzaron de verdad. Las peleas se hicieron más frecuentes, las palabras se tornaron frías, los desayunos y las cenas ahora duraban no más de cinco o seis circunspectos minutos. Incluso cuando hacían el amor, incluso eso parecía distante y forzado. Lo hacían no ya como un acto de cariño y devoción, sino como una forma de convencerse a sí mismos, de engañarse, de decirse mutuamente: “No estamos tan mal, ¿verdad? Si aún podemos besarnos y acostarnos juntos, no estamos tan mal, ¿cierto?”.
    Pero claro que estaban mal. Incluso ahora, mientras descendía jadeante por una escalerilla grasienta, rodeado de una cálida y claustrofóbica oscuridad, Dan podía darse cuenta de eso.
   De hecho, ahora que lo miraba en retrospectiva, la noche en que sucedió todo, la noche en que Liana fue atacada por la criatura del cielorraso (y de eso hacía ya unos tres increíbles, largos y alucinantes días), Dan estaba seguro de que el matrimonio se encontraba al borde del divorcio.
     Y no era por los ronquidos de Liana. Eso sólo era otra gota que había llenado el vaso, al punto de casi rebalsarlo.   Era por otras cuestiones, infinidad de detalles y situaciones que lentamente habían resquebrajado las otrora sólidas paredes del matrimonio. Como por ejemplo: las interminables y variadas clases de cerámica, pintura, inglés, y todo lo que se dictase en la ciudad, que Liana tomaba como una evidente excusa para alejarse lo más posible de la casa. Las también interminables y frecuentes horas extras de Dan, en el trabajo, por idénticos motivos. La vez que fingieron olvidarse de los respectivos regalos de Navidad, aduciendo un estrés o un trajín laboral ficticios. Pero sobre todo: la aparición de una tercera en discordia. La famosa y temida tercera persona, que por supuesto tenía nombre y apellido, Amanda López: una de sus alumnas de la Universidad. Había sido fugaz, una posibilidad inconcreta, pero no obstante había estado a punto de romper con catorce años de matrimonio, con una facilidad que casi llegaba a asustarlo.
    En muchas anteriores ocasiones, durante sus esporádicas incursiones en la enseñanza, había tenido la oportunidad de acostarse con alguna de sus alumnas. Él era un hombre atractivo, al menos la imagen que le devolvía el espejo lo dejaba conforme, y era consciente de lo que solía generar entre el alumnado femenino. Estaba acostumbrado a los coqueteos, las miradas insinuantes, incluso las proposiciones más directas –y éstas parecían incrementarse con el transcurso de los años. Sin embargo, él nunca había cedido a la tentación, primero porque amaba a Liana, no quería perder su relación con ella por una aventura de un día, y segundo porque sentía que no era ético aprovecharse de una situación de poder que en cierta forma era inmerecida, completamente desigual. Las jóvenes que solían fijarse en él eran por lo general chicas perdidas, angustiadas, que trataban de resolver sus problemas mediante una relación idílica, en la cual tenían todas las de perder. Y él no quería meterse en eso, lo consideraba injusto. Pero con Amanda fue todo diferente. Algo pareció quebrarse en su interior. Veía en su mente la imagen de Liana llorando desconsolada y ya no le importaba tanto. Pensaba que, si el divorcio al fin se llevaba a cabo, ninguno de los dos se vería excesivamente perjudicado. Podrían sobrevivir sin su mutua compañía. Así que puso la mente en blanco y un día accedió a salir con Amanda, dejando que todo se fuera al demonio.
     La chica era todo lo opuesto a Liana. Quizás fue por eso que en un principio lo atrajo tanto. Mientras Liana era de ademanes dulces y delicados, Amanda, con sus caderas redondeadas y su andar calculadamente provocativo, parecía llevarse todo por delante, sin importarle nunca las consecuencias ni los desastres que podía causar. Mientras Liana parecía, en el mejor de los casos, un cálido y tierno pimpollo, Amanda directamente era como una flor roja con los pétalos abiertos de par en par, cuyo néctar deslumbrante atraía a muchachos y hombres viejos por igual.
     No era una alumna especialmente brillante, pero en las clases destacaba con facilidad por sus atributos físicos. Quedaron en verse en un restaurante de las afueras de la ciudad, un viernes a la noche.
     Hacía más de diez años que no salía con otra mujer que no fuese Liana. Sin embargo, aquella vez obró como todo un especialista de la infidelidad. Puso a Liana las excusas correctas, con el tono de voz correcto. Dijo que debía quedarse en unas horas extras por unos trabajos retrasados en la oficina. Que no lo esperara para cenar, porque comería con sus compañeros en algún restaurante de paso. Liana en ningún momento pareció sospechar. Aunque Dan nunca supo si se debió a sus despreciables y hasta el momento insospechadas cualidades para engañar, o porque sencillamente Liana ya no se interesaba por los destinos de su marido.
     Pasó a buscar a Amanda a las nueve, en el coche. La muchacha se había vestido de manera espectacular; ya desde lejos quitaba el aliento. Se subió al auto y le estampó un sonoro beso a Dan, en la mejilla. Dan puso el coche en marcha y enfiló hacia el restaurante, con las manos de repente sudorosas. “Lo voy a hacer”, pensaba. “Voy a engañar a mi mujer. De verdad voy a hacerlo”.
     Llegaron unos veinte minutos después. Durante el camino, Amanda no paró de hablar y de reír, mientras Dan apenas mascullaba alguna respuesta. La chica se comportaba muy suelta y utilizaba cualquier excusa para tocarlo, para abrazarlo. Dan trataba de mantenerla lo más apartada de sí posible, porque sentía que aún no estaban lo suficientemente lejos de la ciudad y por lo tanto alguien podría verlos. Pero a la muchacha no parecía importarle nada; cuando se inclinó para decirle algo al oído, Dan pudo percibir el alcohol en su aliento. Alcohol mezclado con chicle de frutas. ¿Por qué esa combinación de repente se le antojaba nauseabunda?
     El restaurante era moderno, elegante, aunque había comenzado a declinar en los últimos tiempos. Había ido varias veces con Liana, para festejar algo importante, o simplemente porque sí. Lo había elegido para Amanda porque nunca en ese lugar se había topado con nadie conocido, ni siquiera con alguno de sus numerosos ex alumnos, a quienes a veces, sobe todo en los momentos menos indicados, parecía encontrárselos en cada esquina de la ciudad. Además pasaban música de los ochenta, su preferida, y el mozo que generalmente los atendía era muy amable y discreto.
     Aquella noche, la noche en que Dan decidió serle infiel a su mujer, entraron al lugar y dejaron sus abrigos en el guardarropas. Cuando Amanda fue a sentarse a la mesa reservada, muchas miradas convergieron hacia ella, aunque a Dan le pareció que en realidad lo miraban a él. Si hasta ese momento sentía nervios y sudaba un poco, a partir de allí comenzó a transpirar a chorros.
     Inmediatamente los atendió el mozo de siempre. Amanda pidió un estofado de conejo a la provenzal, y cuando Dan solicitó un humilde bife de pollo deshuesado, la chica se burló de él. “Parece comida de hospital”, le dijo. Y luego soltó una de sus risotadas y aporreó la mesa con un puño. Dan evitaba mirar al mozo, en realidad evitaba mirar a todo el que se encontrara a su alrededor. Pero cuando el mozo regresó con la comida, minutos después, sus miradas se cruzaron brevemente. Y fue ahí que el mozo le guiñó un ojo.
     Era un guiño cargado de lascivia, de complicidad, que no dejaba dudas sobre su significado. El mozo reconocía a Dan, sabía que la mujer que estaba a su lado no era su esposa. Y, lejos de reprobarlo por ello, lo felicitaba. Dan comenzó a sentirse descompuesto.
     Se dio cuenta de que había sido un error haber elegido ese lugar. Demasiadas cosas le recordaban a Liana. El mozo. La música. Aquella mesa ubicada cerca de la ventana, que daba al inmenso patio trasero. ¿Y no había venido con ella para algún aniversario de casados? ¿El quinto, o el sexto? No podía recordarlo. Apenas probó la comida. Tampoco bebió demasiado. Si se emborrachaba, todo terminaría por irse al diablo. Lo sabía.
     Pero en cuanto a Amanda… ella sí que bebió. Dan nunca hasta ese momento había visto a una mujer beber de esa manera. Cuando finalmente abandonaron el restaurante, ella se tambaleaba y tuvo que aferrarse a Dan para no caer al suelo. Dan la abrazó y rápidamente la condujo al coche. La sentó en el asiento del acompañante y le puso el cinturón de seguridad, porque estaba seguro que Amanda no podría hacerlo. Rodeó el auto y se sentó al volante, y luego miró hacia Amanda: la chica había comenzado a desnudarse.
     -¿Qué haces?- le dijo.
     -¿Qué crees que estoy haciendo? No puedo esperar más, profe. Lo amo desde el primer momento en que lo vi, parado frente al pizarrón. ¿Sabía que usted es muy sexy?
     -No- contestó Dan, y trató de volver a ponerle la blusa que ella se acababa de quitar-. Te llevaré a casa, Amanda. Creo que será lo mejor.
     Ella lo apartó de un súbito manotazo. Lo miró con sus enormes ojos violeta, ahora vidriosos y perdidos.
     -¿Qué significa eso?
     -Significa que regresaremos a nuestras casas y seguiremos con nuestras vidas. No debimos haber venido hasta aquí.
      -Sé que usted está casado.
     -Sí- dijo Dan, y el corazón de golpe comenzó a latirle más fuerte-. Todos lo sabemos, Amanda.
     -Si no me lleva a un motel y me hace el amor, juro que le diré a su esposa.
     -¿Y qué le dirás, Amanda?- dijo él, enarcando una ceja, aunque sabía la respuesta.
     -Diré que me invitó a cenar. Diré que tuvo intenciones amorosas conmigo. Hay muchas personas en el restaurante que podrían atestiguarlo.
     -Te diré algo mejor: olvidémoslo de todo esto, y yo te aprobaré con la nota que quieras. ¿Cuánto necesitas para seguir con la beca? ¿Un ocho, un nueve? ¿Un diez, tal vez? Sabes que yo no pongo dieces, soy un profesor muy estricto en ese sentido, pero contigo podría hacer la excepción.
     Nunca supo de dónde sacó el suficiente aplomo como para decir algo así. Se había convertido en una persona totalmente desconocida para él, alguien a quien nunca querría volver a encontrarse en la vida. Incluso Amanda, que creía conocerlo, pareció sorprendida por sus palabras. Pero sin embargo aceptó. Estaba borracha pero no por eso había dejado de ser lista. Aún podía reconocer las oportunidades; sabía que era más fácil aceptar aquella propuesta que iniciar su propio ataque. En el largo y silencioso regreso a casa, no obstante, ella comenzó a reír. Era una risa hueca, forzada, peligrosa. Dan le preguntó, con el tono de voz más neutral que fue capaz de encontrar, qué sucedía.
     -Es la primera vez que me sucede algo así- dijo la chica, sin parar de reír de esa manera tan malhumorada-. Es decir, no es la primera vez que me acuesto con un profesor para ganarme la nota, pero sí es la primera vez que obtendré un diez por NO acostarme con uno de ellos.
     Y siguió riendo hasta que, de pronto, soltó un alarido y le dio un doloroso mordisco en el cuello. Dan, por la sorpresa y el dolor, a punto estuvo de dirigir el coche hacia la cuneta.
-¡Maldición, Amanda!- gritó, llevándose una mano al cuello-. ¿Qué demonios estás haciendo?
     -Es una prueba- dijo Amanda, mirándolo con ojos brillantes, acurrucada ahora contra la puerta del coche-. No te librarás tan fácilmente de mí. Si tu esposa se da cuenta, quiere decir que aún se fija en ti y te quiere. Si no percibe ese mordisco, y no te pregunta nada… entonces yo te estaré esperando. De verdad.
     La dejó en su casa sin decir palabra, sin intercambiar ninguna despedida. La vio alejarse con su falda apretada y sus tacos de aguja y luego cerró la portezuela y se marchó. Anduvo todavía un rato por el centro, manejando sin rumbo fijo, hasta que decidió que era hora de volver. Liana estaba durmiendo en la cama; había dejado la tele encendida. Dan apagó el aparato y luego se dirigió al baño, para verse la herida. No era muy profunda, aunque estaba poniéndose roja. Se pasó un algodón embebido en alcohol por la zona y luego trató de aplicarse un poco del maquillaje de Liana, pero como no tenía idea de cómo hacerlo, el resultado fue el opuesto al esperado, porque resaltaba el mordisco aún más. Resignado, se quitó el maquillaje y regresó a la cama. Apagó la luz y besó a Liana en la frente. Le deseó buenas noches, pensando si no sería mejor, después de todo, que Liana se diera cuenta del mordisco y todo acabara allí.
     Pero ella, al parecer, nunca lo notó ni formuló preguntas al respecto.
     Siguieron con sus vidas de siempre. En la Universidad, al final de la cursada, él puso el diez a Amanda.
     Nunca más la volvió a ver.


♣  ♣  

     Sus pies, por fin, tocaron fondo y Dan se apartó rápidamente de las escalerillas, como si de repente éstas quemaran. Casi tropezó con una roca y tuvo que detenerse unos segundos para recuperar el resuello. Miró a Quiroga. Se estaba marchando muy rápido, rumbo al origen de los ladridos. Por primera vez le pareció que el hombre estaba fuera de sí, había perdido el control y eso allí abajo podía resultar muy peligroso. Lo llamó a viva voz, pero Quiroga no se dio vuelta. Dan se agachó para recoger la mochila… y luego algo, un instinto, le hizo tomar en su lugar el lanzallamas. Era pesado, incómodo de llevar, pero los arneses facilitaban un poco la tarea. Tomó con ambas manos el soplete y por un momento se vio a sí mismo como un ridículo Rambo, algún héroe venido a menos que no era más que la copia de otro más popular. Se terminó de acomodar el lanzallamas y corrió tras los pasos de Quiroga, esperando que aquella pesadilla acabara de una buena vez.
     Un recodo surgía unos metros más adelante, de allí parecían provenir los gemidos de Cuco. Quiroga tomó el recoveco y luego se perdió de vista. Dan apresuró el paso. Las galerías en ese lugar eran más estrechas, el aire era pesado y caliente; una persona claustrofóbica hubiese muerto de miedo en menos de un minuto. Dan dobló el recodo y luego, de inmediato, se detuvo, sin poder creer lo que veía.
     Cuco estaba suspendido en el aire.
     Sus patas se estremecían y parecían correr inútilmente hacia ningún lado. De su hocico salían largos y lastimeros aullidos.
     Quiroga, que de repente parecía haber perdido las fuerzas, estaba arrodillado bajo su cuerpo, la cara vuelta hacia arriba, como rezando a algún oscuro Dios de las tinieblas.
     Dan siguió la dirección de su mirada: en el techo de la caverna había otra de esas mantarrayas, ocupando casi todo el recinto y extendiendo sus finos tentáculos en dirección hacia ellos. Algunos de esos tentáculos habían rodeado a Cuco y lo elevaban por los aires. Por instinto, Dan apuntó el lanzallamas hacia la criatura, aunque no tenía idea de cómo usar aquel maldito trasto. Pero de inmediato Quiroga giró la vista hacia él:
     -¡No lo haga, Dan! ¡Matará a Cuco!
     -¿Y entonces, qué hago?- gritó Dan, pero antes de que Quiroga pudiera responder, escucharon un horrible chillido, y de uno de los huecos de la caverna comenzó a surgir otra criatura, y luego otra más… Todas venían trepando por las paredes, deslizándose sobre la roca como gigantescas babosas con tentáculos. Quiroga dejó caer la cabeza, al tiempo que Cuco comenzaba a desaparecer dentro de la boca de uno de esos horribles seres.
     -Es una colonia… lo sabía- murmuró, y luego, con ojos vidriosos, se dirigió a Dan:- Olvídese de todo esto. Corra. Corra por su vida. Corra mientras tenga la oportunidad de hacerlo.
     Iba a decir otra cosa, pero entonces uno de los seres cayó sobre él, envolviéndolo con sus tentáculos, y Dan ya no volvió a verlo o a escucharlo.
     Dio media vuelta y, siguiendo el sabio consejo de Quiroga, comenzó a correr.

(Continuará...)


________________________________________

Nota: Como sé que muchos de ustedes quieren escribirme pero no saben muy bien qué, o no quieren repetirse en sus felicitaciones (o críticas), les propongo que me digan, por supuesto si tienen ganas, qué piensan sobre la actitud de Dan con respecto a Amanda. Es decir, ¿le fue infiel a Liana? ¿Hace falta consumar el acto para que pueda considerársele infidelidad? ¿O basta con tener la intención, como en el caso de nuestro protagonista?
Bueno, los dejo. El martes trataré de publicar una continuación, por supuesto no tan larga como ésta, para que la espera no se haga tan extensa.
Un abrazo y buen fin de semana.

Autor: Mauro Croche
® Todos los derechos reservados.
Advertencia para los administradores de otras páginas que copian y pegan estas historias: ¡Pongan la fuente y/o el autor!!!

Para seguirme por Facebook (ya somos +19.000!!): http://goo.gl/W1pgmC
Para seguirme por Twiter: http://goo.gl/g8KWjG
Para seguirme en Google+: http://goo.gl/V1Wd17

62 comentarios:

  1. Te agradecería que el martes pudieras publicar algo, porque me tienes en ascuas cada semana. Mis felicitaciones: una historia genial. Muchas gracias por compartirla y sigue así, por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias anónim@, el martes seguro publico el capítulo 8. Esto recién empieza... Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Huoh huoh!! Me encanto jajaja como siempre. Cada vez esta mucho mejor y me da pena que cuco se haya muerto y que le habrá pasado a lianaaa!!?? Ah, y respecto lo de dan y amanda me parece mal aunque no haya consumado el acto, la intención cuento pero por lo menos no fue capaz de engañar a su mujer porque se ve que la quiere mucho. Supongo que el problema fue la rutina que hizo que el matrimonio se estropeara. Bueno estoy esperando el siguiente capitulo con muchas ansias. Saludos.
    Arte: alba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "La rutina" humm. La rutina parece ser la muerte de todo matrimonio, y parece ser que eso fue lo que pasó con Dan. Pero como bien decís, no llegó a concretar y eso puede ser motivo de excusa... o no. Un abrazo, Alba!!

      Eliminar
  3. Un minuto de silencio por Cuco.......Mauro ya tocaba que nos contaras un poco del pasado de los personajes,así se entienden muchas cosas,ahora le toca a Quiroga ( si sobrevive)........en lo referente a la infidelidad,Dan no fue infiel por que "le cortaron el rollo" así de claro iba con toda la intención!!!! ( será desgraciado) esta clara que donde hubo fuego todavía quedan brasas,y sigue queriendo a su mujer,aunque en un momento del relato creí,que no seguía con la búsqueda,me dio la sensación que realmente ya no quiere estar con ella.......resumiendo,si no estas a gusto con tu pareja y no quieres arreglar las cosas,antes del engaño mejor dejarse,en mi opinión menos doloroso.Esperoooo la próxima parteeeeee,felicidades!!!!! Un abrazoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Manoli, creo que en una historia tan larga era necesario contar un poco del pasado de los protagonistas, además que ayudará a entender lo que sucederá a continuación. Falta por supuesto lo de Quiroga, que se revelará un poco más adelante. Y con respecto a lo de si Dan quiere encontrar a su mujer o no, yo creo que sí, aunque hay una pregunta, que se hace en uno de los primeros capítulos, que me parece clave: ¿Hasta qué punto está dispuesto a arriesgar su vida por ella? Creo que aún se lo está preguntando...
      Bueno, un abrazo, gracias como siempre por comentar.

      Eliminar
  4. Hola Mauro muy Buenos Dias..
    Primero que todo quiero felicitarte por que cada vez esta historia se esta poniendo muy intresante, en pocas palabras demasiado buena. ayy amuro aqui sigo en mi oficina leyendo antes de comenzar la jornada laboral. jajaja no te preocupes por eso de que me puedan ver, tengo mi propia oficina y es un poco dificil que me agarren infraganti, pero como uno nunca sabe lo tendre muy en cuenta y seguire leyendo tus historias.
    Quiero que sepas algo te contrate quien te contrate sea Stephen King u otro escritor famoso y muy reconocido sea gratis o no, yo seguire leyendote, es una promesa que hice por que sinceramente te lo mereces. Vale la pena.
    Srto Terrorifico en base a tus preguntas ahora amo a Dan mas que nada :3 en ningun momento le fue infiel a liana creo que todas las relaciones tiene problemas causados por el trabajo, estres y el cansancio pero el amor no termina y mas cuando son mas de 10 o 12 años compartiendo y uniendo sus vidas. en este caso Dan es un buen hombre, solo tuvo miedo, no supo que le vendria bien si serle infiel a su esposa, ya que el sospechaba que ella ya no se interesaba en el. quizas liana nos pueda sorprender o tu que opinas? xD
    alli aun hay amor, se le nota a ese hombre. Bravo mauro. felicitaciones, la sacaste del estadio.
    Oh oh y antes de despedirme.. quiero sugerirte que no le prestes atencion a esos "lectores" que te amenazan con eso de bloquear tu blog, eres tu quien escribe por Dios no ellos. sigue asi que vas muy bien.. oww estoy emocionada!!! esperare el martes con ansias.
    TIENES EL APOYO DE TUS VERDADEROS LECTORES!!!!...
    Un beso y un abrazo.
    Daniela :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Daniela, si tenés tu propia oficina no corrés tantos riesgos, aunque algunas precauciones básicas nunca están demás jaja.
      Hasta ahora las opiniones sobre lo que hizo Dan son desparejas, a algunos no les parece mal, otros lo tildan directamente de infiel y desamorado. Yo por supuesto no puedo opinar porque soy el autor de este relato jaja, pero me parece que tenés un poco de razón en decir que es un buen hombre, y que todavía ama a su esposa. Trato de presentarlo como una persona común y corriente, ni héroe ni villano, sólo alguien que tiene sus aciertos y sus errores, sus miedos y actos de verdadero amor.
      Gracias por el apoyo, lo de los otros lectores no es tan grave, simplemente quieren regresar a las historias cortas, pero bueno, en su momento yo di la posibilidad de votar y la inmensa mayoría dijo que siguiera con esto. Ahora ya no voy a retroceder, porque yo escribo lo que siento y nada más que eso.
      Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Yo si que corro riesgo... Por eso leo cuando se va la jefa...

      Eliminar
    3. Bueno anónimo, un poco de riesgo hace que la vida sea más emocionante jaja.

      Eliminar
  5. lo sabia!!!! sabia q aya abajo había mas cosas de esas noooo por q???
    y entonces quiroga murió??? eso si q fue drástico no me lo esperaba :'( es un relato magnifico mi mau valla talento el tuyo si q si y en cuanto a la pregunta formulada por la acciones de dan bueno yo pienso q cada quien piensa diferente pero para mi punto de vista desde el momento q el tuvo la intención de engañar a liana y hasta sintió emoción por tal conducta en cierto momento y aunq no aya consumado la accion para mi equivale a traición, digo desde el mmomento q planeas algo e inventas escusas para lograr el cometido pues Yaa estas actuando mal y eso le paso a dan aunq al final recapasito y todo apuesto q si le hubiera contado a liana las cosas tal y como sucedieron ella lo hubiera tomado como traición buenoo para mi si lo es jejeje digo es q yo me consideró muy fiel y Noo tengo ojos para nadie mas mas q para mi esposo jijijiji me encanta como escribes mau eres magnifico ya casi RL. STILE porfis publica el martes mau te mando un besasasaso y un fuerte abrazo att kary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kary, gracias como siempre por comentar. Hasta ahora no hay consenso sobre lo que si hizo Dan está bien o mal, cosa que me parece totalmente natural, porque cada quien fija sus ideas de acuerdo a las creencias, experiencias pasadas, etc.
      Me alegra que digas eso sobre tu esposo, eso quiere decir que eres muy feliz y sabes lo que quieres en la vida.
      Bueno, te mando un abrazo, el martes seguramente publicaré otra parte. Saludos!!

      Eliminar
  6. Hola Mauro.
    Gracias por tus buenos deseos, ya me encuentro mejor.
    Este capitulo si me rayo el cerebro.
    Tan bien que iba Dan y, como decimos aquí, justo cuando iba a campeonar se arruga. Ay Dan... Yo, fijo que le doy a la Amanda, si estaba pa' comer y pa' llevar, jajaja.
    Ya enserio, me has dejado sin palabras. Pobre Quiroga, espero que saque fuerzas y logre salir airoso, no creo que se entregue tan fácilmente a esas "cosas".
    En parte creo que era necesario una situación así, pues es hora de que Dan se ponga los pantalones y sea mas decidido, como que solamente se dedicaba a seguir calladito las ordenes de Quiroga.
    La trama se vuelve cada vez mas interesante y enredada, eso me gusta.
    Una vez mas, mis felicitaciones.
    Una abrazo y hasta el próximo viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo, cómo se nota que eres hombre jaja, tu comentario con respecto a Amanda difiere completamente de lo que piensan las chicas. Algunas llegan a excusarlo a Dan, pero hay otras que directamente quieren matarlo jaja.
      Bueno, y muy acertado tu comentario sobre lo de que era hora de que Dan tomara las riendas del asunto. En los próximos episodios te darás cuenta por qué.
      Un abrazo, pero recuerda que el martes publicaré algo, porque por suerte ya voy bastante avanzado con la novela. Saludos!!

      Eliminar
  7. Mauro de verdad te digo que te queda Bien. Larga pero vale la pen y bendito Dan casi le es infiel a su esposa...yo al inicio pense que Quiroga lo mataría, solo espero que encuentre al niño y su esposa..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sharoll, me asusté un poco cuando me dijiste eso de que me quedaba bien larga, por un momento pensé otra cosa jaja. En los próximos episodios verémos qué pasa con estos personajes. Te mando un abrazo!!

      Eliminar
  8. muy buena y muy inesperado lo que izo dan.. no lo creia capas de acer ezo pero que ce esperaba de un profezor que queria cer infiel.. pero bueno gracia por un capitulo muy atrapante y muy interezante.. me encanto de berdad. ahora te pedire algo.. cuida a quiroga que despues de todo quizo salbar a dan.. graciaz un abrazo de mili de argentina..gracias mauro.. por acer algo que me atrapo tanto y me dejo cin aliento alguno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mili, yo creo que todas las personas guardan sus secretos, no necesariamente sobre infidelidad, sino de otras cuestiones que los demás nunca sospecharían. Creo que el ser humano es muy complejo y trato de reflejar eso en mis relatos. Un abrazo, me alegro que te haya gustado.

      Eliminar
  9. Nada que ver con los otros capitulos, este parece una novela romantica, no me gustó. si era solo para rellenar lo hubieras hecho mas corto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sabía que iba a haber lectores que se quejaran sobre el cambio de registro, pero creo que también era necesario para explicar ciertas cosas. Todo tiene que ver con todo, ya lo verás más adelante. Paciencia...

      Eliminar
  10. yA SABIA YO QUE ALLI EN TODA ESA OSCURIDAD HABIA MAS DE ESOS PULPOS TERRESTRES JAJA !! BUENISIMA LA HISTORA !! Y EN CUANTO A LA HISTORIA DE DAN , LIANA Y LA TERCERA EN DISCORDIA ...NO ME GUSTO .
    POBRE PERRITO !!
    NO PUEDO ESPERAR PARA SABER QUE LE SUCEDIO A QUIRORA? ME PREGUNTO HACIA DONDE VA A CORRER JAJAJAJ TARDO MAS EN BAJAR ESAS DICHOSAS ESCALERAS JAJAJAJ
    EXCELENTE HISTORIA!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí jaja tardó bastante en bajar las escaleras, cómo será cuando tenga que subirlas!! Aunque no entendí muy bien qué fue lo que no te gustó de la escena de Dan y Amanda, si la narración en sí o la actitud de Dan. Intuyo que es esto último, pero bueno, si no es eso escribime por favor otra vez para sacarme de la duda. Un abrazo!!

      Eliminar
    2. jajajaja la actitud de Dan !!

      Eliminar
    3. Ok, me parecía, muchas gracias por tu respuesta.

      Eliminar
  11. bueno amuro te agradesco que ayas echo una novela tan atrapante y que aun aci te deje sin aliento porque me dejo helada mientra lo leia...bueno ahora te pedire otra coza.. que cuidesa quiroga.. al principio no me agradaba pero como trato de salbar a dan le agarre cariño..y no te dejes pazar por comentarios que no te faborecen para nada.. boz ace tus hiztorias a tu guzto y a tu agrado y ci no le gusta pues que no lean pero cegui mi concejo.. no apolles comentarioz que para nada te faborecen acelo por todos tus lectores.. dale mauro.. bueno un bezo de mili de argentina y mucha fe que yo aliento a los escritores como boz.. bueno aliento y fuerzaz dale boz podes mauro!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Mili, no te preocupes por Quiroga, creo que él sabe cuidarse solo jeje. Y muchas gracias por tus palabras de aliento, veo que estás atenta a mis historias, eso siempre se agradece. Un abrazo!!

      Eliminar
  12. Espero con ansias la continuacion de esta increible historia esta muy interesante :D

    ResponderEliminar
  13. Hola mauro soy charo...me resulta interesante tu comentario sobre opinar sobre si fue infidelidad de nuestro protagonista...Yo creo q si..pero somos humanos y cometemos errores y no hay como ser sinceros...si alguien te importa se lucha sino se deja...asi de simple aunq duela....saludos mauro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok Charo, parece que tenés una actitud intermedia, ni muy severa ni tampoco muy permisiva, cosa que me parece bastante bien. Y claro que todos cometemos errores, lo importante creo es darse cuenta de ello, y tratar de corregirlos si aún hay tiempo. Un abrazo!!

      Eliminar
  14. mauro.... soy un lector de peru mi nombre es LUIS... desde ahora en adelante...!! sere un fan tuyo me encantan tus narraciones... te deseo muchas felicitaciones y que sigas adelante.... una cualidad tuya que rescate es que te encanta el suspenso y asi.. es como generas mucha intriga en tus narraciones..... EXITOS....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis, estimado lector peruano, gracias por tus palabras!! Y sí, me gusta el suspenso, creo que demasiado terror y acción aburre y se torna repetitivo, sobre todo en una narración larga como ésta. Un saludo, éxitos para vos también.

      Eliminar
  15. Holaaa! ! por aquí Mélanin...

    Sabía que habrían otras mas de esas criaturas ... no podía acabar tan rápido.
    A esperar hasta el martes :D siiii! !!

    Y respecto a la pregunta, con el simple hecho de pensar en otra persona en una manera sexual, ya es infidelidad, o por lo menos para mi lo es...
    Pobre Quiroga xD... aunque por u a extraña razón siento que se lo merecía.

    En fin... apapachos pandosos desde Perú :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Melanin, lo de las criaturas supongo que era una posibilidad como cualquier otra, al principio tenía planificado que fuera una sola, pero luego del capítulo dos me di cuenta de que hace falta algunas más, no por el mero hecho de añadir villanos, sino porque así lo requería la trama. Yo creo que lo más importante, el verdadero tema de la novela, todavía no fue contado, ya verás de qué se trata.
      Un abrazo pandoso (sea lo que signifique eso jaja). desde Argentina.

      Eliminar
  16. Me ha gustado demasiado esta parte. Lo unico que me entristeció fue que la criatura se comiera al perro. Respecto a la actitud de Dan con Amanda, yo creo que no le fue infiel, simplemente decidió tener una cena con ella porque fue una decision un poco apresurada, pero luego pensó con un poco más de claridad e hizo lo que hizo (Todo un ejemplo a seguir jaja)

    No comentaba en las partes anteriores porque, como dijiste más arriba, creo que sería repetitivo (o innecesario) el hecho de alagarte en todos los comentarios. Así que en vez de comentar un alago, prefiero no comentar nada.

    Bueno, si en las proximas partes tengo algo interesante que decir, lo comentaré.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí bueno, creo que no hay muchos hombres que hagan lo que Dan hizo jaja, la mayoría hubiese seguido adelante y después se hubiese revolcado en la culpa. Lo digo por todos los hombres que conozco en la vida real... (yo no cuento, yo soy inhumano jaja).
      Y lo de los mensajes: precisamente pongo esa pregunta por el motivo que mencionás, yo preferiría que hablen de la trama y los personajes, qué les pareció bien y mal, qué cambiarían, etc.
      Bueno, un abrazo!!

      Eliminar
  17. Al habla Eli:
    (Nota: Como sé que muchos de ustedes quieren escribirme pero no saben muy bien qué, o no quieren repetirse en sus felicitaciones (o críticas), les propongo que me digan, por supuesto si tienen ganas, qué piensan sobre la actitud de Dan con respecto a Amanda. Es decir, ¿le fue infiel a Liana? ¿Hace falta consumar el acto para que pueda considerársele infidelidad? ¿O basta con tener la intención, como en el caso de nuestro protagonista?
    Bueno, los dejo. El martes trataré de publicar una continuación, por supuesto no tan larga como ésta, para que la espera no se haga tan extensa.
    Un abrazo y buen fin de semana.)
    |||||A mí sí me apetece comentar esto....!!!!!!!!!
    1)¿Qué es peor, el amor o el sexo? Si tu marido te pone los cuernos con otra mujer, de por sí, es algo horrible.Es una traición y, como ocurre después de todas las traiciones, uno puede perdonar, pero no es tan fácil olvidar: una simple cuestión de confianza. La pierdes completamente en la otra persona.Sin embargo,sólo hay deseo, como mucho el amor viene después. A mí, personalmente, me parece que es todavía peor que no sólo haya deseo, sino que de verdad esté enamorado.¿Alguien soportaría el hecho de pensar que la persona con la que estás casada quiere a otra?¿Que, a lo mejor, no era del todo amor lo vuestro? Eso te mata. Me recuerda aa un trozo de una película que no recuerdo muy bien: Un empresario casado tiene trabajando para el departamento a una chica calentita de más que se lo quiere ligar. Él ni la quiere, ni la toca pero parece que cada vez siente más lujuria..En Navidad, la chica le dice que quiere un regalo bonito y él le compra un collar de oro. La mujer ve el collar de oro y, como es lógico, se cree que es para ella. Cuando llega el momento de abrir los regalos, el suyo son unos discos de música. En ese momento, ella se da cuenta de para quien era el collar. Al cabo de un rato, habla con el marido y le pregunta: ¿Ha sido sólo un collar de oro?¿Sexo y un collar de oro?...¿O amor y un collar de oro?
    Es un buen ejemplo. Yo para estos casos, recomiendo un veneno doloroso para la persona infiel. Que muera como la rata inmunda que es.
    2) Yo creo que la intención también cuenta, sobre todo en estos casos. Él piensa en engañarla. Aunque luego da marcha atrás, se merece una buena bronca (un ojo morado, nariz rota y un brazo arrancado) Es lo que hay. Espero que el mordisco de Amanda le doliera bastante....A lo peor esra una vampiresa....
    3) Dejando ya de comentar cosas que yo no debería estar comentando, reconozco que estoy SUPER-ULTRA-MEGA-MAXI-EXTRA-EMOCIONADA con esta "serie". Te bombardería a preguntas, pero sé que las irás respondiendo todas a medida que avanza la historia. Por no decir que son las mismas preguntas que tiene todo el mundo. Quizás no me haga falta llegar a ser Agatha Christie, creo que ser Mauro Croche está bastante bien. Mis felicitaciones por esta parte del relato tan...intrigante.
    Bueno, me despido ya, que sino a mi madre le da un ataquede histeria. Llevo media hora escribiendo el mensajito....Pero es lógico, ¿no? menudo suspense....Una colonia de viscosidades endemoniadas.Puajjj, voy a tener pesadillas otra vez.

    Saludos....
    Elisa
    PD: ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE ! ¡ 8ª PARTE !
    CHAÍTO, TERRÍCOLAS. ESPERO VOLVER PARA NUEVA PARTE DEL RELATO EL MARTES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Eli, no me extraña para nada, a estas alturas yo creo que si pidiera una opinión sobre la relevancia de la moderna teoría de cuerdas sobre el modelo de relatividad de Einsten tú levantarías la mano y me escribirías dos o tres páginas de opinión jaja.
      1) No sé qué película estás comentando, pero parece interesante. Hay varias que tratan sobre el tema, y a mi parecer las más interesantes (al menos que yo haya visto) son "Atracción fatal" y "Propuesta indecente", ambas tratan sobre la infidelidad pero desde diferentes ángulos. Yo creo que este tema es muy comentado entre la gente, sobre todo en los tiempos que corren, y como mi intención es escribir sobre el género de terror pero abordando otros temas más humanos (mucho terror y brujas y fantasmas y hombres lobo no tiene sentido), pues entonces introduje este tema. Pero no es el único motivo, sino también para reforzar el dilema de Dan, sobre si quiere o no arriesgar su vida por Liana, creo que parte de la novela trata sobre eso, vamos a ver si consigo redondear el tema más adelante.
      2) Amanda no era una vampiresa, pero se le parecía bastante.
      3) Vuelvo a reiterar mi incredulidad sobre tu verdadera edad, sister. No puede ser que te explayes sobre un tema adulto en forma tan solvente, creo que tendré que pedirte una identificación. A tu edad, mis temas eran sobre si He-man terminaría derrotando a Skeletor, o al revés. Cambiaron mucho los tiempos, me siento un viejo...
      Bueno, tal vez lo sea. Un poco.
      Un abrazo!!

      Eliminar
    2. yo tambien creo que ya esta grande esta chica he jajajajaj

      Eliminar
    3. Al habla Eli:
      Me ecanta Einsten, pero yo le admiro también por otros de sus trabajos, no sólo el de la teoría de la relatividad, aunque es el más conocido. Y no olvidemos la foto por la que siempre y siempre será recordado....A veces me levanto y me parezco un poco a él, aún lo que tiene decir que el tenía más coronilla. Además, la mayor parte de la gente piensa que era un superdotado desde niño y sin embargo, sus notas eran bastante mediocres y hasta suspendió matemáticas. Lo que hizo de él un gran genio fue su manera de ver las cosas, desde otra perspectiva, y su carácter innovador. De alguna manera, hablamos de un personaje dispuesto a superarse. Aunque por logros de superación tenemos a John Nash....de él sí que te puedo escribir más de tres páginas por cada lado de opinión. Einsten ya ha tenido suficiente reconocimiento.
      Por lo demás, sí que tengo trece años y aún así soy bastante infantil, el problema es que yo leo todo lo que puedo, sean libros, enciclopedias o incluso prospectos de medicamentos. Y esto no es del todo un tema adulto, la confianza es algo que está desde que nacemos...Y una infidelidad es un asunto que guarda relación. Tenemos que aprender desde niños lo valioso que es eso; aunque sólo sea porque esas chicas saliditas que intentan crecer demasiado pronto y roban novios a las otras saliditas van a acabar robando maridos dentro de 20 años. Eso es ser una destrozahogares en potencia Y sí, es verdad que al hacer que Dan tuviese presente un error del pasado haces que le tengamos más en cuenta como persona, pero a mí me parece un error bastante grave. Yo a una persona que ha engañado a su marido no la querría ni cómo amiga. Me haría desconfiar porque, ¿si engaña a una persona a la que tiempo atrás unió el amor y el cariño ( o raras veces el respeto) porque no vas a darle una puñalada trapera a una persona a la que te une haber ido a la misma clase que ella?Antes de hacer daño a una persona o si por lo menos te arrepientes de tu matrimonio y tal, divórciate y ya eres libre de liarte con todos los tíos del mundo pero el echo de seguir queriendo a una persona y tener una aventura que no es nada más....Ejemplo: Los descendientes, protagonizada por un tipo llamado Matt, interpretado por George Clooney.
      PD: Busca en Google Elisas españolas, aunque dudo que me encuentres wjajaja.
      Saludos y perdón por alargarme y dar mil vueltas al mismo tema...¿Lo de Einsten cómo queda?
      ////////////////////////////////
      Elisa

      Eliminar
    4. " el problema es que yo leo todo lo que puedo, sean libros, enciclopedias o incluso prospectos de medicamentos. Y esto no es del todo un tema adulto, la confianza es algo que está desde que nacemos..."

      perdona mi atrevimiento de seguir escribiendo pero me parece importante decir que el hecho de leer aunque sea prospectos de medicamentos es cuestionde cultura, y me parece muy buena muestra de cultura la tuya niña, gracias por compartir con nosotros tus puntos de vista, eso es algo que inspira a confiar aun en el poder de las letras y las palabras palabra...

      Eliminar
  18. hi!
    Lo sabia, no podía ser solo una de esas cosas! pero tampoco pensé que fueran tantas.
    Mataste a Cuco y tal vez a Quiroga! :( ahora Dan esta solo.
    Dan si le fue infiel a Liana! aunque no hayan tenido relaciones y Dan le dijo que se pusiera la ropa cuando Amanda se desnudo...le fue infiel! la intención cuenta!
    ¿Dan se salvara de esas cosas?...no puedes matar a Dan! el es Dan!
    ¿ Dan encontrara a Liana? ¿o ya esta muerta?
    ¿encontrara la salida de esa mina?
    bueno, si sigo haciendo preguntas terminare trabajando en interrogatorios en el FBI xdd
    espero la siguiente historia con ansias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jo jaja cuántas preguntas, mañana martes recuerda que publico un (pequeño) nuevo capítulo, en el cual algunas de ellas quedará respondida. Y si la intención cuenta... pues entonces Dan es culpable!!
      Un abrazo...

      Eliminar
  19. Pienso que el solo hecho de salir con otra persona que no sea tu novia o esposa ya puede considerarse infidelidad y no el hecho de salir sino que el de no avisarle al ser amado o hacerlo a sus espaldas sabiendo que esta mal. Buena historia Mauro espero con ansias la del martes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene lógica lo que decís Jonatan, por supuesto que si uno sale sin avisar o mediante engaños, hay intenciones non sanctas jaja. Yo hacía esta pregunta porque hay personas que minimizan estos episodios, dicen: "bueno, fue un pequeño desliz", y hay otras que no perdonan algo así. La diversidad en las respuestas siempre me sorprende.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  20. holaaaa!! maaauuuu *maullido de gato* simplemente.... increíble! esperaba que hablarás más de lo que se ocultaba alli pero de todos modos saber un poco más de la vida de Dan... me das más noción de que decisiones tomará en el futuro. (o lo que le queda de futuro si sale de allí entero) y oh rayoss!! un nido de esos mounstruos!? espero que Dan haya jugado Resident Evil para poder sobrevivir! corre! foreest! corree! foresst! pero algo me dice que esas criaturas son producto de la contaminacion ambiental de estos días! oh oh! y con respecto a la pregunta.. prácticamente la infidelidad ya fue hecha desde el momento en que aceptó salir con otra mujer, pero la decisión que tomó luego, (su consciencia lo remordía) fue la más acertada, a pesar de que dejó todos sus principios por los suelos, pero supo valorar y tratar de respetar lo que quedaba de sus votos a su mujer, a pesar de todo, pero me pregunto mmm y si su mujer también lo engañaba ? pppfff!! aguante amanda.!! ahi voy xD jajaja
    Bueno espero con ansias la continuación, vamooss!! foreeest!! tu puedes! digo Daan!
    (me identifico mucho con Dan.. se parece a mí algunos aspectos, y creo poder predecir sus próximas decisiones)
    Saludos desde Perú!

    atte: Roger (un lector compulsivo que acabar de crear xD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roger, lo bueno de jugar a juegos como el resident evil es que te preparan para situaciones como éstas jaja.
      Yo creo que en el episodio de la "infidelidad" de Dan demuestra que él siente todavía cosas por su mujer, al principio acepta salir con Amanda porque cree que ya todo terminó, que su matrimonio ya no tiene mucho para dar, pero en el restaurante se da cuenta de que no es así, por lo que trata de echarse atrás. Lo de si su mujer lo engañaba... es una buena pregunta. Y Amanda creo que después del rechazo se fue a Perú para sacarse las ganas con un peruano, así que atento jaja.
      Bueno, te mando un abrazo, recuerda que el martes publico un nuevo capítulo (será muy corto pero algo es algo :)

      Eliminar
  21. Más larga, Mauro? Para nada. Siento que se terminó apenas después de empezar a leer. Te quedó muy bien, como casi todo lo que vos escribís. Ah,y si ya había empezado con Amanda, xq no terminar? Jaja. Es broma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel, gracias por tus palabras. Yo creo que el capítulo por supuesto no es tan largo, pero a mí me pasa algo particular, puedo leer cien páginas en un libro y quedándome leyendo toda la noche sin problemas, pero leer en la compu o en el celular me cansa, debe ser que la vista se tiene que esforzar más.
      Bueno, te mando un abrazo, ¿y qué pasa con tu blog? Hace rato que no actualizas, ¿te tomaste una vacaciones? Saludos!!

      Eliminar
    2. Jaja. Yo prefiero leer en mi laptop, eso de estar marcando páginas en un libro cada vez que tienes una interrupción me da lata, además, con la biblioteca calibre cierras el libro abres otro y los que quieras y cuando abres el primero está allí, donde lo dejaste, no hay que buscar por dónde ibas. Y con respecto al blog, nada de vacaciones, al menos no planeadas. Lo que sucedió fue que, dos días después de mi última publicación se le arruinó la pantalla a mi compu, y hasta ayer me la devolvieron. Pero ya empecé a trabajar en una historia y espero tenerla para el miércoles. Ya no hay mucho tiempo, así que a escribir. Bueno, igual, saludos.

      Eliminar
  22. No me canso de leer este cuento! Esta novela, felicitaciones! Sos un grande la verdad cada vez me sorprendes mas Mauro. Espero que esta aventura siga, y que nos sorprendas con el final de Dan como lo venis haciendo en cada historia. No hay nada como terminar un viernes leyendo esto. Abrazo de gol!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno gracias anonim@, espero que esta historia te siga entreteniendo y no te aburra a medida que pasan los capítulos. Creo honestamente que lo mejor está por venir, ya llevo escritos varios capítulos por delante de este y me parece que la historia se pone mejor. Por supuesto es mi opinión, uno siempre defiende lo último que hace, tal vez en realidad sea un bodrio... bueno, veremos.
      Abrazo de goooll jaja.

      Eliminar
  23. HAAAAA QUE ROMANTICO!!!!!!!!!! jajajajajajajaaajajajaja, viejo despues de esto no se si te termina contratando Stephen King o Televisa; juajajajajajajajajaja, me parecio por ratos estar leyendo un capitulo de Maria de Jorge Isaacs jajajajaja, es broma hermano, para mi estabien esto de contar algo de la vida de los personajes, es importante, es lo que me gustaria del resto de la historia; me intriga algunos detalles de la personalidad de Liana, o Quiroga... lastima lo de Quiroga, espero que no muera porque a mi vista tiene un papel importantisimo aun que jugar en el aspecto que aun le puede enseñar mucho a Dan sobre su verdadero potencial, pero como siempre digo, los personajes son tuyos hermano y vos decidis que hacer con ellos.

    Hay si hoy todos son moralistas puritanos y probos condenando al pobre Dan, ya quisiera verlos enfrente de una mujer exuberante ( como se intuye que es Amanda) y no tener ganas de pegarle una revolcada de locos; o en el caso de las feminas, encontrarse a un su adonis que no les alborote hasta amigdalas, jajajajajaja, teniendo en cuenta todo esto de las hormonas claro esta... por lo consiguiente me reuso a contestar, aunque me parece formidable que fomentes mas participacion y hacer las cosas un poco mas interactivas, muy bien en eso, seguimos en contacto hermano oscuro haber que nos dicen las letras en la proxima ocacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel, claro que develaré algunas cosas de Quiroga, no solamente para satisfacer la curiosidad que alguien pueda tener sobre un personaje, sino porque también la trama así lo requiere.
      Con respecto a lo otro, está claro que las opiniones difieren de acuerdo a la historia de vida previa de cada opinante; por ejemplo, una mujer que fue engañada o abandonada por el marido, va a condenar a Dan e incluso podría pedir su cabeza en una cesta jaja. En mi opinión (es la primera vez que la doy), lo de Dan no fue para tanto, tuvo intenciones de ser infiel pero luego se echó atrás y ya, asunto terminado. Lo que realmente quise transmitir con esta escena es que: 1) Dan sigue amando a su mujer; 2) Peor hay dudas sobre si Liana lo sigue amando a él. Muy pocos se dieron cuenta de esto último.
      Bueno, te mando un abrazo!!

      Eliminar
    2. 1°- me parece valioso tener una valoracion propia a tu misma pregunta; gracias por compartir tus opiniones aun cuando habias pedido que fueramos nosotros los que opinaramos, creo que es importante agradecer esos detalles; y solo por eso me atrevo a dar mi punto de vista...

      creo que el Dan es una persona como ya explicaste anteriormente, comun y corriente; con tantos aires de heroe como los mios de principe, y por eso me parece interesante las reacciones propias del personaje, porque hasta cierto punto develan las caracteristicas del espiritu humano; por lo mismo, al verse en una situacion "carnal" (Amen Hermano), reacciono como la mayoria de los que somos sujetos a las fuerzas de la carne lo hubieramos hecho, la diferencia es que no todos tenemos el valor de admitirlo, y ahi es de donde viene, a mi parecer; la fortaleza de Dan, en saber que tiene miedos profundos y fuertes, pero tiene el valor de correr los riesgos y enfrentarse a las cosas y situaciones que debe atravesar, eso le ayuda (aunque el no lo vea asi) a buscar "el brillo en el hombro derecho de su otra parte"...
      2°- lo de Liana: por eso mismo te decia que me gustaria poder ver mas de su personaje, porque si me di cuenta que lo que ella adolece no es rutina, sino algo mas, veremos que mas pasa, vas bien hermano oscuro; veremos que mas nos dicen las letras mas adelante...

      Eliminar
  24. Bueno, estoy decepcionada de Dan como persona, sin embargo como personaje me gusta porque no es el típico héroe bonachón que uno encuentra en novelas...
    Pero creo yo que con el solo hecho de planear tan fría y calculadoramente su infidelidad lo hace un ehmmm...ok sin insultar con palabras fuertes...bueno, mejor no digo nada...
    Yo pienso que una relación se respeta y si ya no hay amor, pues se habla para solucionar los problemas o simplemente dejar la tortura y hacer de su vida amorosa lo que a uno se le da la gana...y en mi caso, si yo me encontrara a un adonis no sería tan /&%&$$###"$% como para mandar al diablo algo verdadero por una calentura fugaz...

    P.D. NOOOO CUCOOOOO!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Lucía, esa era un poco la idea, la de mostrar a Dan como un persona común y corriente, con sus aciertos y sus errores, y no como un super héroe que anda con el lanzallamas a cuestas matando a todas las criaturas.
      Y lo de Cuco... bueno, ya lo verás en los siguientes capítulos.
      Abrazos...

      Eliminar
  25. Wooooo.. que historia....cada vez q llego del trabajo y tengo un campo libre lo utilizo para seguir leyendo....va super genial...seguire para ver como me encuentro....que suerte q me cogio la tarde para leer la histotia de lo contrario me hubiera tocado esperar semana tras semana y q martirio hubiera sido..por que esta historia es fantastica..es excelente mauro y eso q no he terminado de leer... woooo eres unico ...!!!

    ResponderEliminar
  26. Ahh la dulce, deliciosa y exquisita carne humana, y no hablo de canibalismo. Y es que no se puede culpar al hombre por seguir sus instintos más primarios. El concepto fidelidad está sobrevalorado. Viéndolo desde un punto de vista antropológico-evolutivo y sobre todo pragmático, bien es sabido que el humano inventó la monogamia para su supervivencia; al hacer el convenio de una sóla pareja y no compartir con nadie más, garantiza recursos más disponibles que si uno se vale por si mismo o si hay más consumidores (léase parejas) de por medio.
    En cuanto al capítulo, tan genial como siempre. Ese momento de retrospectiva que tiene Dan hace que el personaje se perciba más real, más humano. Desvelar los orígenes del por qué se va a pique su relación con Liana me da la impresión como si él estuviera "viendo pasar su vida en frente de sus ojos" en ese escenario donde se percibe próxima su muerte. Sin embargo, debo señalar que ya se veía venir el hecho de que la mina fuese un nido de esas criaturas, y aunque fue predecible, debo admitir que supiste como p ese recurso pues la historia se torna cada vez más emocionante. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Gilian, conozco esa teoría y me parece bastante coherente, sobre todo la parte del pragmatismo. Si sigues leyendo la historia (y espero que sea así, de lo contrario quiere decir que te aburrió), verás que más adelante Dan vuelve a tener preguntas parecidas a las tuyas, se trata de un tema central en la novela...
      Y sí, hay partes que son predecibles, o al menos, pueden adivinarse pensando un poco... y seguramente debe haber unos cuantos fallos en cuanto a la trama y a la continuidad de los personajes. No te olvides que voy publicando a medida que escribo, la voy haciendo en el camino digamos, y si bien trato de que no se me escapen detalles muy importantes, algo seguramente habré olvidado...
      Un abrazo!!

      Eliminar
  27. Este cuento me tiene totalmente cautivada. En cuanto a la pregunta de si Dan fue o no infiel, mi respuesta es si.

    ResponderEliminar

Más Cuentos de Terror:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...