"Un Largo Viaje a la Oscuridad" (Capítulo 18)

Era muy duro estar allí abajo.
    El pozo no era tan grande como en un principio había creído, y parecía estrecharse conforme pasaban las horas. La claustrofobia se cerraba sobre Quiroga como un puño poderoso y caliente. Además, por supuesto, estaba el asunto de la oscuridad.
    Y la sed.
    Y el hambre.
    Su última comida había sido alrededor de veinticuatro horas antes: unas salchichas recalentadas, y un poco de arroz blanco, que él había ingerido con aire distraído mientras observaba el mapa en la pared de “su” sótano. En ese entonces, recordaba, se había preguntado dónde diablos se encontraba Arreaga, por qué aquel maldito biólogo no respondía sus llamados. Eso había sido horas antes de que Dan apareciera en su casa, con el cuento de que una criatura negra se había llevado a su mujer…
     El estómago, en el pozo, ahora le crujía. Caminó de un lado a otro y contó los pasos; trató de escalar las paredes; gritó hasta quedar disfónico. Nadie acudió a sus llamados. Y el hambre… Mientras más pensaba en las salchichas, más apetitosas las recordaba. Por supuesto que era un juego de su mente: aquellas cosas recalentadas debían haber tenido un sabor repelente, algo similar al cuero viejo o a la carne hervida durante demasiado tiempo… Pero la comida era la comida. Y ahora no tenía nada. Y le esperaban… ¿cuánto había dicho Lucas? ¿Dos días sin comer ni beber? ¿Y cuánto llevaba allí? ¿Doce horas? ¿Seis? 
     ¿Cinco minutos?
     Entonces fue que escuchó que alguien se acercaba. Recordó de inmediato al tipo que le había tirado las piedras, y se agachó y cubrió la cabeza a la espera de un nuevo ataque. Pero la voz que bajó flotando no era la de un hombre, sino la de una mujer:
     -¿Quiroga?- susurró la voz.
     La reconoció enseguida: era Kathia, la chica que le había dado la “bienvenida” junto a Abel.
      -¿Kathia?- dijo él en voz alta.
      -Sshhh, no hagas ruido- se alarmó la chica. Se encontraba en la más completa oscuridad y se había acercado sin portar ninguna luz, por lo que su visita era, al menos, sospechosa y furtiva-. Soy yo, sí.
     -¿Vas a sacarme de aquí?
     -Baja la voz, por favor.
     -¿Por qué?
     Sabía el por qué, o al menos creía intuirlo, pero quería escucharlo de boca de la chica.
     -Nadie sabe que estoy aquí. Supuestamente, no puedes tener visitas ni hablar con nadie.
     -¿Ah, no? Ve a decírselo al tipo que me arrojó las piedras.
     -¿De qué estás hablando?
     -No importa. ¿Vas a sacarme de aquí?- repitió, esta vez casi susurrando.
     La chica hizo una breve pausa. Quiroga podía escuchar el sonido de su profunda respiración.
     -No- dijo al fin-. No puedo.
     -¿Por qué no?
     -Lo sabes. Eugenio ordenó que te metieran aquí abajo.
     -No se llama Eugenio. Su nombre es Lucas. Y es mi hijo.
     -Sí- dijo la chica, y luego lanzó un sonoro suspiro-. Me dijeron que insistirías con eso.
     -Es verdad. Sólo que él no me recuerda. O tal vez sí me recuerda, pero no quiere admitirlo.
     -¿Ah, sí? ¿Y por qué Eugenio haría eso?
     Quiroga se recostó contra una de las paredes del pozo y negó con la cabeza, como si la otra pudiera verlo.
     -No lo sé- dijo con sinceridad-. Tal vez… tal vez las mantarrayas le lavaron el cerebro. Algo así. Sé que pueden hacer esas cosas. Yo… yo hablé con una. Me habló en mi cabeza. No sé cómo diablos, pero esa hija de puta habló dentro de mi cabeza…
     -No se le parece.
     -¿Qué cosa?- dijo Quiroga, confundido.
     -Eugenio. Si realmente es su hijo, no se le parece. Para nada.
     -Él era muy similar a su madre. Al menos, en su aspecto físico.
     -¿Y dónde está?
     -¿Su madre? No está conmigo, si es a lo que te refieres.
     -¿Están divorciados?
     -Algo así- sin darse cuenta, emitió una amarga risita-. No creo que a Lucas le agrade saber que su madre se fue con un detective muerto de hambre. Ni yo mismo lo creo.
     -Lo siento.
     -¿A qué has venido?- dijo, bruscamente-. No creo que a hablar conmigo. Nadie se siente cómodo hablando conmigo.
     -No- dijo la chica, dubitativa. Pese a que Quiroga no podía verla, pudo imaginársela sentada en cuclillas, mirando hacia abajo y rascándose pensativa el lóbulo de la oreja-. Le traje… le traje un poco de agua. Dentro de una botella. La bajaré con una cuerda, pero usted debe devolvérmela, para que nadie sepa que le trajimos agua.
     -¿Agua?- repitió Quiroga, y una parte dentro de él se estremeció de avidez. No obstante, trató de mantener el aplomo y la apariencia de serenidad:-. Muy considerada de tu parte.
     -En realidad, fue idea de Abel.
     Quiroga de inmediato se puso en alerta al escuchar este nombre.
     -¿Abel? Entonces dile que no quiero su agua.
     -¿Por qué no?
     -Me traicionó. Fingió hacerse el amistoso, pero en cuanto llegó Lucas, cambió de actitud totalmente. Es un perro cobarde y traidor.
     Para su sorpresa, desde lo alto le llegó una risita sofocada.
     -¿De qué te ríes?- dijo.
     -Creo que lo describiste bastante bien. Pero no es tan malo como crees.
     -¿Ah, no? Los cobardes son los peores.
     -Tal vez Abel sea un cobarde… pero debes entenderlo. Él está lleno de resentimiento.
     -¿Resentimiento?
    -Sí.
     -¿Por qué?
     La chica hizo una breve pausa, como decidiendo si convenía hablar o no.
     -Las babosas nunca lo eligieron- dijo al fin.
     -¿Nunca lo eligieron para qué?
     Pero creía saber la respuesta. Era increíble, pero estaba seguro que sabía de qué se trataba.
     -Para el rol de líder.
     -¿Son las… babosas quienes eligen al líder?
     -Claro- dijo Kathia, y luego de una breve pausa, agregó:- Cuando nuestro anterior líder murió, Abel pensó que al fin le llegaba su hora. Pero las criaturas eligieron a Eugenio. Todos lo veíamos venir, menos Abel. Se puso muy mal desde entonces… Eugenio sabe que el viejo quiere su puesto, y es por eso que lo trata tan mal.
     -Ustedes están locos- dijo Quiroga, luego de meditar las palabras de Kathia durante unos instantes-. ¿Escuchas lo que acabas de decirme, verdad? ¿Se pelean por servir a las criaturas? ¿Es que aquí abajo todos perdieron la cabeza, o qué?
     -Es nuestro mundo- dijo la chica, y hubo un cierto cambio en el tono de su voz, que hizo que Quiroga imaginara a la chica apretando los dientes-. El mundo en que vivimos. Guste o no, debemos adaptarnos a él. Nadie está aquí abajo contra su decisión.
     -No te creo.
     -Es cierto.
     -¿Me estás diciendo que tú estás aquí, porque realmente quieres?
     -Es lo que estoy diciendo- sostuvo la chica.
     Quiroga meditó el asunto durante un momento. Eso era algo en lo que no había pensado. Recordó que, al cuestionar a Abel los escasos intentos de escape que habían tenido allá abajo, el viejo había desviado la vista, contrariado… como si le ocultara algo. ¿Era esto lo que había tratado de ocultarle? ¿Que todos los que estaban allí abajo, lo hacían por una cuestión de propia voluntad y perfecto discernimiento?
     -No te creo- volvió a repetir al fin, pero más que nada por decir algo-. Abel me contó que hubo algunos intentos de huida… no muchos, es cierto, pero que los hubo…
      -¿Te refieres a la chica que casi se ahogó? ¿O a los otros muchachos que desaparecieron en el fondo del río? Son casos normales. Cada tanto, alguien se arrepiente y trata de escapar. Por supuesto, no lo logra, es imposible escapar de aquí.
     -¿Y Lucas? ¿Él también quiso venir aquí?
     -¿Eugenio? Seguro.
     -No lo creo. Es imposible. ¿Y tú? ¿Tú también?
     -Claro- dijo la chica, con tono indiferente.
     -¿Pero por qué? ¿Por qué, maldita sea?
     -Estamos mejor aquí abajo.
     -¿Mejor?- no pudo evitar alzar un poco la voz Quiroga-. ¿Mejor que allá arriba? ¿Mejor que tener el Sol, mejor que el sentir el aire del verano?
     -Por favor, baje la voz- dijo la chica, alarmada-. O vendrán los otros…
     -¿Los otros alcahuetes, como Abel?
     -Por favor, no hables… No sabes nada…
     -No- reconoció Quiroga-. La verdad, no sé nada.
     Durante unos segundos, quedaron callados, y Quiroga dejó de escuchar la respiración de la chica. Casi llegó a pensar que Kathia se había marchado… pero entonces la joven volvió a hablar:
      -Cuando yo bajé, mi vida allá arriba era una mierda- dijo con un tono curiosamente apagado-. ¿Me hablas de la luz del Sol, del verano? Yo no sabía lo que era eso. Vivía recluida en una casa, junto con otras personas… yo las llamaba “amigos”, pero sabía que no eran tales. Los “amigos” no se roban entre ellos, ni se trenzan a golpes por el último gramo de esa mierda que consumíamos todos los días- soltó una risita, que a Quiroga no le sonó nada divertida-. Éramos como un grupo de murciélagos, dándonos calor entre nosotros y escondidos de la luz del Sol… Yo salía por las noches, y ofrecía mi cuerpo a cambio de más de aquella mierda, que me duraba lo suficiente como para llegar a la otra noche. Me internaron varias veces, y en una de ellas, la última, pensé que no saldría viva de ese hospicio de mala muerte, que olía a excremento y a vómito viejo. Fue entonces que las escuché por primera vez. A las criaturas. Durante mis sueños. Me susurraban, me cantaban cosas esperanzadoras dentro de mi cabeza… “Ven, ven con nosotros”, cantaban. “Ven con nosotros, y todo tu sufrimiento terminará…” Lo hicieron durante varias semanas, hasta que acepté. Parecía la única solución posible… Y ellas vinieron a buscarme- la chica calló.
    Casi contra su voluntad, Quiroga se hizo una imagen de la joven Kathia drogada, deambulando por las calles en busca de un poco de dinero para seguir alimentando el vicio. Había visto muchos casos así, sobre todo cuando había trabajado en la Capital. Casi ninguna de esas chicas tenía un final feliz. Sobre todo las más guapas, como Kathia. Ellas terminaban metidas en fiestas orgiásticas de droga y alcohol, o sometidas a los requerimientos lujuriosos de algún sacerdote, o de un líder religioso en alguna oscura y remota secta… Terminaban en lotes baldíos o en ciénagas, con el cuerpo desnudo y los signos de una vejación atroz y despiadada. Sin embargo, Quiroga se resistía a creer que Kathia no había tenido otras opciones. ¿Era eso, o la vida allá abajo, en la oscuridad de una cueva y sirviendo a unas criaturas repugnantes? No podía ser.  
     -No puede ser- dijo en voz alta.
     La chica emitió un siseo parecido al de un globo que se desinfla.
     -Esa es mi historia. Si no quiere creerla, entonces el problema es suyo.
     -¿Y Lucas? ¿Por qué un chico de ocho años querría bajar a este infierno?
     -Debería preguntárselo a él. Después de todo, supuestamente es su hijo, usted debe conocerlo…- dijo la chica. Se escuchó un leve susurro, como si Kathia acabara de levantarse o cambiar de posición-. ¿Va a querer el agua, o no?
     -Sí- dijo Quiroga-. Por favor.
     -Recuerde devolverme la botella.
     -Claro. ¿No puedes encender alguna de esas luces azules?
     -No. Nos verían. Ahí va.
     La botella bajó lentamente, amarrada a una soga. Quiroga no podía ver ninguna de las dos cosas, pero sí escucharlas, ya que golpeaban contra las paredes del pozo. Tanteó en la oscuridad hasta que su mano chocó contra la botella. La abrió y tomó unos tragos. Luego aferró la cuerda con ambas manos y miró hacia arriba.
     -¿Kathia?
     -¿Sí?
     -Lo lamento.
     Pudo percibir el desconcierto de la chica allá arriba.
     -¿Lo siente? ¿Por qué…
     Sin ningún tipo de advertencia, Quiroga tiró de la cuerda con todas sus fuerzas, venciendo la débil e inadvertida resistencia de la chica, que sujetaba el otro extremo. Escuchó que Kathia ahogaba un grito al perder el equilibrio, y entonces se puso de espaldas, esperando calcular con cierta precisión la caída. Y no le fue tan mal: apenas décimas de segundos después, sintió un impacto tremendo entre los omóplatos, que le quitó la respiración y lo derribó. Aspiró una honda bocanada y se puso trabajosamente de pie, buscando el cuerpo de la chica con los brazos abiertos. Tropezó con ella y volvió a caer. Regresó a gatas sobre el sitio, despellejándose las manos contra las rocas, y abrazó a Kathia fuertemente, inmovilizándola con sus noventa y pico de kilos de peso. La chica bufó y luego comenzó a patalear y a golpearle el rostro. Quiroga apretó el abrazo y la chica volvió a exhalar un largo quejido, quedándose quieta debido al dolor.
     -Me doblé el tobillo- jadeó la chica-. ¡Maldito hijo de puta, pudo haberme desnucado!
     Quiroga la obligó a pararse y la arrinconó contra una pared. Sintió que Kathia le hundía el puño o una rodilla en el estómago. El dolor fue inmediato y casi le hizo perder a su presa, aunque pudo recuperarse con relativa rapidez.
     -Quédate quieta, o te haré daño.
     -¡Maldito viejo, degenerado hijo de puta!
     -No es lo que crees- gruñó Quiroga. Tomó el brazo de la chica y lo llevó a su espalda, retorciéndolo. De inmediato los forcejeos de Kathia cesaron-. Así me gusta. Si te mueves, te romperé el brazo. No es algo que me guste, pero si tengo que hacerlo, lo haré. Ahora llama a tus amigos.
     -¡No!
     -Como gustes. Puedo hacerlo yo.
     -¡Por favor, no! ¡Eugenio me matará!
     -Ya lo veremos. ¡Hey, Lucas!- gritó-. Vamos, vengan aquí, malditos esclavos de las babosas. Tengo a Kathia. ¡Le haré daño si no me liberan!
     La respuesta no se hizo esperar. Hubo allá arriba un clamor de voces, y unas luces azuladas que se acercaban con premura. El primero en asomarse al borde del pozo fue Abel. Su rostro pálido y arrugado reflejó una gran conmoción y estiró las manos en dirección a Kathia.
     -Quédese quieto- advirtió Quiroga-. No quiero hablar con usted, sino con Lucas.
     -No lo hagas- dijo Abel-. Por favor, no lo hagas, nos meterás en problemas a todos…
     -Traigan a Lucas- repitió Quiroga, y como para subrayar la amenaza estiró el brazo de Kathia un poco más. La chica aulló de dolor. Lágrimas de impotencia e ira le corrían por sus mejillas cubiertas de polvo y mugre-. ¡Traigan a Lucas, ahora mismo!
     Más personas comenzaban a llegar al pozo. Quiroga reconoció a las dos mujeres que dormían abrazadas en la cueva, y también al joven de vaqueros desteñidos. Luego asomó otro rostro, que le resultó por completo desconocido: se trataba de un hombre de unos cuarenta y pico de años, barbudo y con el pelo tan rizado como el de los negros, aunque no lo fuera. Vio que su rostro estaba cubierto de un cardenal violáceo y supo que era el jodido que le había arrojado las piedras. Los ojos de aquel tipo parecían brasas y se notaba que pensaba arrojarse sobre él de un momento a otro. Se alegró que su herida luciera tan mal.
     Con la barbilla, haciendo grandes esfuerzos para contener a Kathia, lo señaló.
     -Tú, cara de Muppet. Quédate donde estás, o volveré a meterte otra piedra entre los ojos. ¿Me escuchaste?
     Vio que el cuarentón dudaba y finalmente retrocedía un poco. Abel negó con la cabeza.
     -Quiroga, por favor, no hagas nada estúpido.
     -Yo sólo quiero que me saquen de aquí, para hablar con mi hijo. Y liberaré a Kathia. Lo juro.
     -¿Su hijo?- repitió una de las mujeres.
     -Cree que Eugenio es su hijo- respondió Abel. Parecía resignado y profundamente melancólico. Miró hacia el joven de los vaqueros desteñidos-. Ve a buscar a Eugenio, Rolo.
     -Pero…
     -Hazme caso, ve. Antes de que las cosas se pongan más feas de las que ya están.
     El joven pareció sufrir un breve debate interno, pero luego asintió. Desapareció en la oscuridad, llevando una de las bolas azuladas consigo.
     -No le hagas daño- dijo Abel-. Por favor.
     -Todo depende de cómo se comporten ustedes.
     -No pareces de esos que dañan a las mujeres.
     -No- reconoció Quiroga-. Pero en circunstancias desesperadas, nos convertimos en los monstruos que más odiamos. Quédense quietos, y todo saldrá bien.
     De reojo, percibió un movimiento en el brazo libre de Kathia. Entonces, alarmado, lo recordó. “El cuchillo”, pensó. “La chica tenía un cuchillo”.
     Detuvo su brazo justo a tiempo, antes de que la chica pudiera ensartarle el muslo. Retorció su mano hasta que el cuchillo cayó. Sin embargo, el momento de distracción le costó caro. Vio que una sombra caía sobre él. Se agachó y trató de esquivar el bulto, aunque no fue lo suficientemente rápido. Su atacante, que no era otro que el cuarentón-tira-piedras, lo golpeó con las piernas y ambos hombres cayeron sobre el suelo del pozo. Quiroga se incorporó y recibió un puñetazo que lo arrojó contra la pared. De inmediato se dio cuenta de que el tira-piedras sabía pelear, dominaba ciertas técnicas básicas del boxeo, aunque tenía serias deficiencias en cuanto a fuerza y corpulencia.
     -Ven- le dijo el tirapiedras, caminando en derredor suyo y dirigiéndole una sonrisa de odio-. Ven, maldito barbudo. Me las pagarás por lo que me has hecho en la cara.
     -Te hice un favor, antes eras más feo.
     Arrojó un puñetazo a su cara, y el tira-piedras, confirmando sus dotes de luchador, lo esquivó haciendo el cuerpo a un lado y contraatacando con una rápida sucesión de golpes, que conectaron con precisión en el pecho y el estómago de Quiroga. Éste gruñó y jadeó en busca de aire. Pensó que necesitaba encontrar el cuchillo. Si Kathia lo hallaba antes que él, entonces todo estaría perdido.
     -Esto es sólo el comienzo- dijo el tira-piedras, con los ojos brillando por el triunfo-. Te mataré a golpes. Sabes que puedo hacerlo.
     Quiroga no le hizo caso. Sabía que era más urgente el tema del cuchillo. Del tira-piedras podía encargarse después. De reojo, vio que la chica se estaba agachando y pretendía agarrar algo del suelo. Quiroga apartó al tira-piedras de un empujón y luego pisó el cuchillo, antes que la chica pudiera agarrarlo. Kathia se arrojó sobre él y le mordió en las bolas. El ataque fue tan certero y sorpresivo que Quiroga lanzó un grito y trastabilló hacia atrás. La chica aprovechó y se arrojó sobre el cuchillo, pero Quiroga no estaba dispuesto a ceder tan rápido. Aferrándose con una mano en el sitio mordido, se abalanzó sobre ella y con un rápido movimiento de brazos volvió a quitarle el arma. Entonces sintió un golpe en la nuca, que lo atontó durante unos segundos.
     -Aún no he terminado contigo.
     Era el tira-piedras, que regresaba a la lucha. Quiroga se dio vuelta para recibirlo. Se las arregló para sonreír. Aún tenía el cuchillo en la mano, pero su intención no era matar a nadie, por lo que se lo metió en uno de los bolsillos traseros del pantalón. El tira-piedras hizo una finta y luego le sacudió la cabeza de un trompazo. Quiroga volvió a gruñir, impaciente. Cuando el otro se disponía a arrojar un nuevo golpe, Quiroga agachó la cabeza y como un toro enfurecido embistió y lo aplastó contra la pared. El tira-piedras, que no debía pesar más de sesenta o sesenta y cinco kilos, exhaló todo el aire y Quiroga lo agarró fuertemente de la quijada.
     -Me tienes cansado. Vete a dormir- dijo.
     Le dio un puñetazo en el rostro, que, efectivamente, lo puso a dormir sobre el suelo del pozo.
     Se dio vuelta hacia Kathia.
     La chica, que estaba agazapada detrás suyo, volvió a morderlo en las bolas.
     -Iiiaaaajooo- dijo Quiroga.
     La apartó de un manotazo y se encogió de dolor. Otra sombra cayó a unos pocos centímetros de él. Era una de las mujeres, la que había preguntado por su hijo. La mujer empuñaba un cuchillo del tamaño de un brazo; lo blandió delante de sus ojos y luego lanzó una estocada.
     Lo esquivó a duras penas, pero perdió el equilibrio y cayó. “No podré con todos”, pensó. “Creo que es hora de jugar un poco más fuerte”.
     Sacó el cuchillo de su bolsillo trasero y lo empuñó. Tal vez si lograba desarmar a la mujer, y usar el cuchillo para amenazar a los demás, volvería a dominar la situación. Estaba por atacar cuando sintió un grito fuerte y agudo que casi contra su voluntad lo detuvo:
     -¡No, papá!
     Tanto la mujer como Quiroga miraron hacia arriba. Lucas se había asomado al borde del pozo, y le apuntaba con su arma. Los otros miraban a Lucas con expresiones de sorpresa y desconcierto en sus rostros.
     -Lucas…- dijo Quiroga, jadeando en busca de aire-. Quiero que me saques de aquí de una maldita vez. O juro que habrá muertes. Lo juro.
     Lucas se dirigió a los demás.
     -Ayúdenlo a subir.
     -Pero, Eugenio…- comenzó a protestar el joven de los vaqueros desteñidos.
     -¡Dije que lo ayuden a subir!- gritó Lucas. Esta vez no parecía el adulto cruel y decidido de antes, sino apenas un niño pálido y asustado. Sin embargo, observó Quiroga, seguía apuntándole con la pistola.
     -No hace falta que me encañones así, hijo. Sólo quiero hablar contigo.
     Los otros habían bajado una soga. Quiroga la tomó entre las manos, pero sin embargo aguardó unos momentos más antes de subir. Miró por última vez a Lucas.
     -No vas a hablar conmigo, sino con las criaturas- dijo al fin el chico. Sus labios temblaban. Su mirada era huidiza y parca. Parecía  sumamente conmovido por algo-. Ellas me lo han dicho.
     -Pues yo no quiero hablar con ninguna babosa, sino contigo.
     -Lo siento, debes hacerlo. No tienes otra alternativa. O de lo contrario, dispararé.
     -Soy tu padre. No puedes dispararme.
     El chico alzó la pistola y retiró el seguro. El clic que se escuchó fue tan sonoro que incluso hizo ecos en las paredes de la caverna.
     -Puedo. Ahora ven conmigo, y te llevaré con ellas.
     -¿Por qué quieren hablar conmigo? ¿Qué es lo que quieren decirme?
     La mirada de Lucas se tornó más asustada y huidiza.
    -No lo sé.
     “Ahí está”, pensó Quiroga. “Ese es el origen de todos sus males: las criaturas no le han dicho nada, le han guardado un secreto”.
     -¿Cómo sé que no es una trampa?
     -No puedes saberlo. ¿Vas a subir o no?
     Quiroga asintió y comenzó a subir. No concebía otra alternativa. Tal vez todo el asunto estaba perdido desde mucho antes…
     Llegó al extremo del pozo y algunas manos lo ayudaron a incorporarse. Lucas se puso detrás de él y le apoyó la pistola en la espalda.
     -Vamos- dijo-. Te llevaré con las babosas.
     -Qué emoción. Pensé que ese día nunca llegaría.
    Sintió un golpe que le arrancó destellos de dolor a su hombro derecho.
     -No te hagas el gracioso. Ahora camina.
     -Está bien- dijo Quiroga, de repente sombrío.
    Comenzaron a descender por la cueva, en dirección al nido de las criaturas.

(Continuará...)

87 comentarios:

  1. Esto se pone emocionante por momentos! Manejas muy bien el desarrollo! Sinceramente, me ha encantado. Ánimos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno anonim@, me alegra que te haya emocionado el capitulo jeje. Fuiste el primer comentario asi que te has ganado un viaje en autobus por el centro de tu ciudad siiii. Bueno, te mando un abrazo!!

      Eliminar
    2. Jajaja que malo eres Croche jajaja debiste haberle otorgado otro premio más interesante jajaja.

      Eliminar
    3. Es que estamos escasos de presupuesto Raquel jaja.

      Eliminar
    4. Uuuuuuu jajaja entonces ni para que respingar jajaja.

      Eliminar
  2. Dios!!! esto se puso de pelicula!!! Super... :)
    att D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias D (Denisse? Daniela? Dios?). Que misterio jaja. Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Al habla Eli:
      Me parece que ya dice al principio lo de Dios....

      Eliminar
    3. Omnipresente Eli, esta en todos lados, en todos los comentarios, observando a la gente desde su trono ubicado frente a la laptop...

      Eliminar
    4. Al habla Eli:
      Puede....

      Eliminar
  3. Es un excelentisimo capitulo, me gusto mucho y me mantuvo emocionada todo el tiempo.
    Lo malo es que falta toda una semana para seguir leyendo, esto es algo cruel!! ojala puedas adelantar algo el martes ;)
    Saludos - Daniela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El martes puede ser que adelante algo... veremos... Todo depende de como me quede el siguiente capitulo. Y si no, bueno, a seguir esperando!! Lo bueno de esto es que forja el temple y la paciencia jaja. Un abrazo Daniela!!

      Eliminar
  4. Mauro el capitulo me encantó estuvo muy bueno. Pensé q era luchas pero ahora mismo no estoy segura de eso. A lo mejor le llamo papa para salvar a la mujer y tal vez a Quiroga la verdad es q no se nadaaa!!! Otra vez estoy con las dudas al principio pensaba que tal vez el hijo de Quiroga podria ser el joven de los vaqueros desteñidos pero como ya te dije no estoy segura de nada. Igual me gusto el capi hay muchos secretos.....
    Atte.: alba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alba, mi estimada lectora adolescente que no tenia 50 anios como yo pensaba al principio (alguien sabe como poner la enie en el teclado del celular?), los misterioz formaran parte de esta novela hasta su mismisimo final, asi que ya deberias estar acostumbrada jeje. Pero bueno, de eso se trata todo esto, de entretenerse un rato, y si los dejo pensando un poco, mucho mejor... te mando un abrazo grande, y gracias como siempre por escribirme.

      Eliminar
    2. Che mauro! Yo también me sorprendo que haya mas niñas como yo aquí en este blog. Patty tiene razón hay muchas chicas que nos gusta leer sobre todo tus cuentos que eres genio como escritor siempre seras mi favorito!! Jejejeje. Ah y también a netomancia que es un escritor muy bueno.... Y pensándolo no creo que las señoras de 50 años le guste leer cuentos de terror...les podría dar algo..nose se le subiría la tensión jaajjaja. Un abrazo parati mi estimado mauro
      Atte: alba la señora de los 50 años como tu pensabas.

      Eliminar
    3. Jaja si bueno, el genero de terror es tipicamente adolescente, pero pense que esa verdad aplicaba para las peliculas y no para los libros. Es evidente que me equivoque... abrazos y buen fin de semana!!

      Eliminar
    4. Mauro, ami me sale la "ñ" en el teclado sola jaja, proba manteniendo apretada la "n" seguro te va a salir para que elijas y cambies a la "ñ"

      Eliminar
    5. Manuel Vargas, aun no zombi28 de septiembre de 2014, 20:52

      respuesta, si es una blackberry si sale apretando la n y cambiandolas con el "tradpad", los otros celulares, no la traen ya por defecto???

      Eliminar
    6. Ya esta, era como decia jonatan, habia que mantener apretada la n, ahora tengo ñ, estoy feliz la voy a usar siempre que pueda ñ ñ ñandu añadir sueño añoranza...

      Eliminar
    7. El odio proviene basicamente de los porteños, que son los que viven en capital federal, sin animos de generalizar, el porteño tiene un modo de ser ruidoso, habla fuerte, hace constantes referencias a si mismo, esto a los otros paises latinos les choca porque los modos son mas suaves y menos agresivos. Vuelvo a aclara que no generalizo, sino que pongo en balanza al promedio. Despues en el resto del pais la gente no es asi, pero como el porteño es el que se "destaca", nuestros vecinos se quedan con la idea de que todos los argentinos son asi. Lo he visto en varios viajes que hice por la region.

      Eliminar
  5. Al habla Eli:
    ¿Kathia le lleva agua?
    ¿Prefirió irse abajo antes que salir adelante? Quiroga tiene razón, seguro que tenía otras opciones. Puede que no sea fácil dejar los vicios, pero con un poco de, no sé.... Es que, ella pensaba que su vida ya no valía más, pero podría haberlo intentado.
    ¡Muy bien Quiroga intenta ponerse duro...! ¡Uh, falla! ¿Kathia le mordió dónde? Ohhh, ya, ahí.....Eso tiene que doler...
    Me gusta la frase que le responde al que le tiró la piedra: Eras más feo antes... Jajajajaja.
    ¡Arriba Quiroga!
    ¡Quirooooga! ¡Quirooooga! ¡Oé! ¡Oé! ¡Oé!
    Lo que más a sorprendido es lo de Lucas... El momento soñado... El reencuentro. Como El Profesor Layton y La Máscara de los Prodigios....Sí, juego a ese juego... Soy algo rarita. En realidad se trata de un a enfermedad; Raritis Crónicus, y es peor que la Peste Negra... Ya que estamos... La peste negra se llevo por delanta a más del tercio de la población europea más o menos por el siglo XIV, aunque duró su tiempo y aún hoy en día pueden aparecer brotes. Por suerte, ahora hay medicinas, pero en aquella época entre ciencia y superstición, se pensaba que la peste era un castigo divino.
    La peste negra la trajeron las ratas por vía marítima, colándose en las bodegas de los barcos. La epidemia se extendió todavía más cuando llegó un barco a Inglaterra con todos los tripulantes muertos.
    En fin, a lo que íbamos, que no entiendo del todo a cuento de qué empiezo a hablar de la peste negra....
    ¿Por qué las babosas quieren hablar con Q? Le nombrarán nuevo jefe? Ojalá, pero quién moriría? Y si muere Liana, quién será el nº 10?
    ¡Madre mía, me he terminado las uñas! ¡No me queda ninguna por morder!
    Esto se pone cada vez más interesante...
    Ah, la puntuación....Sin demoras, te doy un.
    ¡10!
    -Lucha
    -Acción
    -Misterio
    -emmm....cosas sin definición, en general.
    ¡Bravo!
    Bueno, se espera el próximo capi con muchísima impaciencia....
    Si no tengo uñas, tendré que comerme los dedos....
    Saludos
    Elisa
    PD:
    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡PRÓXIMO CAPÍTULO YA !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al habla Eli:
      Me parece que quedaría todavía más por comentar, pero no hay palabras...
      El rollito psicológico:
      "A veces, en situaciones desesperadas nos convertimos en los monstruos que más odiamos" o algo así....Cómo se nota que ers argentino...(Es guasa, eh)
      Bueno, lo de la peste negra...Se llama así porque salen una especie de manchas negruzcas en la piel. La epidemia se empezó a controlar cuando en las bodegas aparecieron otras ratas: grises y más feroces, pero no transmitían esa enfermedad, y acabaron con las negras y, de paso, con las despensas.
      No sé porque cuentto esto, aparte de que la gente ya lo sabe... Ahora mismo estamos estudiando a los romanos, la división en el Imperio de Oriente y el de Occidente, la desaparición del segundo y, ahora, la época de esplendor del primero como Imperio Bizantino, las reconquistas de Justiniano I, la aparición del Islam y la caída del Imperio. Bien, ¡me sé la lección! ¡10 en el examen! ¡Voy a tener que currar, todvía hay un mes por delante! Hacemos examen cada dos temas. En fin, esto a nadie le importa.... Pero es que debería estar estudiando y estoy metida en el blog, así que así estudio mientras estoy aquí.
      ¡¡Tengo unas ideas geniale!! XD.
      Saludos...(No chivarse a mi madre, jajaja)
      Elisa.

      Eliminar
    2. Varias cosas a destacar.
      "Soy medio rarita...", gracias por avisar, no me habia dado cuenta.
      El relato de la peste negra... no sabia lo del barco, y me llamo la atencion por las coincidencias con el relato de Dracula de Bram Stoker. Ahi tambien hay un barco que llega a los puertos ingleses con todos los pasajeros muertos, pero quien viene a bordo no es la peste negra, sino el mismo conde... que si nos ponemos a pensar, trae tambien la muerte y una especie de enfermedad contagiosa... se habra inspirado Stokr en ese hecho historico? Misterio. Prometo que lo revelare. Aunque sea lo ultimo que haga.
      "Se nota que sos argentino"... por que? Acaso los de afuera nos ven como monstruos? Se que el argentino es generalmente odiado en otras partes del mundo, y he hecho unos cuantos viajes que confirman lo anterior, pero tanto? Me siento deprimido. Me voy a dormir. Ah, no, cierto que ahora estoy en el trabajo. Pensandolo bien, me voy a dormir igual.
      Abrazos!!

      Eliminar
    3. Al habla Eli:
      No, lo de argentino no iba de mala onda, era más bien una especie de cumplido, no pienses mal. Es un rollo... Pero lo de monstruos no viene al contexto y yo no sabía de ese rumor..

      Eliminar
    4. Si ya se Eli, yo segui con el juego para poder bromear sobre lo otro.

      Eliminar
    5. Manuel Vargas, aun no zombi28 de septiembre de 2014, 21:01

      pues el mito dice que los Argentinos son pero muy orgullosos y arrogantes, claro es lo el mito dice

      Eliminar
    6. No es un mito. No son orgullosos, tienen una especie de patriotismo deformado e insano. Pero no son todos, obviamente.

      Eliminar
    7. Al habla Eli:
      Bueno, también dicen que los de Madrid somos unos chulos...Reconozco que un poco. Es que si eres del Atlético de Madrid...I´m COLCHONERA!
      ¡ESO ES ESPÍRITU ROJIBLANCO!

      Eliminar
    8. Ya que tocaron el tema... ¿Saben cuál es el mejor negocio del mundo? Comprar un argentino por lo que vale y venderlo por lo que él cree que vale...
      ¿Cómo se suicidan los argentinos? Tirándose desde su ego....
      Y conste que soy argentino, eh.... ja... Me hicieron estos chistes en Inglaterra y me parecieron muy graciosos... Coincido con lo que explica Mauro sobre la diferencia entre la mayoría de los porteños y la gente del resto del país. Saludos...

      Eliminar
    9. Ya los había escuchado, pero están muy buenos, aunque hay otros mucho más ofensivos. No sé por qué mi respuesta salió en otro hilo de conversación, pero bueno, ahí quedó.
      Otra cosa que quería contar y no lo hice por falta de tiempo. Fue hace tres o cuatro años, en Cayo Largo. Un paraíso tropical, Sol, arenas blancas, aguas transparentes y cálidas, naturaleza casi virgen, paz, armonía... al tercer o cuarto día de estadía, comenzó a escucharse en el complejo del hotel un vozarrón molesto que por poco no llenaba toda la isla. La voz no paraba nunca de parlotear y hablaba de sus logros profesionales, de los autos que tenía, de sus negocios, de lo bien que le iba en la vida y que además era un gran jugador de fútbol y un largo y estúpido etcétera. Era un argentino. Ahí entendí el por qué nos odian.
      Ah, y por supuesto, era porteño.
      (Con esto no quiero decir que todos los porteños sean así, en realidad los tipos como éste de la isla son minoría, pero su manera de ser los hace parecer numerosos).

      Eliminar
    10. Al habla Eli:
      Yo...no...sé...qué....decir.
      ¿Chiste de madrileños?
      Va un madrileño conduciendo y, de repente, el coche vuelca. Después de unas cuantas rotaciones, la gente empieza a acercarse para atenderle.
      -¿Señor,está bien?
      Pero ven que no tiene un solo rasguño.
      Entonces el madrileño responde:
      - Claro que no, esta es mi forma de vaciar los ceniceros del coche.
      JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
      XD

      Eliminar
    11. Manuel Vargas, aun no zombi3 de octubre de 2014, 23:25

      no me gusto el chiste de madrileños. pero que bueno que seas madrileña; HALA MADRID!!!!!(ya se que no es como ser colchonero, pero seamos sinceros, que preferis, un colchon o un poco de merengue???), y el diego de donde es???? del puerto grande????? igual esta divertida la conversacion saludos

      Eliminar
    12. Al habla Eli.
      Bueno, yo soy muy glotona.... Pero ahora mismito me está entrando unas ganitas de tener mi camita al lado.... Y tampoco hace falta exagerar en calorías, dormir hace mucho bien a la cabeza....
      Es necesario tener buenos colchones a mano XD, vale, eso ha sonado fatal, va p´a los malpensados del mundo!
      Hay chistes mejores, pero la mayoría atacan a los catalanes...
      Saludos....
      Elisa

      Eliminar
  6. Hola Mauro.
    Vaya, que buen capitulo.
    Que tal giro, las babosas no son secuestradoras sino que buscan gente desesperada, deprimidas, para convencerlas de que los sigan y los que van lo hacen por decisión propia. Pero me sigo preguntando... para qué los reclutan?????
    Y no era para esperar menos de Quiroga.
    Muy buena jugada realizó para poder salir de allí, no me lo esperaba. Aunque debiste dejar que le siguiera pegando un poco mas al cobarde tira piedras, jejeje.
    Insisto, esta novela sería una gran película.
    Realmente es Lucas y recordó a su padre o una treta de Eugenio para tranquilizarlo?
    Porqué lo lleva donde las babosas?
    Ni modo, hasta el próximo viernes.
    Y de todas maneras pondré las fotos de mi Fabio a penas nazca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al habla Eli:
      Estoy de acuerdo: Una gran peli.
      ¿Y si nos ponemos ñoños y le suplicamos que lo envíe a...yo que sé...Bueno, para empezar publicarlo:
      Pooorrfiiii.

      Eliminar
    2. Hola Eduardo, yo creo que todo aquel que escribe y que ama el cine suenia con ver plasmadas sus palabras en la gran pantalla... pero primero lo primero, y tal cual fue como dije al principio, uno de mis objetivos es publicar la novela en forma impresa. Por supuesto que para eso, debo corregir muchas cosas y pulirla, pero eso lo hare despues de escribir el ultimo capitulo...
      Bueno, te mando un abrazo. Estaremos atento a las novedades del ninio. Se que todavia falta un poco, pero noviembre llegara en un abrir y cerrar de ojos :)

      Eliminar
  7. no se como haces pero siempre lo dejas en la parte mas emocionante , osea q ahora tengo que esperar hasta el prox viernes para ver que le dicen las babosas??????????? NOOOO , porfa publica el martes .Marilu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible qur haya que esperar hasta el viernes Marilu siii. Me alegra tener noticias tuyas despues de tanto tiempo (salvo que hayas venido comdntando pero en forma anonima. O seas otra Marilu. Glup). Abrazos...

      Eliminar
  8. Wooooow Croche, que capítulo, de lo más emocionante.
    Que cosa tan más espantosa la que tubo que hacer la pobre de Kathia; iiiiuuuuu tener que morder el paquete de azúcar para liberarse de Quiroga, que asco pero que no sabe está chica que con su acto tan repentino le puede dar cáncer o tantito pior rabia jajaja, después de eso va tener que conseguir un bote de Listerine con urgencia, tal vez y con eso se salvé de un envenenamiento casi seguro jajaja.
    Pero xk nos dejas a medias si la historia?? Insisto eres más malo que las babosa.
    Una pregunta xk a la mayoría de de tus lectoras nos pones más de 50 años, y casi la mayoría somos unas niñas y me incluyo cuando digo niñas jajaja.

    Qué tengas un excelente fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eeee pobre Quiroga, che, ni que tuviera sifilis jaja. Y no se por que doy a todas las lectoras esa edad, me paso con Alba, me paso con vos y con otros casos, al final resulta que el mas viejo de todos soy yo jaja. Bueno, te mando otro abrazo, buen fin de semana para vos tambien!!

      Eliminar
    2. Jajaja eso de que Quiroga tenga sífilis, difícil de saber jajaja. Sorry es que no encontré justificación para que se aya atrevido a morder el paquete de azúcar jajaja y por otra parte no debe ser tan golosa jajaja y menos cuando ahí publicó =-O :-\

      Eliminar
  9. Hola Mauro tu si que la saves hacer de emoción con tus capitulos. Me da gusto que tus seguidores no somos viejitos, para que veas que todavia nos gusta leer.....Bueno tu tienes mucho que ver en eso ya que eres muy buen escritor...Att: Patty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Patty, es una grata sorpresa ver que los jovenes y adolescentes comentan aqui. Otra sorpresa fueron las chicas, cuando inaugure este blog pense que, si tenia cierto exito y debido a la tematica, se llenaria de suficientes hombres como para hacer varios equipos de futbol... pero ya ves, el 80 por ciento de los comentarios pertenecen a las chicas... un abrazo y buen fin de semana.

      Eliminar
  10. ahora si señores tenemos accion y de la buena jajajaj. este hilo esta genial mauro. Casi me hiciste olvidar que hay otro. Dan puede esperar segui un rato mas con este. a esperar otra semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii los famosos y siempre esperados punietazos hernan wiii. Jaja, me alegro que te haya gustado esta parte, todavia tengo que hacer pequenias pausas para explicar algunas cosas, pero luego los ultimos capitulos vendran con todo, como tiene que ser... un abrazo!!

      Eliminar
  11. Muy buen desarrollo de la historia. Al final de cada capitulo siempre me quedo con ganas de leer más y más (aunque no me gusta leer, pero lo hago siempre y cuando valga la pena, como tus cuentos). Pese a que no comento muy seguido, visito esta web casi todos los días... Lo digo ya que hace varios capitulos que no comento. Sin más que decir, me despido. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Facundo, gracias por escribirme. No tienes que darme ninguna explixacion porque ya eres como de la casa, uno de los lectores mas antiguos y constantes que visitan este blog. En cuanto a la historia... creo que habra que hacer unos ajustes y corregir algunos capitulos, sobre todo en lo referente a cuestiones literarias, pero creo que como primera version vamos mas o menos encaminados. Abrazos.

      Eliminar
  12. Holis volvi perdon por no haber comentado tu capitulo anterior estube con mucha tarea,pero ya esta jeje este capitulo me gusto mucho como todos ajaja te preguntas q hago a esta hora despierta pero la verdad no podia aguntar para leer este capitulo jjajaj sabes como llevar una historia con suspenso y un poco de accion jejej este capitulo me dejo con mucha intriga quiero saber q pasa en el otro capitulo yaa pero ahy q tener pasiencia y ahy q esperar jeje
    Estan alli abajo porq quieren? Eso me dejo sorprendida. Nunca pense q quieren estar ahy eso me sorprendio mucho y q kathia se drogaba tambien me sorprendio.
    Siempre me dejas con intriga y estoy una semana imaginando q puede llegar a pasar en el otro capitulo jaja
    Bueno me voy a dormir te mando saludos Croche besos
    Atte:Denisse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Denisse, eran las dos de la madrugada cuando escribiste!! Si yo llego leer a esa hora me quedan los ojos como dos pasas de uva jaja. Y si, parece que los diez de alla abajo estan porque quieren, o al menos, eso es lo que creen ellos (guinio guinio). Bueno, te mando un abrazo, y que pases un lindo fin de semana.

      Eliminar
    2. Jajjaja estoy acostumbrada a estar hasta esa hora y con el celu jajaja
      Atte:Denisse

      Eliminar
  13. Bueno parece que en este capitulo no hay bardo (bardo = peleas en argentino), como en los anteriores jaja, la verdad es que son muy divertidos Mauro. La historia estuvo genial me gusto mucho el capitulo ya esta faltando menos para el final, por fin vamos a saber de que se trata todo jaja.

    Esta vez llegue tarde para comentar porque sucede que me olvide jaaj, hoy sin falta como puedes ver.

    Quiero ver el forobardo
    (forobardo = peleas en un blog o foro) en los capítulos que vienen de dan ajja.

    Saludos y abrazos Mauro .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jonatan, no sabia que eras argentino, de que parte? Y en cuanto al forobardo... jaja te resulta divertido porque nadie se metio con vos, espera que alguien lo haga y despues contame jaja. Pero bueno, hablando en serio, no me gusta que se insulten entre lectores, me pone incomodo, es comprensible que a alguien no le guste el comentario de tal persona, pero para eso existen los argumentos y las palabras inteligentes. Polemica y discusiones civilizadas si, agresiones e insultos no, o de lo contrario esto va a terminar siendo como el programa de tinelli jaja.
      Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Si soy argentino ja, mas específicamente de Catamarca capital.

      Jaja si menos mal que nadie se la agarro conmigo jaja, pero creo que me lo tomaría con gracia; yo pienso lo mismo que vos Mauro y me parece divertido siempre que sea una discusión pacifica y sin insultos ofensivos, aveces tambien me incomoda cuando hay insultos fuertes, pero bueno esperemos que todo se tome con humor ja faltaría que venga polino a comentar en los capítulos y ya serias Mauro tinelli jaj.

      Eliminar
    3. Y la novela se llamaría bailando por una babosa

      Eliminar
    4. Jaja holi me parecio muy divertido lo ultimo q dijiste jajaja yo tambien soy de argentina!! Vs de donde sos mauro??
      Atte:Denisse

      Eliminar
    5. Jjaj si ami tambien me da gracia cada ves que la veo jaja gracias

      Eliminar
    6. Bailando por una babosa jaja dejate de joder Jonatan. Y Denisse, yo vivo en zarate, buenos aires, un lugar donde podras ver "las escaleras al bajo" del cuento numero 9 del mismo nombre, o "el molinete al final de la calle" (cuento 11), entre otros sitios igual de emocionantes.
      Bailando por una babosa jaaa.

      Eliminar
  14. Después de lo de Cuco, ya no tenía motivos para seguir la historia ...abuuu... pero lo asimile! y volví!

    Ya no sé que mas esperar... lo quiero en el cine!
    Pobre Lucas, le habrá dado amnesia que no recuerda a su propio padre?, triste ... en fin espero que en el siguiente capítulo, nos reveles todo acerca de Quiroga y su hijo ... y también lo de Dan, dudo que llegue ,a donde están los demás, vivo... pero siempre me sorprendes así que a esperar al próximo viernes noma :(

    PD: haber si le agregas en los próximos capítulos el fantasmita de Cuco! porfiss... tiene que estar presente :'(

    Apapachos!!! aios! :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Meli, lo de cuco fue duro, deprimente, un golpe bajo, pero hay que seguir, hay que seguir...
      Podria meter al fantasma de cuco en la historia, que vuelva algo asi como un salvador que ilumina de repente el oscuro camino de los protagonistas... pero no seria como mucho? Ademas, ejem, creo que eso ya se ha hecho, Gandalf ejem...
      Bueno, abrazos, y decile a Roger que vuelva al blog o no me quedara otra alternativa que mandarle a uno de mis monstruos... al fantasma de youtube, por empezar.
      Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Manuel Vargas, aun no zombi28 de septiembre de 2014, 21:12

      gandalf era fantama???????, lo mato el balfrog o como sea que se llamara el moustro???

      Eliminar
    3. si y no. De hecho Gandalf en ese universo ficticio es un Maia, un espiritu, asique tecnicamente no puede morir. En la pelea con el balrog los Valar (los dioses) lo envian de vuelta a "terminar su tarea".

      Eliminar
    4. Despues de la erudita respuesta de hernan no queda mas que decir, excepto que yo no quise decir que gandalf era un fantasma, sino que hice un torpe intento de comparacion entre el hipotetico regreso de cuco y el regreso de gandalf (luego de su pelea con el balrog), justo cuando los otros mas lo necesitaban. Que, dicho sea de paso, es uno de los momentos mas emocionantes e inolvodables del libro (al menos para mi).

      Eliminar
  15. hola mauro croche por ahi comentan que una persona de 5o años no es del gusto de pelis de terror yo los tengo y me encantan tus historias y esta la voy siguiendo de viernes a viernes pero no seas malo adelanta algo los martes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro mi estimad@, no hay edades para el genero, de hecho el rey del terror Stephen King ya tiene 65 o 66 anios... lo que pasa es que la lectora que comento tiene 15 anios, y a esa edad, como bien recordaras, te parece que los de 20 son viejos, y los de 40 son Matusalen jaja. Todo es cuestion de perspectivas... un abrazo.

      Eliminar
    2. a si es mauro pero yo creo que no hay edad cuando se trata de leer unos buenos cuentos de terror como los tuyos, lo unico malo de mi edad es que con tanto suspenso va a terminar por darme un paro cardiaco y la que va a terminar en un largo viaje a la oscuridad soy yo ...jajajaja... buen fin de semana mauro e igual mente un abrazo.

      Eliminar
    3. pues si asi son los jovenes pero yo creo que para leer unos buenos cuentos de terror como los tuyos no hay edad lo malo de mi edad es que con tanto suspenso va aterminar por darme un paro cardiaco y la que va a terminar haciendo un largo viaje a la oscuridad soy yo jajaja..buen fin de semana mauro e igualmente un abrazo. muy att. marian


      Eliminar
    4. Jaja Marian, que exageracion, ni que tuvieras 80 años!! Y en todo caso, seria "un largo viaje a lo celestial" (hay que ser optimistas). Saludos.

      Eliminar
  16. Manuel Vargas, aun no zombi28 de septiembre de 2014, 21:42

    buen capitulo!!!!!!! hoy si te luciste mi hermano de las sombras, me gusto la parte de la accion, como es que este Quiroga reparte golpes por todos lados, digno hijo de chuck norris (porsupuesto que habemos mucho que sabemos quien es el ranger de texas, aclaracion par ala Ely), bien, me parece demasiodo bien hoy si te rayaste, veamos que mas nos dicen las letras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Manuel, veo que lo tuyo son los golpes y las patadas, lo que indica que eres un viejo consumidor de las pelis de bruce willis, stallone, chuck norris y arnold (ni loco escribo el apellido). Te digo una cosa, yo tambien lo era, y de hecho extraño un poco esos filmes. Los tiempos cambian... te mando un abrazo.

      Eliminar
    2. Al habla Eli:
      Bueno, esas pelis nos las dejáis de herencia a los jóvenes de hoy en día.XD
      Por lo menos a mí que soy una joven de hoy en día algo particular... A volar cometas por el cielo.

      Eliminar
    3. Manuel Vargas, aun no zombi3 de octubre de 2014, 23:31

      si y no olviden a sasha mitchel, el de kickboxer!!!!, la verdad me gustan mas de misterio, y las de terror, pero las de verdad no las de zombis que solo quieren comer gente, o de deformes con cierras (lease masacre en texas), definitivamente si soy cinefilo

      Eliminar
  17. Hola mauro soy charo de peru....tu novela seria digno para hacer una pelicula de ella...lo haz pensado?? Si te lo propusieran lo aceptarias ???? O alguna vez te lo han propuesto??...saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al habla Eli:
      Ves.......Ya tenemos más votos para hacer la propuesta.....

      Eliminar
    2. Claro Charo, a mi me encantan las peliculas, tanto como los libros, y seria un sueño hecho realidad si alguien decidiera llevar esto al celuloide. De hecho, proximamente se va a estrenar un corto basado en uno de mis cuentos, hay firmes intenciones de filmar "muñeca maldita", y ahora estamos haciendo con unos chicos de venezuela una miniserie de terror, que tiene guion de mi autoria. No me puedo quejar en ese aspecto, y de hecho estoy bastante contento con lo que se consiguio hasta aca. Se que no es mucho, es mas bien poquito, pero por algo se empieza. Abrazos!!

      Eliminar
    3. Al hbla Eli:
      ¡Genial! Por cierto, ¿esto va a llegar a España?

      Eliminar
    4. Seguro, casi todo se sube a internet hoy en día!!

      Eliminar
    5. Al habla Eli:
      ¡Qué guay!
      ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Viva Internet!!!!!!!!!!!

      Eliminar
  18. Hola mauro soy ezequiel, La verdad un aplauso porque lograste que lea todos los capítulos de tu cuento porque te soy sincero ami este tipo de cuentos no me gustan a mi me gustan mas los cuentos de demonios y espíritus y te digo un secreto en realidad ni pensaba leer tu cuento pero como vi que esto iba para rato me decidí a leerlo y la verdad si que me atrapó me ley todos los capítulos en un día y me encantaron haci que una vez mas te FELICITO y el viaje en
    autobús por el centro te lo medeces vos y no te preocupes que voy a hacer una colecta con todos tus lectores para que al menos lleves algo para comer en el viaje ja ja ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí leíste todos los capítulos en un día eso quiere decir que leíste más de 200 páginas wow te felicito Ezequiel. Sé que a muchos de los antiguos lectores de los cuentos cortos les dio pereza y no quisieron seguir con la historia, pero bueno, ellos se lo pierden jeje. Igualmente todavía están a tiempo... Un abrazo y gracias por tus palabras!!

      Eliminar
    2. Sí leíste todos los capítulos en un día eso quiere decir que leíste más de 200 páginas wow te felicito Ezequiel. Sé que a muchos de los antiguos lectores de los cuentos cortos les dio pereza y no quisieron seguir con la historia, pero bueno, ellos se lo pierden jeje. Igualmente todavía están a tiempo... Un abrazo y gracias por tus palabras!!

      Eliminar
  19. hohohohooola! a todos! *redobles* el Homosapiens eruptus ha llegado aquí, bueno mejor dicho, he vuelto! :D y también te pido disculpa Mauro u_u por faltar estas semanas, es que estaba en duelo por la muerte de Cuco :/ La familia, los hijos y el trabajo siempre lo terminan consumiendo a uno. Pero ahora que he vuelto me he sorprendido por lo ocurrido hasta ahora.

    -Por unos momentos estabas seguro que Quiroga había matado a su hijo, y todo el lío de la búsqueda solo era producto de su desesperación y perdida de cordura.

    - Oh oh! alguien está buscando venganza , aunque tiene todo el derecho ya que Dan fue utilizado peor que un Muppet. Dan debería eliminar del facebook a Quiroga. Se lo merece! jump!

    - Extrañamente me estoy sintiendo apiadado de las tentaculosas criaturas :( Ellas tan solo quieren adoptar hijos, formar su hogar, incubar huevecillos en nuestros cerebros, participar en realitys y seguir adoptando hijos. Solo eso! Quieren vivir la vida de una criatura normal! Tengamos compasión de ellas.

    - Definitivamente el regreso de Amanda,le dará un toque de romance a la historia. Aunque a Dan no le interese mucho pensar en eso, uhmm pensándolo bien yo le hubiera sugerido a SuperDan que llame a Sireno-man , el si le hubiera ayudado.

    - Ahora que Quiroga al fin conocerá a esas las babosas tentaculosas, descubriremos muchos secretos secretamente secretados.

    - Sigo en Duelo por cuco :( , él no debía morir, el era la clave en la historia. Pero debo superarlo, lo sé.


    Bueno hasta la próxima parte! la espero con ansias mientras abrazo los posters de Cuco :( Arrivederci!

    PD: Cuco te morderá los pies en la noche. ten cuidado... no revises bajo la cama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahh y por lo de la mordida en... ouch! Despues de leer eso me produjo una extraña mezcla de sentimientos que me es difícil de reconocer en mí . jaja solo estoy seguro que desde ese día, Quiroga ya no volverá a ser el mismo.

      Arrivederci!

      Eliminar
    2. Hola Roger, te repito lo que le dije a tu chica: hay que superar la muerte de Cuco!! Por otro lado, ¿te diste cuenta que en casi 20 capítulos y el equivalente a unas 220 páginas de la novela, sólo hay dos muertes, y curiosamente, ninguna es humana? La primer muerte fue la de la criatura que Quiroga achicharró con el lanzallamas, y la segunda fue la más lamentable, la de Cuco. Te cuento esto porque recién hace poco me di cuenta de esto, y no sé, me parece un detalle bastante revelador acerca de lo que es la novela, en donde hay más suspenso y misterio que otra cosa. ¿Tendré que empezar a matar más gente? Todo depende de cómo siga esto.
      Por tu culpa ahora tengo miedo de sacar la pierna de la cama cuando estoy durmiendo. Sé que soy un hombre adulto, casado, con un hijo, y que la cosa que vive debajo de mi cama no existe, pero también sé que si saco una pierna o un brazo, la cosa me agarrará...
      Abrazos!!

      Eliminar
    3. Al habla Eli:
      A este paso y después de leer el comentario voy a acabar durmiendo con mi madre. Teeeengo miedo.......¿Alguien revisa debajo de mi cama? ¿El el armario? ¿En el váter? Ok, en el váter no...Pero es que ahora ya no duermo...

      Eliminar
    4. Cuco se vengará! créeme.. se hará justicia. Dejaste en duelo a miles de seguidores :( ...

      PD: Mauro y Eli ... en verdad no miren debajo de la cama y mucho menos se oculten bajo una mantita. Él lo sabe. *musica de suspenso*


      RPD: xD arrivederci chavalillos,,, yo también me asusté :C

      Eliminar
    5. Jaja "yo también me asusté" jajaaaaaaa.

      Eliminar
    6. Al habla Eli:
      Esto me va a causar un trauma....jajaja

      Eliminar

Más Cuentos de Terror:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...