"Un Largo Viaje a la Oscuridad" (Capítulo 4)

Sinopsis: En mitad de la noche, un matrimonio es atacado por una extraña y aterradora criatura, llevándose a la mujer, Liana. Durante su desesperada búsqueda, el marido, Dan, se encuentra con un hombre que asegura saber dónde se encuentra la criatura, y cómo atraparla, porque es la misma que algunos años atrás se ha llevado a su hijo. Juntos, inician un largo viaje a la oscuridad del corazón humano, en donde conocerán la locura y una verdad espeluznante...
___________________________________________

Si bien la noche era progresivamente más fresca, Dan sintió que un calor agobiante invadía su cuerpo.
Durante un momento vio todo desenfocado, como a través de un vidrio deforme, y luego una larga exhalación de incredulidad o furia escapó de algún lugar profundo de su garganta. 
“¿Me ha dicho que voy a morir?”, pensaba estupefacto. “¿Acaba de confesarme que me ha envenenado?”. 
Miró a su alrededor, donde el terreno era algo escarpado y totalmente carente de arbustos, como si la tierra tuviese una inexplicable cualidad ponzoñosa. La luna, que se deslizaba silenciosa entre unas nubes bajas y cargadas, de repente apareció tras un claro en el cielo, iluminando gran parte del paisaje y dejando al descubierto la entrada de la mina, que se abría como una cuenca oscura en la ladera de la colina, unos cincuenta metros más allá. Quiroga se alejaba muy rampante, siguiendo un camino que sólo él parecía conocer o incluso ver, seguido de cerca por su perro sin raza. Visto así de espaldas, con los tubos del lanzallamas colgados por el arnés y una manguera negra asomando por el flanco, Dan pensó que parecía un extraño personaje de uno de esos cómics que solía leer de adolescente, algún científico o soldado loco que planeaba atacar por asalto a la ciudad que lo había puesto en ridículo. 
Pese a su extremada sencillez y superficialidad, Dan recordó que disfrutaba muchísimo de estas historias, aunque se daba cuenta de que el trasfondo no era nada alegre. Porque generalmente había guerras, terremotos, incluso hambrunas. Los guionistas de aquellos cómics se encargaban de encontrar el lado pueril al asunto, pero estaba claro que detrás de todo eso el escenario era tristísimo. Sobre todo por la locura. A su manera, tanto los héroes como los villanos estaban locos. El Guasón estaba tan loco como una rata de alcantarilla, pero Batman no le iba muy en rezago. La diferencia radicaba en que uno utilizaba la locura para hacer el mal, y el otro para contrarrestarla.
Y ahora, mientras contemplaba a Quiroga alejarse, Dan, con la mente aún nublada por la rabia y el creciente miedo, se dio cuenta de que la pregunta clave no era qué tan loco estaba su compañero, sino hacia dónde dirigiría su locura.
"¿Hasta dónde puede llegar el amor de un padre?", pensó. Y sobre todo: ¿cuándo el amor deja de ser amor, para transformarse en un sentimiento oscuro y perverso, que arrasa con todo a su paso?
En todo caso, se dijo, de momento no importaba, no era el lugar ni el tiempo indicado para llevar a cabo esa suerte de filosofía barata. Tal vez se preguntaría lo mismo más tarde, pero ahora…
Ahora…
-Quiroga.
Ahora debía poner al hombre en su lugar.
-Quiroga.
Antes de que fuese demasiado tarde.
Quiroga, como de mala gana, se detuvo y muy lentamente se dio vuelta. Su perro, su horrible y malhumorado perro, imitó los movimientos del amo y luego comenzó a gruñir en dirección a Dan. Éste pensó que si había lucha tenía todas las de perder, porque Quiroga contaba con un aliado feroz y además, como si fuese poco, tenía un lanzallamas que podría chamuscarle los pelos de la nariz a unos cuatro metros de distancia, con sólo apretar un gatillo. Pero aún así se mantuvo firme y mirándolo fijo a los ojos dijo:
-Repítame lo que acaba de decirme.
Quiroga lanzó un suspiro.
-Olvídelo.
-¿De verdad?- Dan sentía que las orejas y la piel de las mejillas comenzaban a arderle, como si alguien se las hubiese frotado contra una superficie áspera y dura, por puro capricho-. ¿De verdad quiere que me olvide que acaba de decirme que voy a morir? ¿Acaso usted está…-  pensó en decirle que estaba loco, pero eso era una obviedad, y además tal vez no resultara buena idea. Cambió la frase a último momento:- …está bromeando?
-Escuche- dijo Quiroga, volviendo a suspirar y mirando su reloj pulsera, como si acabara de recordar que lo tenía colgando de la muñeca-. No tenemos toda la noche. Mientras más nos demoremos…
-Eso ya lo dijo, ya lo entendí. Lo que no entiendo es eso de que voy a morir. Porque que yo sepa, antes de verlo a usted, gozaba de perfecta salud y no planeaba morir en las próximas veinticuatro horas. Estaba cansado, sí, y probablemente shockeado por lo que ocurrió con mi esposa, a tal punto que todavía no sé si estoy consciente de la realidad. Pero eso de que voy a morir…
Quiroga miró hacia atrás, hacia la mina, y luego se agachó para decirle unas palabras a su perro. Dan se preparó para alguna eventual lucha, pensando que estaba azuzando al animal para que lo atacase, pero no ocurrió nada de eso, en realidad todo lo contrario. Cuco pareció relajarse y se sentó, emitiendo un leve chillido de angustia. Aunque se lo quedó mirando fijo, como aguardando la menor señal de su amo para echarse sobre su cuello.
Eso era bueno, una buena señal. Al menos Quiroga parecía haberlo escuchado.
-Mire, tal vez exageré un poco. A veces hago eso, ¿sabe?
-No le creo nada. ¿Cuáles son las probabilidades?
-¿De supervivencia?
-Claro.
-Bueno…- Quiroga se rascó la barba, pensativo-. De acuerdo a la experiencia de aquellos soldados yankis, creo recordar que no era tan malo… alrededor del diez o quince por ciento.
-¡Diez por ciento!
-O quince.
Dan miró a su alrededor, extendiendo las manos.
-Usted es un idiota. ¡Un maldito idiota!
-¿Cuánto quiere usted a su esposa?
-Eso no le interesa- dijo de inmediato Dan, cerrando sus manos en un puño. Pensaba echarse sobre Quiroga, tratar de rodear el cuello con sus brazos. Tal vez si actuaba con la suficiente rapidez, el otro no conseguiría reaccionar a tiempo…
-¿La quiere tanto como para dar su vida por ella?- insistió Quiroga-. Porque yo sí lo haría por mi hijo. Sin dudarlo un instante.
-Una esposa no es lo mismo que un hijo. El amor no es lo mismo, es otro tipo de amor. Usted, que tuvo ambas cosas, debería saberlo mejor que nadie.
-También moriría por mi Dora- murmuró Quiroga. Y luego agregó, pensativo:- Aunque ella ahora esté con otro hombre.
Dan dudó. ¿Estaba tratando de manipularlo, o qué? La súbita congoja de Quiroga parecía sincera, pero tenía motivos más que suficientes para desconfiar de él.
Miró hacia la boca de la mina, parcialmente cerrada por unas maderas de apariencia desvencijadas. ¿Y si Liana aún estaba viva? ¿Y si aún había posibilidades de salvarla? También había otra pregunta, que Quiroga, muy perspicazmente, acababa de formular en voz alta:
¿Estaba dispuesto a morir por ella?
La amaba, de eso no tenía dudas. Cierto que de vez en cuando peleaban, y a veces el matrimonio parecía sumergirse en una especie de montaña rusa en donde las sensaciones de placer y disgusto se entremezclaban sin pausa alguna, pero suponía que eso era lo que ocurría con todas las relaciones estables y duraderas. Él la amaba desde que la había visto por primera vez, en la Universidad, con esa falda negra y un adorable estilo de chica dura, que sabía lo que quería y desconcertaba a los hombres con una mirada divertida e inteligente. Luego de dos años de noviazgo le había propuesto matrimonio, para sorpresa de todos sus amigos e incluso de él mismo, y para mayor sorpresa aún, ella había dicho que sí. Fue una fiesta rápida, apenas un trámite, en donde sus respectivos padres se miraron a la distancia y extrañados, como si trataran de decidir si lo que habían hecho sus retoños se trataba de algo sabio o una soberana estupidez. Luego de la luna de miel, que también fue sencilla aunque memorable, se mudaron a un departamento rentado que olía a humedad y a rancio; él apenas ganaba un dinero con sus suplencias en la escuela, y ella hacía lo que podía para mantener la economía a flote, pero de todas maneras eran felices y en ningún momento hubo palabras de arrepentimiento o reproche. Los largos desayunos que tomaban en el pequeño balcón, observando la ciudad somnolienta y los pájaros alborotados, compensaban con creces las incomodidades edilicias. Y todo eso estaba muy bien, era incluso reconfortante cuando podía recordarlo, pero la pregunta de Quiroga seguía sin responderse, y Dan comenzó a intuir que aún no estaba preparado para responderla, sencillamente porque no encontraba la valentía para hacerlo.
¿Estaba dispuesto a morir por ella?
Y entonces, mientras meditaba superficialmente sobre esto, debatiéndose entre la rabia y la vacilación, con Quiroga mirándolo con esa expresión ceñuda e insondable al mismo tiempo, algo, un grito que no era humano, surgió de las profundidades de la mina, sobresaltándolos y haciéndoles volver rápidamente la vista.
Cuco primero gimió de miedo, metiendo la cola entre las patas y flexionando sus cuartos traseros, pero luego, recuperándose del susto inicial (y antes de que Quiroga pudiese hacer algo para evitarlo) salió disparado en dirección a la cueva, donde no tardó en perderse dentro de la misma.

♣  ♣  


-¡Cuco!- gritó desesperado Quiroga. Hizo ademán de seguirlo, pero luego pareció recordar algo y se volvió hacia Dan: -En la parte trasera de la camioneta hay una mochila. ¡Recójala y sígame!
-¿Es… esa cosa? ¿Es la criatura que se llevó a mi mujer?
Pero Quiroga no le prestó atención. Se dio vuelta y comenzó a correr rumbo a la mina, llamando en voz alta a su perro.
Dan, maldiciendo, recogió la mochila y se la puso al hombro. Era pesada, tan pesada que soltó un gruñido al levantarla, y por un momento se preguntó qué clase de locuras había guardado Quiroga ahí dentro. ¿Más armas de fuego? ¿Granadas de mano? Si se había hecho con un lanzallamas de guerra, bien podía tener otras cosas parecidas, de un similar o incluso superior poder destructivo. Pero luego vio el extremo de una soga que asomaba por uno de los bolsillos laterales, y eso, como si fuese una prueba concluyente, lo tranquilizó un poco. Cuerdas y otros elementos para escalar. Quizás alguna caja de supervivencia. Eso parecía mucho más coherente. Se acomodó la mochila sobre sus espaldas y comenzó a correr tras los pasos de su circunstancial compañero de caza.

♣  ♣  

La boca de la mina, tal cual había dicho Quiroga, estaba clausurada por un portón de madera podrida, que parecía haber sido violentado hacía ya mucho tiempo. Quiroga, pese a su apariencia de abandono y ademanes envejecidos, era un rápido corredor, y a Dan le resultó muy difícil darle alcance. Recorrió los cincuenta o sesenta metros que lo separaban de la mina trastabillando, tropezándose con las rocas y las matas achaparradas de hierba que crecían en derredor. Llamaba en voz alta a Quiroga, y a su vez, Quiroga llamaba en voz alta a su perro. Dan pensó, algo alarmado, que no parecían un equipo, sino más bien un pobre remedo de ejército, asustado, que se había desarmado ante el menor inconveniente. Pero era tarde para dudar de todo eso, así que siguió corriendo.
Al llegar a la mina, se agachó y pasó por debajo de un hueco entre las tablas. Al hacerlo, su mochila se enredó y lo hizo caer sentado sobre un suelo de roca tan duro como doloroso. Se paró de inmediato y miró hacia el largo y oscuro túnel que se extendía delante de él. Quiroga había encendido una linterna y su luz se perdía rápidamente dentro de la mina; si no le daba alcance pronto, Dan quedaría en la más completa oscuridad y no le quedaría otro remedio que regresar. Redobló su ritmo y volvió a llamarlo, pero el muy maldito no parecía escucharlo, pese a que sus gritos se multiplicaban en innumerables y horribles ecos. Tuvo tiempo de inferir, durante una vertiginosa fracción de segundo, que la mina no era tan amplia como había esperado que fuese una excavación comercial de plata, apenas unos dos metros de ancho, aunque sí parecía muy profunda. También distinguió una línea a sus pies; luego de unos momentos de pura confusión, se dio cuenta de que era un riel que se internaba en las profundidades; probablemente había vagones para acarrear los minerales en algún lugar.
La luz de Quiroga se alejaba. Se alejaba inexorablemente.
-¡Quiroga! ¡Maldición!
La luz se fue extinguiendo; muy pronto fue apenas un débil resplandor, y luego, para espanto de Dan, desapareció por completo, dejándolo, como había temido segundos atrás, en medio de la total negrura.
Se detuvo, temeroso de avanzar un paso más, por temor a tropezarse. Miró hacia atrás. Tampoco podía verse la boca de la mina; creía recordar que había doblado en alguna parte, aunque maldita sea si recordaba dónde. ¿Y cuánto había avanzado dentro de aquel pozo de negrura? ¿A cuánta distancia se encontraba de la salida? Y Quiroga… ¿cómo podía ser que un tipo corriese tan rápido?
“La mochila”, pensó abrumado, respirando en rápidos jadeos. “La mochila es muy pesada, me retrasa en la marcha”.
“Además”, le recordó otra parte de sí, que parecía regodearse en la situación, “no hay que olvidar que estás muriendo”.
-No- dijo Dan en voz alta, sin darse cuenta-. No estoy muriendo.
Parecía una cosa increíble: incluso los gritos de Quiroga, llamando a su perro, se habían silenciado.
Ahora estaba en medio de la oscuridad y el silencio, casi sin poder moverse: el equivalente a la espantosa placenta de un monstruo.
Extendió una mano y tanteó en busca de la pared de la mina. Al hacerlo, creyó que algo a su costado se movía, como apartándose de su movimiento, aunque supo que probablemente se trataba de su imaginación.
Tuvo que hacer un par de vacilantes pasos antes de encontrar la pared de roca. Estaba húmeda y fría, pero no obstante, le resultó un tacto reconfortante, porque al menos tenía un punto de referencia.
Podía utilizar aquella pared para regresar. Sin dudas tropezaría en algún momento, y su palma terminaría lastimada al llegar a la boca, pero le parecía un riesgo totalmente controlado.
-¿Quiroga?- volvió a probar, antes decidirse a emprender el regreso-. ¿Me está escuchando, Quiroga?
Nadie le respondió. Sólo el susurro inaudible de la mina, cuya negra garganta parecía extenderse por kilómetros.
-Maldito infeliz. Me las pagará, ¿sabe? Cuando lo encuentre…
No terminó la frase. Intuía que sería inútil. Más vale ahorrar energía, pensó. Aguardó aún unos interminables minutos, a la espera de ver alguna luz oscilante más allá, o de escuchar algunos pasos, pero no percibió nada de esto. Entonces, con suma lentitud, las manos extendidas por si chocaba con algo, dio un giro de ciento ochenta grados y volvió a palpar la pared de roca.
Sólo que esta vez, en vez de encontrarse con el sólido y frío muro, palpó una cabeza.

♣  ♣  

No tuvo tiempo de gritar. Antes de que pudiera hacerlo, una mano se ciñó fuertemente sobre su boca y le impidió incluso respirar. Dan comenzó a debatirse, desesperado, pero entonces escuchó el susurro de Quiroga, que detrás de él decía:
-No se mueva. Está muy cerca de aquí. Viene hacia nosotros.
Dan dejó de luchar y de inmediato la mano aflojó la presión. Miró hacia atrás, pero sólo pudo ver aquella oscuridad insondable, aunque ahora percibía la respiración y los movimientos sigilosos de Quiroga.
-¿Está…
-Shhhh. No hable. Puedo verla. Está pegada a una de las paredes, como una ventosa. Se desliza… viene hacia aquí- repitió.
Quiso preguntarle sobre Cuco, pero se dio cuenta de que no era el momento adecuado para preocuparse por el perro. “Puedo verla…”, aseguraba Quiroga, pero él no podía imaginarse cómo. La mina era un jodido pozo de negrura. ¿Tendría algún visor infrarrojo, tal vez? No podía descartarlo. Si había conseguido el lanzallamas y unas drogas experimentales, entonces podía conseguir cualquier cosa.
El asunto era que él estaba ciego, no veía nada, ni a Quiroga ni a la criatura, ni siquiera podía verse sus propias manos. Era una sensación horrible. Se le ocurrió que era parecido a ahogarse en un profundo pozo de brea.
-Ahora- murmuró Quiroga-. Es ahora. Por fin te tengo, maldita.
Escuchó un clic proveniente a su derecha, y de inmediato un chispazo. Luego, una lengua de fuego y un penetrante olor a metano: Quiroga acababa de encender el lanzallamas.
La luminosidad que emanaba aquella llama piloto era mínima, pero alcanzaba para iluminar el recinto en unos dos o tres metros. Y entonces, luego de un rápido y desesperado vistazo, Dan la vio. Vio a la criatura. Era como una babosa gigante y negra, pegada a una de las paredes de roca. Sus tentáculos, finos como cables de teléfono, se agitaban en el aire, como buscando algo para asir. Y Quiroga tenía razón: se acercaba. La muy hija de puta se acercaba con sigilo, deslizándose sobre la roca, sus ojos ahora refulgentes clavados en un objetivo muy claro: ellos mismos.
-Ahora- volvió a decir Quiroga, con los gestos contraídos en una mueca de odio y concentración, mientras daba un paso en dirección a la criatura-. ¡Muere de una vez, maldita!
Y dando un alarido de guerra, apretó el gatillo del lanzallamas.
Y el lanzallamas se apagó.

(Continuará...)
______________________________

Nota (importante): Bueno, estimados lectores, he aquí un pequeño dilema. Esta historia, que en un principio nació con la intención de contar con dos o tres capítulos como mucho, se me está yendo de las manos en su extensión y amenaza con prolongarse más y más. ¿Cuánto más? Bueno, como una novela de doscientas páginas, o lo que es lo mismo, unos veinte o veinticinco capítulos. Es decir, sé lo que ocurriría con Dan y Quiroga, sé lo que encontrarán al final de la mina y todas las vicisitudes que tendrán que atravesar para llegar a la aterradora verdad, pero eso requiere de muchas más palabras de las que en principio imaginé.
Y he aquí entonces la pregunta. ¿Sigo, o no sigo? De su respuesta depende lo que haga a continuación, porque después de todo, son ustedes los que tienen la última palabra. Si deciden que no tengo que seguir, entonces termino el relato en el próximo episodio –haré lo posible para terminarlo de forma satisfactoria, pero no puedo hacer muchas promesas, porque inevitablemente tendrá que ser un final forzado y artificial-. Si por el contrario, me dicen que continúe, tendrán que acompañar, durante un período aproximado de tres meses, las andanzas y desventuras de Dan y su desquiciado  e impredecible compañero. Será algo así como “Avenida Brasil”, pero en formato de terror y suspenso jaja.
Por mi parte, si se pronuncian por la segunda opción, me comprometo a incrementar el ritmo de la publicación, conforme vaya avanzando el relato, para agilizar el asunto. También podría intercalar algún que otro cuento para no perder el espíritu del blog.
Finalmente, de seguir con la segunda opción, y si el resultado termina siendo lo suficientemente bueno, podría conseguir algún ilustrador y publicar la novela en formato de libro de papel, para que todo aquel que lo desee pueda conseguirla en las librerías o encargarla vía internet. ¿Qué les parece?
Bueno, espero vuestras respuestas. Sean sinceros y no se anden con vueltas, porque para eso les pregunto. No me vengan con el viejo tema de que "así no llegarás nunca a las 666 historias", porque eso no me aporta nada. Sólo digan "sí" o "no", y si quieren, justifiquen su respuesta (sí, como en los exámenes de la escuela jaja). Un abrazo.

67 comentarios:

  1. Muy buena, me encanta esta historia, me gustaría que sigas los capítulos que tengas que seguir asi sea un año jajaj, asi es mejor porque voy a tener algo en que pensar y esperar. Continúala no importa qué tan larga se haga, la historia esta muy buena y es muy atrapante. Ya me encariñe con los personajes ajaa. Saludos!!!

    pd\ y mejor seria que publiques mas seguido agregale un dia mas asi no se hace tan largo (solo una sugerencia)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok Jonatan, recibido tu mensaje. Y sí, la idea es publicar un poco más seguido, al menos en las últimas partes, porque la idea es terminarlo en unos tres o cuatro meses. Un abrazo, gracias por comentar!!

      Eliminar
  2. Al habla Eli:
    Prolóngate, total, está muy bien...Así no nos dejas tan en vilo....
    Tengo prisa, y este comentario no puede quedar muy largo, lo único:
    Intenta hacer que Dan se sienta más fuerte, hace bastante pero está como muy aturdido...Por lo menos esa es mi impresión.A este paso, será Dan el loco más loco de los locos y no debe ser tan ligado a esto de la locura. En cuanto a Quiroga:
    ¿Loco, psicópata o sociópata?
    O ...
    ¿Cuerdo?
    .....
    ¿Qué es más temible?
    PARA MÍ ES MÁS TEMIBLE ESTAR CUERDO.
    ////////////////////////////////////////////////////////////////////
    Por lo tanto;
    SÍ, sigue y haz más partes, porfaaa.
    //////////////////////////////////////////////
    (Si hay alguien que me pueda conseguir un lanzallamas)
    //////////////////////////
    Bueno, se me acaba el tiempo....Volveré y con mensajes el doble de largos,
    LO PROMETO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    //////////////////////////////////
    Saludos.
    ..............................ELISA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elisa, menos mal que estabas apurada, porque me dejaste seis mensajes, imagina si tenías más tiempo jaja.
      Bueno, lo de que Dan se hará más fuerte, eso no lo dudes, pero aguarda, paso a paso, no seas impaciente...
      Cómo conseguir un lanzallamas: eso lo explicará Quiroga en los próximos capítulos!!
      "La diferencia entre los locos y los cuerdos es que éstos últimos disimulan su locura, los otros no" (Stephen King dixit).
      Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Al habla Eli:
      "Son más cuerdos aquellos que fingen estar locos que aquellos que intentan parecer normales"
      Tenemos la prueba viendo el Equipo A. ¡Adoro a Murdock! Se hace el loco porque del manicomio se puede escapar facilmente para participar en los planes de Aníbal, mientras que la cárcel es más complicada. El tío es un genio.
      #Por cierto, el otro día me desperté a Dios sabe qué hora de la noche y...
      1- Me di cuenta de que la ventana de mi cuarto estaba abierta.
      2- Había algo negro en el techo
      3- Me vino a la cabeza la historia, y sobre todo la parte del monstruo.
      4-Me di cuenta de que tenía la persiana bajada y que la cosa oscura era mi lámpara. Sacaré buenas notas, pero de lista no tengo un pelo...
      Saludos,(devuelvo el abrazo, como siempre)
      Elisa.

      Eliminar
  3. Si continúa con la historia esta muy buena

    ResponderEliminar
  4. Hola Mauro Buen dia :) Primero quiero felicitarte por esa berraquera que tienes para imaginar y escribir, creeme que este cuento y todos sus episodios es lo mejor que he podido leer en el genero del terror y suspenso, De veras es muy sorprendente.
    Me alegra mucho que pienses en tus lectores.. pocos esos escritores lo hacen, eso quiere decir que eres un buen escritor y buena persona.
    En mi humilde opinion, creo que basta decir que continues, esta historia me entretiene de una manera, Que hasta me dejas sin comentarios jajaja Aun no me has asesinado a Dan, asi que por mi parte puedes continuar y si lo llegas a sacar en formato Papel fisico el libro, Lo compro y lo leo...
    Aqui ya te ganaste a una fanatica tanto de tu blog, de tus lecturas, de tu forma de expresarte y la calidad de persona que eres.
    Siempre leo tus historias pero he venido comentando hace poco.
    Te deseo lo mejor de la vida y la mejor de las suertes Mi apreciado mauro.
    Dejo confirmado aqui que ya eres un Hobbie para mi :)
    Desde Colombia Daniela.. Muchos cariños y un abrazo.
    PDT (No me mates a Dan u.u) Jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniela, gracias por escribirme!!
      Por empezar, debo decirte que tuve que buscar la palabra "berraquera" en Google, nunca la había escuchado nombrar, y con razón, porque al parecer sólo se usa en Colombia, así que hoy aprendí algo nuevo...
      Y me parece natural pensar en los lectores, porque sin ellos, mi trabajo no tendría sentido.
      Con respecto a Dan: vamos a ver qué pasa con él, apenas van cuatro capítulos y ya sufrió bastante, imagínate los que vendrán jaja. Pero sí, yo también quiero que sobreviva, aunque a veces la historia y los protagonistas cobran vida propia y hacen lo que quieren, incluso aquellas cosas que van en contra de la intención del autor.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  5. Manoli Fernández4 de julio de 2014, 10:07

    Maurooooooooo,que siga!!!!! Te queremos dar mas trabajo jjaajaaaaa,esta interesantísimo y la verdad de aquí puedes quitar una tela,animo!!! Saludosssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manoli, hasta ahora, según los votos de los lectores, la historia sigue!! Cosa que me pone contento, porque era lo que yo quería jaja.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  6. Hola Mauro , bueno siempre te leo pero no siempre comento , esta demas decir q m facinan tus historias , siempre estoy chekeando el blog para leer las historias nuevas .
    Yo opino que deberias seguirrrrrrr , ste cuento esta bien interesanteeeeeee y qiero saber como sigue , q pasa con Dan y con Quiroga , estara viva la esposa de Dan? que es esa cosa? un extraterrestre?? .... bueno muchas preguntas que me imagino se iran respondiendo cn los sigueitnes capitulos..Muchos Abrazos desde Peru.Marilu. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok Marilu, hasta ahora seguimos con la historia. Y como bien dices, todas esas preguntas y muchas más se responderán conforme se desarrolle la historia, así que paciencia!!
      Te mando un abrazo desde Argentina...

      Eliminar
  7. Mauro tu sigue la historia a mi me da igual que sea muy larga porque me gusta mucho a mi me me encantan las historias largas. A mi me encantaría que siguieras pero si tu ya te has aburrido de seguir la historia dejalo y ya esta. Total a mi me encanta todo lo que escribes jajajajja por cierto la foto me encantó es terrorífica jajaj . un abrazo.
    Arte: alba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alba, parece que la historia sigue y sigue. Y no me aburre escribirla, todo lo contrario, lo que pasa es que tuve que preguntar a los lectores para ver qué opinaban, porque tal vez no tenían ganas de seguir leyéndola durante tanto tiempo, quizás querían volver a los cuentos cortos (que por supuesto, volveré en cuento termine esto).
      Te mando un abrazo!!

      Eliminar
  8. Hola Mauro, con respecto a tu pregunta, yo al menos prefiero que la historia siga y siga hasta que sea bien larga. De ser así, también te recomendaría que publicaras, cada Martes por ejemplo, un cuento de terror corto, osea como los que publicabas al principio del blog (Supongo que esos no te tomarán mucho tiempo escribirlos y además no te "agotarás" tan facilmente, nose si me explico).

    Sobre el cuento, me ha gustado mucho, pero la parte anterior sigue siendo mi favorita.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Facundo, eso pensaba hacer. No sé si todos los martes, pero de vez en cuando subir algo corto como para seguir con lo de los cuentos. También pienso incrementar el ritmo de la publicación de la presente historia a medida que vaya llegando al final.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  9. Hola Mauro.
    El relato no podría estar mejor. Cada vez se pone mas interesante y me deja intrigado.
    Ojala que Dan se encuentre en ese 15% de supervivientes, jejeje.
    Me desespera tener que esperar una semana más para saber que ocurrirá, pero creo que así es mejor. Como bien dicen, "LO BUENO SE HACE ESPERAR"
    Yo soy tu incondicional, así que continua la historia con los capítulos que sean necesarios. Y si como dices, la historia da para 3 meses, pues que mejor, serán 3 meses de aventura, terror y suspenso.
    Y sigo a la espera del Link para comprar tu libro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok Eduardo, hasta ahora seguimos con esta historia. Al principio publicaré una vez por semana, pero a medida que la historia llegue a su conclusión lo haré más seguido.
      El libro todavía está en proceso de edición y maquetación, y además tuve que cambiar algunos capítulos, por lo que se demora más de lo previsto. Pero creo que muy pronto lo daré a conocer y subiré la respectiva información.
      Te mando un abrazo, gracias como siempre por escribirme!!

      Eliminar
  10. bueno primero o primero:
    COMO SE TE OCURRE QUE EL LANZA LLAMAS SE APAGA EN EL MOMENTO MAS INOPORTUNO?'??????????, ESO NO ES DE DIOS!!!!!!!!, lo otro que tengo que decir es, pues hoy ya empezaste terminala hermano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maldito lanzallamas!! Jaja
      Y bueno, entonces la sigo. Creo que será un lindo desafío, porque hasta ahora nunca hice algo así (es decir, publicar algo tan largo en el blog; si bien "Los moradores del Polvo" era un relato largo, éste lo será mucho más).
      Un abrazo!!

      Eliminar
    2. si la verdad los moradores del polvo me parecio largo, pero entretenido; incluso debes aceptar que habran momentos en que la historia se volvera tediosa; pero es parte del juego, uno no puede controlar la llama del incendio, tampoco puede controlar el rumbo de las historias; pues aunque los personajes son tuyos, se gobiernan solos; bueno es mi pensamiento muy particular, vamos a ver como evolucionamos con esto y demosle, a delante que en cuatro años si va ha ser campeon argentina...

      Eliminar
  11. Noo es posible mi mau tengo q esperar una eterna semana para saber por q caramba se tenía q apagar el lanza llamas justo en el momento mas inoportunoo eres malo mau :'(
    es una historia buenisinaa pero me deja con los pelos de.punta. y eso.q los tengo hasta la cintura jajaja imagínate lo desquiciada q me he de ver jajaja peor q quiroga jjajja vez lo q ocacionas Juuum 0-0
    bueno no importa, vale la pena cada dia me convenso mas de q eres un escritor chingon como decimos aca en Mexico jijiji y q tienes mucho futuro por delante se q dentro de poco estaré como loka tratando de comprar todos los libros q publiques y en cuanto a q, si continuas la historia?
    !!!! CLARO QUE SII COMO CHINGAOS Q NOOO!!!! siii creo q para todos los q visitamos el blog es por q adoramos leerte a mi parecer es un privilegio q nos dejes decidir si continuas con esta obra o la dejas ay por supuesto q sabes q todos diremos q siii eres un escritor q nos sabe ganar por tus relatos y sobretodo por la lindisima persona q eres lo q escribas nos gustaa asi q espero q te pongas las pilas y no nos hagas esperar mucho los próximos capítulos un saludo y un besaso desde Mexico
    mientras tanto yoo ya pedi mi lanzallamas por mercado libre no sea q se me valla a colar a mi recámara la gelatina viviente esa Hajajajaja
    oye mau una duda q me surgió por un comentario q leí. en un capítulo anterior tienes hijos??? hejeje es solo una duda no lo vallas a malinterpretar es q pensé q eras soltero ;)
    att. kary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Kary, hasta ahora sólo hubo un voto negativo, así que el relato continúa durante los siguientes dos o tres meses. Y sí, la idea es publicar más seguido, al menos trataré de volver al viejo sistema de publicar todos los martes y viernes. Creo que será a partir de dentro de dos semanas, cuando tenga varios capítulos escritos, cosa de ir tres o cuatro capítulos adelantados.
      Y Quiroga no consiguió el lanzallamas en mercadolibre jaja, hay una historia sobre cómo lo consiguió, que la develaré a su debido momento.
      Y sí, tengo un niño que hace poco cumplió los dos años, si quieres ver algunas fotos de él revisa en mi face, que subí algunas, verás qué divino que es jaja.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  12. Mauro primero por tandar en leer tu cuento ah y me llamo Leila a mi me gustaria q' el cuento siga y siga asta terminar aunque se vuelva otra novela por que la verdad yo veo avenida brasil y tu novela es puro suspenso me encanta
    Saludis del curso 1roB del pantaleon dalence de Oruro bolivia todas en mi curso adoramos tus cuentos.
    :-):-) ;-) ♡♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Leila, al parecer, y salvo que tenga una avalancha de votos negativos en las próximas horas, la novela continúa. "Avenida Brasil del terror" jaaa.
      Un abrazo para vos y para todas las chicas del 1ro B del Liceo Pantaleón Dalence de Oruro de Bolivia, muchas gracias por seguirme y leerme!! Ah, y la acción de la novela que publicaré próximamente se desarrolla dentro de un liceo para señoritas como el de ustedes, así que tengan cuidado, porque pueden haber cosas siniestras caminando por los pasillos aaaahh jaja.

      Eliminar
  13. si!
    síguela!
    me has dejado con mas intriga que antes!
    que paso con cuco? el pobre perro sigue vivo?
    y el lanza llamas se apago? van a morir?
    aw que linda la historia de Dan y...¿como se llamaba? Lina? agh no soy buena con los nombres xD
    y Quiroga para mi es bien bipolar .-. okno
    bueno!
    sigue la historia! tengo demasiadas dudas :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jo, no te hagas problemas con los nombres, porque como son pocos personajes (me gusta así, yo también tengo problemas para recordarlos jeje), muy pronto te familiarizarás con ellas. Hasta ahora sólo aparecieron o nombré cinco: Quiroga, su esposa Dora (hacen un versito, ahora me doy cuenta jaja), Lucas (hijo de Quiroga), Dan y su esposa Liana.
      Un abrazo, gracias como siempre por escribirme!!

      Eliminar
  14. Hola mauro, muy buena tu historia, cintinua hasta el final. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola estimado/a, gracias por tu voto. La historia continuará. Un abrazo.

      Eliminar
  15. Siiiii.... Mil veces siiiii ... tus historias son excepcionales y ésta, bueno, es de las mejores , ponle mas suspenso y terror. Me encanta y por mi demorate todo lo que quieras así nos seguiras deleitando de tanta magnífica creatividad. .. Saludos desde Perú
    Att...Gabriela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gabriela, los votos fueron positivos jaja, así que seguiré con la novela. Igualmente, en cuanto pueda, publicaré algún que otro cuento corto. Un abrazo!!

      Eliminar
  16. Mauroooo por qué me haces esto?
    Jajaja me dejas con los pelos de punta. Al igual que Los Moradores del Polvo que fue una fantástica historia esta también promete algo muy bueno. Continuala! Y haz un libro que tendrasun montón de lectores fieles a ti. Como yo :) te admiro mucho por tu capacidad y tu talento :D
    Pd: maldito lanzallamas! Jajaja maldito Cuco! Quiroga me cae bien es tan loco ♡ saludos y chapes mauro!
    Atte. Lucero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lucero, esta historia, al igual que "Los moradores del polvo", nació con la intención de ser un cuento corto, pero ya ves que se me fue de las manos jaja. Así que veremos qué pasa a continuación, si puedo mantener la intriga y el suspenso. Será un lindo desafío.
      Y a mí también me cae bien Quiroga, pese a estar bieeen loco, creo que en el fondo es un personaje noble (creo).
      Un abrazo!!

      Eliminar
  17. Hola mauro rsoy charo y recien puedo leer este capitulo..y bueno como siempre dejandonos con la miel entre los labios....por saber ... Porque? Como fue?? Que pasara ahora???... Y bueno la pregunta de que si continuas o no? ...Pienso como el 99.99% Que sigan mas capitulos...bueno saludos desde mi querido Peru.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue Charo, la historia sigue!! Hasta hora sólo obtuve un voto negativo, de una lectora que quiere seguir leyendo historias cortas, porque fue así como ella conoció el blog, cosa que es perfectamente entendible y razonable. Pero bueno, la mayoría gana!! Seguimos con "Un largo viaje en la oscuridad", durante las próximas semanas... Un abrazo, gracias por escribir,

      Eliminar
  18. Hola Mauro, ahora más que nunca me dejaste con una intriga gigantesca... Puedo imaginarme 5000 finales para esta historia y con cada capítulo me imagino más y más jaja, sigue la historia que igual tendrás a este lector encantado! Cuando la termines te cuento si se me paso por la mente ese final jaja espero que no xD saludos desde Colombia
    Att: Cristian

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Cristian, esperemos que la historia sea todo lo imprevista e interesante que pueda ser... En lo que a mí respecta, trataré de no darte una sola pista de cómo continuará jaja. Gracias por tus palabras, te mando un abrazo!!

      Eliminar
  19. hola, que tal mauro, me llamo miguel, y la verdad nunca habia comentado, en tus historias pork no hacia falta, la verdad eres un escritor de primera, y siempre haz sabido satisfacer a tus lectores con muy buenas historias y argumentos, que hoy en dia muy pocos logran, y como comentan muchos, si estaria bien que la continuaras, pork la verdad es muy buena historia.
    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, muchas gracias por escribirme por primera vez. Me alegra que te guste lo que hago, y como dije en alguna otra ocasión, los lectores son lo más importante de este blog y a ellos me debo. La historia continuará, por supuesto, el viernes seguro publico la quinta parte. Te mando un abrazo!!

      Eliminar
  20. Mauro, excelente historia hasta aqui, atrapante en cada renglon, una exquisita continuidad de hechos, por mi seguila hasta el final no importa los capitulos que tenga.

    a ese bicho sea lo que sea ya le tengo odio... hasta suerte tiene...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Hernán, la historia entonces continúa. Me alegra que te guste hasta aquí, veremos si puedo lograr que el interés no decaiga conforme pasen los capítulos. Un abrazo...

      Eliminar
  21. Hola Mauro, espero estés bien. Me encantaría que la historia continuara como lo has pensado, así sea larga. Me encanta como escribes, cada semana reviso el blog para ver que hay de nuevo, ya me leí todas las historia pero nunca te había escrito y quiero felicitarte por tu excelente labor, saludos desde Colombia y espero con ansias la siguiente parte.
    Atentamente: Jasbleydy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jasbleydy, muchas gracias por escribirme. Esta semana me han escrito muchos lectores de Colombia, no sé qué está pasando por ahí jaja. Bueno, espero que la historia te atrape y al final me digas si te gustó o no. Un abrazo!!

      Eliminar
  22. Hola soy marbelis
    Si! continúa es magnífico tu relato, bueno todos! Pero este te hace desear leer más y más. Sólo te pido que entre capítulos intentes meter relatos diferentes mientras esperamos. Una vez más felicidades y gracias un bezaso desde Alicante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Marbelis, trataré de hacer eso que dices, es la idea desde un principio. Gracias por tus felicitaciones, te mando un abrazo!!

      Eliminar
  23. siguela mauro, esta genial, entre mas larga mejooooor,ablo nada mas por mi ya que amo leer y a algunos(algunos muchos)odian leer mucho, suerte es uno de los mejores historias que te he visto escribir, eres un gran escritor. dios mio, cuando leí la parte de que tocó una cabeza pensé que se trataba de la mujer de Dan, pobre quiroga, no lo comprenden, KE PASO CON CUCO, pobre perrito, espero ke no le aiga pasado nada malo
    Yenifer fuera
    SALUDOOOooOoOoOoOooOooooOOoOooooOOOOOOOO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yenifer, creo que diste en el blanco con eso de que "hay gente que no le gusta leer mucho", yo al principio pensaba en eso y trataba de hacer las historias lo más cortas posibles, pero luego me di cuenta de la estupidez que estaba cometiendo. Es decir, si no les gusta o les da pereza leer... pues entonces que no lean, este blog no es para ellos. Yo escribo, básicamente, para las personas que tienen un cierto hábito de lectura, que leen libros o, por lo menos, el periódico de la mañana... No sé si lo captas jeje.
      Bueno, te mando un abrazo!

      Eliminar
  24. Mauro por favor facilitame un correo electronico para un favor :)
    saludos.

    ResponderEliminar
  25. Puedes hacerla tan larga como quieras, siempre y cuando no cometas la boludez de venderla.

    -Don Corleone

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es lo suficientemente meritoria, mi quedo Don, no sólo la publicaré como libro, sino que sé que irás corriendo a comprarla jaja. Un abrazo!!

      Eliminar
  26. Hola Mauro! Me parece buenísima la idea de continuar con la historia, solo que esperar una semana se me hace muy largo! jajaja te quería pedir si no podes publicar algún pequeño adelanto entre semana (cuando puedas) No muy elaborado, algo cortito pero para que no sea tan larga la espera! jajajajj porfa, sería genial si lo hicieras :D
    Bueno, de más esta felicitarte por tu excelente trabajo, un abrazo y buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Sol, estaba pensando en algo así, en realidad voy planificando esto sobre la marcha, por lo que podría realizar algunas pruebas, para ver qué funciona mejor. Aunque también creo que, si el relato es lo suficientemente bueno, la espera podría actuar como un atractivo más...
      Bueno, algo voy a hacer jaja. Te mando un abrazo!!

      Eliminar
  27. esperando ansioso la quinta parte, uuuy, que miedo da. te felicito sabes como mantener el suspenso. atento a tu publicacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apoyo, estimad@. El desafío es seguir manteniendo el suspenso a lo largo de unos cuantos capítulos. Los lectores decidirán. Abrazos.

      Eliminar
  28. super interesante.... sigue porfaaa

    ResponderEliminar
  29. Hola mauro, en mi opinion la historia esta super interesante y me gustaria q la siguieras assii con lujo d detalles. ;) fen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fen, gracias por tu voto. La historia sigue. Te mando un abrazo :)

      Eliminar
  30. Una pequeña errata, al principio del cuento en: "“¿Me he dicho que voy a morir?”, pensaba estupefacto. “¿Acaba de confesarme que me ha envenenado?”." sería "¿Me ha dicho que voy a morir?", no?

    Es un magnífico cuento como para joderlo poniéndole un final artificial, continua con los capítulos que necesites.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Listo, ya está arreglado, muchas gracias por el aviso!! Y la historia tendrá la extensión que deba tener, al menos tengo el aval de los lectores jeje. Un abrazo!!

      Eliminar
  31. hola mauro me facinan tus historia ya me lei toda de arriba a bajo y me encantan de donde la bea y me gustaria que la siga a la novela segui aci dale mauro un abraso de argentina mili...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Mili, me alegra que te guste lo que hago. Voy a seguir con la novela hasta donde pueda, espero no aburrir en el camino. Un abrazo!!

      Eliminar
  32. Hola Mauro, me alegra que decidieras continuar con esta historia tan sublimemente envolvente. Se agradece.
    Sé que no será decepcionante el desenlace ya que los lectores te mostramos nuestro apoyo y gran gusto por tu tiempo en brindarnos tan geniales historias, y eso debe motivar sin duda ;)
    Saludos y que estés bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gilian, claro que motiva el apoyo, hace que uno trate de esforzarse al máximo, aunque claro que eso no siempre garantiza un buen resultado final. Durante muchos años me dediqué a escribir casi sin tener lectores, solamente por el placer y la pasión de hacerlo, y son experiencias totalmente diferentes, de las cuales aprendí lo que pude.
      Un abrazo, gracias por comentar.

      Eliminar

Más Cuentos de Terror:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...